junio 06, 2016

Cómo entender la dinámica del rumen sin morir en el intento. Cuento didáctico

Juan Manuel Cervantes Sánchez
Departamento de Nutrición Animal y Bioquímica
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
Universidad Nacional Autónoma de México
Email: jmcs19@yahoo.com
Resumen
Los cuentos didácticos son una pieza básica en la consecución de los objetivos educativos, son, así mismo, complemento a las diferentes actividades educativas. Tiene como finalidad introducir al estudiante en un área muy bien definida del conocimiento, en un corto tiempo. En esta ocasión este recurso didáctico es utilizado para orientar a una alumna, estudiante de la carrera de medicina veterinaria y zootecnia sobre el tema de cómo es la dinámica de los alimentos en los rumiantes, esto es la circulación del alimento entre la boca, el esófago, el rumen, retículo, omaso y abomaso.

Palabras claves: Rumiante, dinámica, alimento, rumen, remasticación.
Summary
Teaching stories are a basic element in achieving educational goals, are, also, a complement to the various educational activities. It aims to introduce students to a well defined area of knowledge in a short time. This time this educational resource is used to guide a student, student career veterinary medicine and animal science on the subject of how the dynamics of food in ruminants, this is the flow of food from the mouth to the esophagus the rumen, reticulum, omasum and abomasum.

Keywords: Ruminant, dynamic, food, rumen, remastication.

Cómo entender la dinámica del rumen sin morir en el intento
Cuento didáctico
-Hola profesor Azoé, fíjese que no entiendo bien cómo funciona el rumen.
-No es tan complicado como parece ¿qué te parece si recordamos el aparato digestivo de los animales?
-De acuerdo profesor Azoé.
-El aparato digestivo de los animales en general está formado por varios órganos: boca (lengua, dientes, glándulas salivales), esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso. Además posee varias válvulas que regulan la velocidad de paso del alimento: epiglotis, cardias, píloro, válvula ileocecal y esfínter anal. Por otro lado, también se vierten al interior del digestivo diferentes secreciones (saliva, jugo gástrico, jugo pancreático, jugo entérico y bilis) para reducir las macromoléculas a su mínima expresión activa.
-En el caso de los rumiantes además de los órganos que antes mencioné hay tres compartimientos antes del estómago verdadero también llamado abomaso, este produce jugo gástrico. El retículo actúa como una bomba de paso, mientras que el rumen es una cámara de fermentación en donde diversas especies de bacterias y protozoos atacan al alimento produciendo ácidos grasos volátiles y amonio. Esta misma flora microbiana del rumen produce lo que se conoce como proteína microbiana que llega hasta el abomaso y es aprovechada a nivel intestina. Una característica de las bacterias ruminales es que producen vitaminas del complejo B. Finalmente el omaso es sólo un filtro que evita que las grandes partículas de alimento pasen al abomaso.
-Esa dinámica del rumen me desespera.
-Es muy fácil, es como hacer cualquier trámite en alguna oficina de la burocracia de la ciudad de México, D. F.
-Pues de plano no lo entiendo profesor.
-Ten un poco de calma y entenderás. ¡Sale!
-Verás, imagínate que voy a hacer un trámite a una oficina de gobierno y para empezar hago fila en el escritorio de información. Después de media mañana me mandan al quinto piso. Estando ahí me piden una constancia de domicilio. Entonces les entregó una copia del recibo del agua de mi casa, ¡pero qué crees! mi hogar no existe porque todavía el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) no pasa los datos del último censo. Entonces tengo que ir a tu delegación a que me den un documento que acredite que mi cantón está ubicado en algún lugar de la ciudad de México.
Con documento en mano (3 días después) me revisan la documentación y me dan un pase para el cuarto piso. Gustoso me dirijo a esa oficina. Y ¡qué crees! me piden mi acta de nacimiento, y yo se las proporciono; pero ya me agarraron en curva ya que lleve el acta que me regalo mi abuelita antes de que muriera a finales del siglo pasado. Entonces la encargada me dice:
-el acta de nacimiento debe ser expedida por el registro civil respectivo máximo hace seis meses, cuando la tenga viene de nuevo, dice la burócrata. Y ya sabes, hay que ir al registro civil a solicitarla.
-Armándome de valor y con el orgullo a medios chiles volví dos días después. Ya con acta actualizada en mano, regresé con una pose que ya la quisiera Napoleón II, y entonces me envían al tercer piso. Esto es pan comido pensé ¡Craso error!
-Ya con el pase al tercer nivel, veo a los del quinto piso, y socarronamente pienso, “pobres ilusos”, sin saber lo que aún me espera. Ya en el mostrador la empleada con bigotes de tamal de rajas en la comisura de los labios me dice:
-¿Trae su RFC? (Registro Federal de Causantes)
Yo muy orondo le doy los datos. De pronto, las cosas se salen de control: -¿Y su homoclave? Atónito pregunté: -¿Mi homo qué?
Poco paciente la empleada me dice: -pues verá no es usted el único con ese RFC, en la pantalla de la computadora aparecen 12 personas con ese registro. Y ¿cómo puedo saber cuál de los doce es usted? ¿Será que usted es este que esta boletinado por la policía por golpear a su mujer?
-Oiga, no juegue, ese amigo tiene 25 años y yo ya le ando pegando a la tercera edad.
-Pues a ver cómo le hace porque sin homoclave no hay pase.
Después de algunos días con homoclave en mano regresé, y aunque no lo creas, me dieron el pase para el segundo piso. Muy ufano arribé al segundo piso y ¡oh sorpresa!, y -¿su Curp? (Clave única de registro poblacional).
-¿Mi qué? pregunte azorado, ¿Qué es eso? El  empleado en voz baja me dijo, yo tampoco sé qué es, pero sin curp no hay pase.
Después de preguntar entre mis amigos, entre a una página de internet y milagrosamente la conseguí. Muy canchero con curp en mano conseguí el último pase al primer piso.
Me presenté en las oficinas, ¡pero qué crees! no había servicio porque los trabajadores administrativos estaban haciendo un mitin para apoyar a un nuevo dirigente del partido aplanadora en el D. F. Después de esas espontáneas manifestaciones de la plebe, las oficinas se abrieron por un rato, pues a su vez llegaron los damnificados de la línea 12 del metro a hacerla de jamón. Cuando llegué la secretaria se estaba comiendo una torta doble de pierna adobada. Yo la miré fijamente, ella pensó que la veía lujuriosamente, pero error, era el chile chipotle el que se me antojo.
-Hola guapo, vienes por el último pase. Con ese porte ya lo tienes, al reverso esta mi email llámame, te estaré esperando, no olvides llevar tu currículum vitae bien actualizado y con sus respectivas constancias.
-Oiga profesor, que rollo, y eso que tiene que ver con el rumen y el alimento.
-Pues es muy parecido.
-Si cómo no, cuénteme una de vaqueros, y yo me chupo el dedo chiquito del pie izquierdo.
-Te explico: Las vacas ingieren su alimento, momentos después el alimento permanece en la boca, pasa por la epiglotis, resbala por el esófago, vence al cardias, entra el retículo y lo bombea al rumen. En este último hay cinco estratos, el alimento recién ingerido llega al estrato de arriba. Algunas horas después comienza la rumia, es decir el alimento regresa a la boca y es remasticado, y regresa al rumen pero al cuarto estrato.
-¡Ah! entonces el edificio del que usted habló es una analogía de lo que sucede en el rumen. Esto es, el alimento es ingerido por la vaca, llega al quinto estrato ruminal, comienza la regurgitación el alimento regresa a la boca, es remasticado, otra vez regresa al rumen, pero al cuarto estrato, después otra vez viene la rumia, el alimento retorna a la boca donde es molido y regresa al tercer estrato del rumen y así hasta llegar al primer estrato. Y ¿qué le pasa al alimento que está en la parte de abajo del rumen?
-Pues regresa del rumen al retículo, pero esta última vez se dirige al omaso, después al abomaso y continúa la digestión como en los otros animales.    
-¡Ah pues si profesor Azoé! la analogía es buena. Gracias por el cuento del edificio ruminal.

-Bien, ve con cuidado, algún otro día nos veremos ¡Vale!

No hay comentarios: