marzo 04, 2016

El mundo poco conocidos de las suculentas (Parte 3)

Biol. Diego Ramírez Toríz


Existen alrededor de 1,400 especies de cactáceas en el mundo, de las cuales 669 son mexicanas (Guzmán et al. 2003) y 518 endémicas. En los desiertos Chihuahuense y Sonorense, así como algunos _valles de Hidalgo y Querétaro se encuentra cerca del 60% de los géneros de México, de los cuales, 25% son propios o exclusivos del país. Además cerca del 44% de los cactus mexicanos crecen sólo en esta extensa región, de las cuales posiblemente más de 400 son propios de México (Arias, 1997). También en la región de Tehuacán-Cuicatlán, en los estados de Puebla y Oaxaca existe una gran diversidad de cactos.


En las entregas pasadas describimos algunas familias de suculentas, las cuales tenían como características la formación de tejidos que  acumulan agua, se había mencionado el concepto de evolución divergente, como esta ayudaba a la sobrevivencia y reproducción de las especies que compartían características  totalmente diferentes y sin embargo, provenían de la misma familia, como es el caso de  las Euphorbias; en este artículo nos centraremos en las características de la familia Cactaceae.  Se había considerado que todas las plantas que acumularan gran cantidad de agua eran suculentas, pero que no todas las suculentas son cactus, esto se debe a las adaptaciones altamente especializadas con las que cuentan gracias a las presiones del ambiente donde habitan, estas condiciones tales como el clima árido y desértico en el que se desarrollan han generado como consecuencia, la reducción de la amplitud foliar, y la deshidratación al crecer en forma globosa, también el engrosamiento de la piel, la atrofia y transformación  de las hojas en espinas o escamas en algunos casos, las cuales ayudan para la condensación del agua durante la noche, para así conducirla hacia sus también muy largas raíces las cuales, absorben de manera eficiente toda el agua que sea posible. Estas hermosas plantas también han desarrollado una estrecha relación con mamíferos voladores (murciélagos), insectos y aves, los cuales son necesarios para la polinización de sus flores, y la consecuente propagación de sus semillas. 

En México su conservación es de gran importancia pues aparte de tener una gran diversidad de estos y varios endemismos, su uso como planta ornamental y su uso en la gastronomía los convierte en parte de la flora con prioridad para evitar su rápida extinción, muchas estrategias tales como el establecimientos de UMAS( Unidades de Manejo Ambiental) y PIMVS (Predios o Inmuebles para el Manejo de Vida Silvestre) han dado excelentes resultados para involucrar a  la población y concientizarla sobre esta familia que no solo es parte de la identidad nacional, sino también posee un gran valor biológico y es posiblemente la familia que pueda afrontar uno de los retos más importantes, como es el combate ante el palpable calentamiento global, la falta del recurso agua, su cuidado y aprovechamiento que será indispensable en los años venideros.


Astrophytum miriostygma “var” nudum


Gymnocalycium anisittsi

No hay comentarios: