junio 06, 2015

Primaveras de vida

Felipe Román


¡VIDA, se que tu me has dado muchas primaveras!
Primaveras que fueron las facetas ingentes.
Facetas que colmaron de recuerdos mi mente,
recuerdos y citas que en mis horas insomnes,
fluyendo en torrente, son ortos y ocasos vivaces
que despiertan mi cuerpo y lo hacen vibrar.
Hoy quiero evocar las que han sido torales,
las que la vida me dio en horas precisas
y fueron en mi vida acicate y blasón.
Primavera de mis años mozos, cuanto te añoro
porque tu motivaste mi juvenil ansiedad,
que impulsó mi existencia, como alud bullanguero,
a luchar con denuedo y el triunfo buscar.
Primavera en verano que madura las mieses,
que a la verde campiña enriquece de flores,
y, a mi casa madura, tornaste en hogar,
transformando mi vida al llenarla de amores
(cual renuevos de olivo llegaron mis hijos)
y su alegre presencia, transmutó mi penar.
Primavera en mi otoño. renuevo de amores,
cerca de mi ocaso te aguardo anhelante,
con temor en la mente, asaz expectante,
en quimérico ensueño...¡Por si te vuelvo a ver!.
Hoy que siento el invierno acercarse a mi vida,
al terruño querido quisiera volver,
donde tantas primaveras me llenaron de ensueños,
de esperanzas, fracasos, triunfos y amores,
que templaron mi alma y forjaron mi ser..
Primaveras de vida, sean el corolario,
de los años pasados en el duro bregar,
por una vida plena, de quien sabe luchar
y, que aspira tan solo, al amor de sus hijos
y vibra al amparo de risas de niños,

sin temores ni angustias, ni dudas al final

No hay comentarios: