marzo 04, 2016

La edad indicada. Artículo de opinión

Sarah Guadalupe Rosas Gutiérrez




Hace algunos días saqué a pasear a mis perros al parque de la localidad pero, a diferencia de otros días, el parque estaba repleto de niños, era de esperarse en vacaciones, acababa de ser día de Reyes y me topé con la casualidad de un niño con cachorro nuevo, no pude ignorar el comentario de una señora que fue más o menos algo así  "Así que le compraron un compañerito nuevo a Fulanito" a lo que la madre de Fulanito respondió "Pues claro, ya está en edad de tener una mascota", repetí esa frase en mi cabeza una y otra vez pero aun así no le encontré sentido, especialmente porque a juzgar por la manera en la que Fulanito trajo al pobre perro todo el tiempo que estuve ahí ni Fulanito, ni el perro parecían estar en su mejor momento. 

¿Cómo saber cuál es la edad adecuada para tener una mascota?, ¿Es igual para todos?, ¿Quién puso los parámetros?, Me estuve preguntando eso todo el día hasta que de pronto me pregunté a mi misma ¿a qué edad tuve mi primera mascota? La respuesta fue inmediata: desde siempre. En mi casa siempre hubo animales, la casa de mis padres está pegada a la casa de mi abuela y ella la usaba como refugio para animales callejeros o cualquiera que lo necesitara, ella siempre abría las puertas de su casa a perros, gatos, aves y todo animal al que ella pudiera proporcionarle una buena vida, así que siempre tuve pero ¿Eso significaba que estaba lista para tener mascotas? Tal vez mi edad adecuada para tener mascotas fue cero años, algunos días y algunas horas, tal vez esa es la edad adecuada para todos pero como es costumbre mía seguí divagando, recordé a algunos miembros de mi familia, un poco lejanos, que su edad adecuada para tener una mascota, en mi opinión, aun no llega, recordé todas esas veces en las que vinieron de visita con sus pequeños niños en "manada", que así como llegaban tumbaban todo a su paso, vino a mí la imagen de uno de esos niños jalando las orejas a una las perras más viejas que tenía mi abuela, recordé a una tía quejándose de que "Ese horrible gato de ahí" acaba de rasguñar a su angelito, un angelito qué había pasado toda la mañana fastidiando al pobre gato, entonces casi podría asegurar que ellos no habían llegado a la edad para tener una mascota, cuando estaba a punto de afirmar que la edad adecuada es diferente en todos y que no existe una constante que defina cuándo es el momento indicado me di cuenta de algo: El pensamiento de que existe una edad para tener una mascota es la razón por la que millones de animales de compañía son abandonados cuando un bebé viene en camino, es la razón por la que tantos perros y gatos son echados a la calle por la más mínima reacción de defenderse de su primerizo y pequeño amo latoso, entonces pasaron algunos minutos antes de que pudiera notar cuál era la diferencia entre mi caso y el caso de mis parientes lejanos, era más sencillo de lo que creí, es un poco de esto y aquello pero bien se puede resumir en educación, definitivamente existe un contexto adecuado, pero no depende de tu nivel de madurez, de qué tan sociable eres, de qué tan alto vas a ser y mucho menos de la edad, depende de la educación que nos han dado.

En nuestras casas nos enseñan que debemos respetar a los mayores, a los profesores, a nuestros compañeros, que debemos amar a nuestra familia, que debemos sentir empatía por los que menos tienen, que la amistad es importante y el amor es el regalo más grande, nos enseñan todos estos valores básicos cuando somos niños y nos convertimos en periquitos a los que cada que les preguntaban "¿Sabes cuáles son los valores?" Respondíamos "el amor, el respeto, la amistad, el respeto, el amor y la amistad y el respeto...", el problema no es que en algún momento nos los memorizáramos sin saber realmente porque se llaman valores, el problema no es que solo recordáramos esos tres porque, en mi opinión, son los cimientos de todos los demás, el verdadero problema radica en que los humanizamos, los convertimos en algo que sólo aplica, que solo vale si es en relación humano-humano, si esto no fuera así, si todos entendiéramos que todo ser merece respeto, que al domesticar animales de compañía no significó obtener un derecho sobre ellos sino adquirir una responsabilidad para con ellos, dejaría de haber niños que cuando ven a un perro en la calle gritan y lo patean como si estuvieran viendo un asesino; comprenderían que el perro tiene tanto derecho de estar ahí como él, dejaría de haber papás que tiran al mes, mes y medio a las mascotas que le regalaron a sus hijos y mujeres embarazadas que después de oír el primer rumor se deshacen de sus mascotas; comprenderían que haber adquirido una mascota significaba adquirir la responsabilidad de darle una vida digna y que por lo tanto merece el mismo respeto, no habría mascotas maltratadas por niños/jóvenes/adultos malcriados, dejaría de ver gente que patea, moja, envenena, etc. a los animales callejeros (actualmente los llamamos animales de dueños irresponsables); comprendería que los verdaderos culpables de los botes de basura volteados, de los maullidos en la noche, etc. son los humanos, tal vez ni siquiera habría perros y gatos callejeros, así que dejaré de repetir "Fulanito aún no tiene la edad para una mascota" o "Fulanito ya tiene la edad", porque en mi opinión no existe una edad adecuada, existe la educación adecuada y si Fulanito no la llega a tener jamás, si Fulanito no es capaz de entender los valores básicos en relación humano-animal, no importara si tiene 2, 3 o 90 años, no estará listo para tener una mascota pero ¿de dónde la obtendrá?.

Para explicar mi última conclusión tendré que empezar diciendo que cuando terminé mi discusión interna para poder escribir este artículo no pude evitar hacerme una última pregunta, porque al parecer es lo que hago mejor, ¿Por qué pensé que yo siempre estuve lista?, no nací comprendiendo todo lo que alegué pero entonces recordé todas las frases de mi abuela a lo largo del tiempo que la tuve conmigo, frases como “…pero síguele rascando los huevos al tigre” para  cuando te habías buscado una mala  respuesta o reacción, “los gatos ruegan por puertas abiertas y personas pend…s” para cuando dejábamos sola la comida en la mesa y las puertas abiertas, sabiendo que había más animales que personas en esa casa, pero la que más recuerdo, la frase que siempre llevaré conmigo fue “Mientras más conozco a los humanos, más quiero a mis animales”, así que no, no siempre estuve lista pero tuve la mejor guía, se que así como yo la tuve en mi abuela muchos otros la encontraron en sus padres, sus hermanos, tíos, primos, amigos, etc., no puedo evitar pensar que si no la hubiéramos tenido tal vez jamás hubiéramos estado preparados para tener una mascota, así que ahora nos corresponde a nosotros dejar de pensar y decir que hay gente que no está “lista” para una mascota, porque nosotros en un principio tampoco lo estábamos, mejor seamos guías, mejor enseñemos lo que ahora entendemos, así que cuando nos encontremos con Fulanito que quiere tener una mascota y nosotros sintamos que no está listo no respondamos “No tienes edad para tenerla”, guiemos a Fulanito para que lo este.


No hay comentarios: