febrero 22, 2015

El mundo poco conocido de las suculentas (Parte 2)

Diego Ramírez Toríz
Biólogo

En el anterior artículo mencionamos características principales de las plantas suculentas tanto cactáceas como crasas, sin embargo, no podemos entender su distribución  y características físicas sin explicar su metabolismo. Como sabemos la fotosíntesis es el proceso biológico y bioquímico que utiliza energía radiante proveniente de la luz solar para sintetizar los carbohidratos del bióxido de carbono y del agua, en presencia de la clorofila, lo realizan todas las células que cuenten con clorofila dentro de sus células, ya sean las algas unicelulares,  hasta las grandes comunidades de bosques distribuidos a lo largo de todo el planeta. Existe una clasificación en organismos vegetales dependiendo de su metabolismo: plantas C3, C4  y CAM, a continuación explicaremos algunos aspectos importantes de estas últimas, que son las que nos competen.
Las plantas que viven en ambientes secos o xéricas, presentan numerosas adaptaciones estructurales que les permiten sobrevivir. Diversas familias de plantas (cactácea, crasulácea, liliácea y orquidácea) han desarrollado un metabolismo que les ha ayudado a sobrevivir y adaptarse, este metabolismo es el Metabolismo Ácido de las Crasuláceas, metabolismo “CAM”, por sus siglas en inglés, y que justamente fue descubierto en la familia Crassulacea
Las células vegetales se caracterizan por tener organelos diferenciados de células animales como la vacuola y el cloroplasto; estos organelos forman parte muy importante de la vida de estos organismos, así como los estomas hablando a nivel estructural, ósea en la hojas. Mientras que las vacuolas almacenan gran cantidad de agua y los cloroplastos que son la máquina metabolizadora de las plantas, a nivel foliar los estomas intercambian CO2 y minimizan la pérdida de agua. En el metabolismo CAM, los estomas antes mencionados, cierran durante el día y abren durante la noche, durante éste proceso, fijan el C02, formando oxalacetato, para luego convertirse en malato y almacenarse en las vacuolas. En las plantas CAM la fijación inicial del CO2 sucede durante la noche. Aunque esto no promueve el rápido crecimiento en la planta, la ruta CAM es muy exitosa para la adaptación a las condiciones xéricas. Las plantas CAM pueden intercambiar gases para la fotosíntesis y reducir significativamente la pérdida de agua lo que les permite sobrevivir en desiertos donde no pueden lograrlo plantas con otros metabolismos (C3 y C4).
Con este conjunto de características podemos comprender por qué los desiertos, y zonas semi-áridas y áridas cuentan con poblaciones de estas magníficas plantas, el porque de su resistencia a largos periodos de sequía y también su morfología.
A continuación hablaremos de otra familia de plantas suculentas, las crasuláceas ,pertenecientes a la familia Crassulacea, ésta es muy conocida, y  se encuentra distribuida en gran parte del hemisferio norte y África meridional, comprende 48 géneros y aproximadamente 1,300 especies; dentro de los género más conocidos encontramos Adromischus, Aeonium (figura 1), Crassula, Echeveria, Graptopetalum, Kalanchoe, y Sedum.
A continuación revisaremos el género Echeveria pues es nativo de México aunque se extiende hasta el noreste de Sudamérica. Aproximadamente cuenta con 390 especies, es un género utilizado ampliamente para uso ornamental, su crecimiento es en forma de roseta, sobreviven a climas áridos y desérticos, aunque también resisten climas invernales, algunas especies en invierno mudan las hojas inferiores y las renuevan terminando este. Su reproducción, puede ser vegetativa, liberando esquejes, esto quiere decir que sueltan hojas, las cuales contienen meristemos, que son los encargados de desarrollar todos los órganos de la planta, creando así un nuevo individuo, aunque éste es un clon de la planta madre; o y por medio de reproducción cruzada, esto es que se producen flores las cuales necesitan ser polinizadas con el polen de otra planta, para así formar semillas.
México es el centro de mayor diversidad y endemismo de este grupo de plantas que está conformado por más de 100 especies, de las cuales el 95 % se restringen exclusivamente al territorio mexicano, 18  de estas especies se encuentran dentro de la Norma Oficial Mexicana 059, encargada de nombrar y categorizar las especies que se encuentren amenazadas  o en peligro, para su conservación y adecuado manejo; tal es el caso de Echeveria laui (figura 2), endémica de Oaxaca, con una categoría de especie en peligro de extinción, la cual puede ser aprovechada de manera legal, y como planta de ornato, para evitar el furtivismo y la extracción de su medio natural. El caso contrario, es Echeveria runyonii (figura 3) la cual no está contenida en la NOM 059, porque sus condiciones en vida silvestre no han sido perturbadas de manera significativa y sus poblaciones no se han visto amenazadas;  fué encontrada por primera vez en el estado de Tamaulipas, también ampliamente usada como planta de ornato; sus cuidados son básicos,  sustrato con un buen drenaje y riego cada quince días, soporta sol directo y soporta temperaturas bajas.
Hasta aquí nuestra segunda parte sobre plantas suculentas, en el próximo número hablaremos sobre la situación de la familia Cactácea en México, sobre usos ornamentales y situaciones de conservación, aparte de una linda galería de fotos de mi colección personal.



Figura 1

Figura 2

Figura 3

No hay comentarios: