febrero 28, 2018

La Historia del Ejército Charro


Juan Manuel Cervantes Sánchez

La Segunda Guerra Mundial fue un conflicto militar a nivel global, empezó el 1 de septiembre de 1939, con la invasión alemana a Polonia. A partir de ese momento se consolidaron dos alianzas militares; Las Potencias del Eje (Alemania, Japón e Italia) mientras por otro lado estaban Los Aliados de la Segunda Guerra Mundial. De esta forma los grandes contendientes destinaron toda su capacidad económica, militar y científica al servicio del esfuerzo bélico, borrando la distinción entre recursos civiles y militares. Fueron movilizados más de cien millones de militares y se estableció un estado de guerra total sobre todo en Europa, el resultado final fue la muerte entre 50 y 70 millones de personas.

La guerra en Europa terminó con la captura de Berlín por tropas soviéticas y polacas, así con la consiguiente rendición alemana el 8 de mayo de 1945, mientras que en Asía terminó el 15 de agosto de 1945 tras el bombardeo atómico norteamericano a Hiroshima y Nagasaki.

El gobierno mexicano se mantuvo neutro hasta el 13 de mayo de 1942 cuando el primer barco petrolero mexicano “Potrero del Llano” fue atacado por el submarino alemán U-564 frente a la costa de Florida. Una semana después el submarino alemán U-106 atacó al barco “Faja de Oro” cuando navegaba frente a Pinar del Río. De esta forma México dejó la neutralidad que mantenía en la Segunda Guerra Mundial y abrió hostilidades contra los países del Eje (Alemania, Japón e Italia). Sin embargo, los ataques navales continuaron contra los barcos: Tuxpam, Las Choapas, Oaxaca y Amatlán, entre junio y septiembre de 1942.

Pero en el momento de declarar la guerra a los países del Eje algunas personas pensaron que una eventual invasión podría ser real. Fue así que el Sr. Antolín Jiménez Gamas, presidente de la Asociación Nacional de Charros y excombatiente de los Dorados de Villa, creó en septiembre de 1942 el ejército charro al que se le llamó “Legión de Guerrilleros Mexicanos”. Sus integrantes entonces se prepararon para combatir a las fuerzas alemanas.

Tuvo dos razones para crear esta legión, incluso con el permiso del gobierno del entonces presidente Manuel Ávila Camacho. Porque tenía experiencia en guerra y conseguir visibilidad para tratar de colarse de nuevo a la política. De acuerdo a Antolín Jiménez Gamas, el propósito del nuevo ejército era: “Defender con nuestras vidas el honor del inmaculado pabellón tricolor, símbolo de libertades y emblema de una heroica tradición”.

Durante un año los grupos de legionarios aprendieron estrategias de guerra que les enseñaron excombatientes de la Revolución. “Entrenaban los domingos a toda la gente a caballo, con machetes y sus armas”. Nunca usaron su entrenamiento porque el ataque no ocurrió, pero en su momento el país se lo tomó muy en serio.

A raíz de esto en 1944 se creó la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana (Escuadrón 201), que en junio del año siguiente participó en las batallas de Japón.

Esta historia la conocemos ahora gracias a la labor de Fernando Llanos que, escudriñando en el archivo de su abuelo (Antolín Jiménez Gamas), encontró materia suficiente para articularla. Después de años de trabajo hizo el documental “Matria”; en 2014 se presentó en el Festival de Cine de Morelia y luego fue exhibida en otros certámenes internacionales.



Fuentes de consulta: 
Tomada de: http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-37426533
http://www.animalpolitico.com/2016/10/ejercito-charro-mexico-nazis/

No hay comentarios: