junio 04, 2018

Recordar es volver a vivir





Ana María Román Díaz
Biblioteca MV José de la Luz Gómez
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
Universidad Nacional Autónoma de México
México, D. F., C. P. 04510
Fofos: Fernando Carlos Hernández

El 21 de abril acudimos al merecido homenaje de uno de los colaboradores de la revista: Felipe Román López, quien ese día cumplió 91 años.


Semblanza
Jesús Felipe Román López nació en la Ciudad de Teloloapan, Gro. el 21 de abril de 1927. Hasta la fecha, su vida ha sido un largo peregrinar entre médicos, enfermos y pacientes.
Su padre fue médico, así como su hermano mayor, un primo y su tío: Alberto Román Cuevas, quien fue constituyente en 1917.
Los primeros años de primaria los cursó en Taxco, Gro., iniciándolos a los tres años, continuó en Teloloapan. A los 8 años estaba en quinto de primaria y lo enviaron primero con su tío Alberto a la Ciudad de México y después a Toluca, Mex. con sus abuelos maternos.
En Toluca estudió hasta la Preparatoria en el ICLA, donde terminó en 1945, se trasladó a la Ciudad de México para ingresar a la Escuela de Medicina de la UNAM y formar parte de la gloriosa generación 1946-1951.
Se tituló los días 9 y 10 de mayo de 1952. Casó por lo civil el 13 de junio con la extraordinaria mujer llamada Celia (1928-2002), quien fue su novia los últimos años de la carrera y el 3 de septiembre contrajo matrimonio religioso.
Con su primer hijo, Luis Felipe se trasladaron a Teloloapan donde formaron una numerosa familia, constituida por 6 hijos, tal como lo habían planeado.
Vivieron 17 años en Teloloapan, ahí obtuvo todos los cargos que se propuso: cirujano del Centro de Salud con Hospital, miembro del patronato que lo construyó, director del mismo; jefe de Sector Sanitario con 3 centros de salud a su cargo; responsable del puesto periférico del ISSSTE, de una subclínica y de una clínica; médico del Sistema Eléctrico “La Suriana” de la CFE; médico de la Sucursal del Banco de Comercio y miembro del Consejo Consultivo del Banco; fundador de la Sociedad Médica de Teloloapan y presidente 2 ocasiones, miembro fundador de la Sociedad Médica de Tierra Caliente de Gro. y de la Federación Médica del Estado de Guerrero; miembro de la Sociedad Guerrerense de Salud Pública; profesor de biología en la Preparatoria, de instrucción de enfermería de la Secundaria IMA y de biología en la Secundaria nocturna donde fue su alumna su esposa; presidente municipal de Teloloapan en 1960, así como diversos cargos en agrupaciones de ayuda social.
En 1969 se traslada con su familia a la Ciudad de México, habiendo conseguido entrar al IMSS, donde aprueba el ingreso a la Sociedad de Pediatría del IMSS en el Hospital de la Raza. Fue profesor de cursos de posgrado y de alumnos de pregrado de la UNAM y de la Universidad Lasalle.
Resultó pensionado por invalidez, luego de un accidente automovilístico en mayo de 1986.
Trabajó en la UAM de febrero de 1989 a septiembre de 2004 con la plaza de pediatría.
Se retira a su casa donde hasta la fecha no ha dejado de atender infinidad de pacientes, tanto amigos y familiares que lo solicitan por lo acertado de sus diagnósticos, de sus tratamientos y por la calidez de su trato.


Una vida intensa, acompañado de su incansable esposa, fueron grandes benefactores del municipio donde vivían.
Yo no olvido cuando veíamos juntos la televisión por las noches, aquellos paseos los jueves a los manantiales y cascadas tan abundantes en la zona; cuando me daba miedo y me iba a dormir a su cama. Las tardes en que tenía tiempo y me ayudaba a hacer las tareas, consultando los muchos libros que teníamos, desde entonces me enamoré de ellos y los considero mis grandes amigos; cuando hicimos juntos aquella cirugía al Raquet --nuestro Collie-- eso me apabulló, estar ante un gran cirujano, pero creo que no lo hice tan mal, no me regañó. Por darme la mejor infancia y la seguridad de mi caminar por la vida, gracias.














No hay comentarios: