agosto 25, 2014

Editorial


Apreciados lectores

La primera escuela de veterinaria en el continente americano nació el 17 de agosto de 1853 por decreto presidencial de Antonio López de Santa Anna, y desde entonces, se ha distinguido por ser una de las mejores a nivel mundial. Por esta razón se celebra en México el día del médico veterinario zootecnista el 17 de agosto. ¡Enhorabuena a todos los colegas!

Presentamos esta vez un número muy nutrido ¡Muchas gracias a todos los colaboradores!.

Culturars contiene bellas fotos de los hongos de Tlazala. David Silva nos cuenta una dulce historia: Los ojos de la muñeca reina.

Seguimos de cerca sus éxitos y con gran orgullo por contarlo entre los amigos de Expresiones Veterinarias, gracias Jaime Parejo.

La sección de los estudiantes nos ilustra con los animales en Egipto. Conoceremos también qué es el Ébola.

Tópicos veterinarios incluye un trabajo sobre aditivos de la carne de nuestro amigo y colaborador Ismael Escutia; no podía faltar la colaboración de Juan Manuel Cervantes con otro cuento didáctico. Agustín Guevara nos comparte un manual de reproducción.

La sección de historia comienza una serie de artículos sobre la Oficina de Estudios Especiales.

¡Espero lo disfruten!

Afectuosamente
Ana María Román de Carlos

Libros electrónicos


Fernando Carlos Hernández
Ana María Román de Carlos



El libro electrónico es una herramienta de apoyo que permite almacenar o guardar información en un medio electrónico con acceso simultáneo en línea, a través de computadoras en las diferentes bibliotecas sin ocupar espacio físico y sin exigir que el usuario acuda a los diferentes centros de información en busca del material.

Los libros electrónicos existen desde que los libros se editan con ordenadores pero no se publicaban en este formato. A finales de 1971 comenzó la historia de los libros electrónicos de forma global. Fue ese año cuando Michael Hart comenzó su Proyecto Gutemberg para crear una biblioteca de libros electrónicos gratuitos; aún existen disponibles en Internet. Algunos autores dieron su permiso para que sus obras fueran de dominio público, otros libros se liberaron porque sus derechos ya expiraron. Para 2009 el Proyecto Gutenberg incluía casi 30,000 libros, siendo la mayoría en inglés.

Hart murió en 2013.

El principal problema para leer dichos libros eran los monitores de esa época, cuya resolución y calidad no estaban diseñadas para leer documentos cómodamente. Cuando mejoran las pantallas, aparecen los documentos en formato digital que además se distribuían por red: correo electrónico, web, por lo que se comienza a leer en pantalla y a no imprimir lo que llegaba a través de la red.

Con la llegada del nuevo siglo, y ante las molestias de leer durante muchos minutos de forma continua o incluso horas en pantalla, se desarrollaron tecnologías que trataban de conseguir que leer libros electrónicos fuera tan cómodo como los libros de papel.

En 2001 aparece el primer libro electrónico, Rinding the bullet de Stephen King, alcanzando los 400,000 ejemplares en menos de veinticuatro horas, incluso el exceso de solicitudes provocó un bloqueo del sistema.

Así en el año 2002 se presentó la primera pantalla que utilizaba Tinta electrónica - tecnología en blanco y negro - (aunque recientemente se están anunciando la llegada de dispositivos con tinta electrónica en color), con diferentes escalas de grises, que no tiene retroiluminación y que por tanto no cansa la vista, consume poca energía, mayor duración de la batería, permite hacer dispositivos finos y de poco peso.

Se deben de tomar en cuenta los derechos de autor como cualquier obra impresa, en 1996 en Ginebra, Suiza se redacta el tratado WIPO de derechos de autor para recursos digitales, entrando en vigor en el 2002. Contempla derechos de distribución, alquiler y comunicación al público; se protegen los programas de cómputo y compilaciones de datos u otros materiales.

El libro electrónico (ebook) tiene la ventaja de incluir una enorme capacidad de almacenamiento de información, posibilidad de transportarla en grandes volúmenes, inclusión de animación, sonido e imagen (importante para medicina, odontología entre otras), adquisición de libros sin límite de caducidad, suscripciones anuales o bianuales o compras a perpetuidad.

Algunos sitios de libros electrónicos

Los libros electrónicos están disponibles en texto completo para toda la comunidad de la UNAM, por lo que su acceso es inmediato dentro del campus universitario.

  • Biblioteca Digital de la UNAM (Todas las colecciones adquiridas por la UNAM)
  • Netlibrary Contiene títulos para Actuaría, Biología, Física y Matematicas adquiridos por la Biblioteca Ricardo Monges López
  • CISnet Contiene publicaciones del MIT en el área de Computación
  • Springer Contiene las colecciones de la editorial Springer de Matemáticas, Cómputo y Lecture Notes in Computer Science.
  • SIAM (Society for Industrial and Applied Mathematics)
  • Wiley online

Biblioteca Digital Conaculta

Un catálogo de 202 audiolibros y 2 mil 500 mil libros digitales para consultar y algunos para descargar sobre literatura, arte y arquitectura, biografías, ciencias políticas, negocios, economía, tecnología, ficción, psicología, y otras temáticas forman parte de la Biblioteca Digital de Conaculta y eBook Collection.

Libros de sanidad

Los estudiantes, médicos y los lectores en general pueden consultar y en algunos casos descargar libros electrónicos publicados por la Secretaría de Salud y la COFEPRIS, textos completos y especializados en temas de sanidad, como farmacovigilancia, manejo higiénico de alimentos, saneamiento ambiental, política farmacéutica, plaguicidas y otros temas.

Biblioteca Digital del ILCE

Un sitio para descargar libros educativos infantiles y juveniles, de ciencia y obras clásicas, es el de la Biblioteca Digital del Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa, donde se pueden adquirir de manera gratuita textos en pdf de decenas de autores como Nietzsche, Allan Poe, Gogol, Chéjov, Sor Juan Inés de la Cruz, Homero, Ignacio Manuel Altamirano, además de literatura infantil y libros especializados.

Librería UPN

La librería Paulo Freire de la Universidad Pedagógica Nacional pone a disposición del público libros digitales gratuitos sobre temas de educación, como los clásicos del pensamiento pedagógico mexicano, tecnologías de la información y comunicación, agresores escolares, políticas educativas, acompañamiento docente, educador de adultos, y decenas más.

Ébola


Dr. Felipe Román López

En la actualidad es una enfermedad endémica en los países del oeste de África y, aunque es muy remoto que lleguen a presentarse casos en nuestro país, creo que es conveniente dar a conocer lo que es este padecimiento.

Su nombre proviene del río Ébola, ubicado en ZAIRE, donde se presentaron los primeros casos.

El primero de ellos fue reportado por el Dr. David Finkes, en 1976, como fiebre hemorrágica de alta letalidad.

Ahora se sabe que es producido por un virus de la familia FILOVIRIDAE y género FILOVIRUS, que en la micrografía electrónica tiene forma de filamentos.

Existen 5 serotipos del virus: Ébola-Zaire, Ébola-Sudán, Ébola-Costa de Marfil, Ébola Bundibyo, altamente contagiosos al ser humano y el Ébola-Restor que solo se ha encontrado en primates (Macacos principalmente).

Transmisión: por contacto directo con un animal huésped infectado (monos, murciélagos frugíferos, antílopes y humanos), vivo o muerto o, a través del contacto con sangre, tejidos, secreciones, fluidos corporales del infectado o con equipo médico contaminado, etc.

Por su alta contagiosidad y letalidad, falta de tratamiento específico y vacunas, se considera como Arma Biológica.

Sintomatología: El periodo de incubación es de 2 a 21 días, con un comienzo súbito, con fiebre alta, postración, mialgias severas, artralgias, dolor abdominal y cefalea intensa.

A los 6 días de iniciado, aparece una erupción hemorrágica en todo el cuerpo y hemorragias gastrointestinales abundantes, por boca y recto.

La tasa de mortalidad es del 90% por shock hipovolemico.

Tratamiento: No hay tratamiento específico, solo de sostén en terapia intensiva, aislamiento y soporte cardiovascular.

El personal médico y de enfermería deber usar batas, guantes, gorro, cubrebocas, etc. desechables.

Se prohíbe hacer autopsias en los fallecidos, por el alto riesgo de contaminación y, los cadáveres deben cremarse de inmediato.

Se considera a los murciélagos frugíferos como los probables huéspedes habituales del virus, en África.

Actualmente los laboratorios USAMID están elaborando una vacuna del virus Ébola desactivado, montado en el virus del resfriado común, que solo se ha aplicado a ratones y monos.

En USA se está empleando un fármaco experimental denominado ZMAPP, que solo se había aplicado a monos y se está usando en los 2 estadunidenses que se contagiaron en África.

Bibliografía.

· Arguin, P. M. et al. Emerg. Infect. Dis. 8, 258–262 (2002). | PubMed | ISI |

· Bergmans, W. Beaufortia 39, 89–152 (1989).

· Eric M. Leroy 1, 5, Brice Kumulungui 1, Xavier Pourrut 1, 5, Pierre Rouquet 1, Alexandre Hassanin 2, Philippe Yaba 1, André Délicat 1, Janusz T. Paweska 3, Jean-Paul Gonzalez 4 and Robert Swanepoel 3 Fruit bats as reservoirs of Ébola virus Nature 438, 575-576 (1 December 2005) | doi:10.1038/438575a

· Geisbert, T. W. et al. Am. J. Pathol. 163, 2347–2370 (2003). | PubMed | ISI | ChemPort |

· Halpin, K., Young, P. L. , Field, H. E. & Mackenzie, J. S. J. Gen. Virol. 81, 1927–1932 (2000). | PubMed | ISI | ChemPort |

· Langevin, P. & Barklay, R. M. R. Mammal. Species 357, 1–4 (1990).

· Leroy, E. M. et al. Science 303, 387–390 (2004). | Article | PubMed | ISI | ChemPort |

· Pourrut, X. et al. Microbes Infect 7, 1005–1014 (2005). | Article | PubMed | ISI |

· Sanchez, A. , Killey, M. P. , Klenk, H. -D. & Feldmann, H. J. Gen. Virol 73, 347–357 (1992). | ChemPort |

· Swanepoel, R., Leman, P. A. & Burt, F. J. Emerg. Infect. Dis 2, 321–325 (1996). | PubMed | ISI | ChemPort |

· Walsh, P. D. et al Nature 422, 611–614 (2003). | Article | PubMed | ISI | ChemPort |

Los hongos de Tlazala. Municipio Isidro Fabela.


Fernando Carlos Hernández

El Municipio de Isidro Fabela está ubicado en la región noroeste del Estado de México, en el macizo montañoso formado por las cordilleras que parten del cerro de La Bufa, en las derivaciones conocidas como la sierra de Monte Alto.

La cabecera llamada Tlazala de Fabela, se encuentra ubicada a los 19° 34' 32" de latitud norte y a los 99° 25' 48" de longitud oeste del meridiano de Greenwich.

Se localiza esta población a 55 kilómetros de la ciudad de Toluca, que es la capital del Estado de México, por la carretera directa que entronca con la ruta Naucalpan-Toluca, un poco antes de Xonacatlán. Tlazala de Fabela está ubicado a 31 kilómetros de Tlalnepantla, viajando por la carretera que une a este poblado con la ciudad de Nicolás Romero. También tiene comunicación con Naucalpan vía Jilotzingo. Existe carretera a Temoaya, Jiquipilco y entronque para Atlacomulco.

Limita al norte con el Municipio de Nicolás Romero. Al este con el Municipio de Atizapán de Zaragoza. Al sur con los Municipios de Otzolotepec y Jilotzingo. Al oeste con los Municipios de Temoaya y Jilotzingo

Clima

Dentro del municipio predomina el clima Cwbg, (templado sub húmedo con lluvias en verano, con una temperatura promedio de 12°C). La temperatura del mes más cálido es de 14°C y la mínima de 10°C. El clima se modifica en la parte oeste de la cabecera a un clima templado lluvioso semifrío C(E)wg, donde las temperaturas medias de todos los meses son inferiores a 10º C, pero superiores a 0º.

Orografía

La topografía del Municipio de Isidro Fabela es sumamente quebrada y se alternan cerros de majestuosa belleza, con acogedores valles y profundas barrancas.

Entre los llanos de singular belleza se encuentra el valle de La Luna, lugar donde acamparon scouts de toda la República, el de Laguna Seca, Doña Juana, Las Mesas, Tecuané, de La Horca, Sanctorus, Muchachos Quemados, de Las Navajas y el de El Sol.

En los límites municipales con Temoaya y Jiquipilco las alturas alcanzan hasta los 3,600 metros sobre el nivel del mar, formando cerros y quebradas profundas. Entre los cerros de mayor altura se encuentran los siguientes: Xitoxi, de El Negro, Las Palomas, Las Navajas, Cervantes, Prieto, Los Puercos, San Pablo. Los lugareños me citaron cerros como Los Gavilanes, La Catedral, Los Vaqueros, Terrendani, y Los Cerritos.

El Municipio está enclavado en terrenos montañosos, por lo que la altura sobre el nivel del mar varía entre los 2,500 a los 3,600 metros. La cabecera Municipal Tlazala de Fabela se localiza a 2,780 msnm. La altitud media se considera en 3,100 msnm.

Hidrografía

Como hay una gran cantidad de Relieves montañosa y de grandes cañadas abundan los escurrimientos superficiales en época de lluvias, de tal forma que casi todas la barrancas se convierten en arroyos en esta temporada.

Los mantos freáticos son abundantes y ricos en esta región boscosa por excelencia, lo que da origen a varios manantiales que son empleados por regadío y para dotar de agua potable a los habitantes del Municipio.

Entre los manantiales se menciona a los siguientes: El Chorro, Canalejas, Palma, Xitoxi, La Agüita, Los Tachos, Los Quemados, Los Tepozanes, Chingueritera, Los Ojitos, y La Lomita.

La vegetación consta básicamente de bosques de pinos y encinos, hongo mantequero, hongo enterrado, quinquimujo o clavito, entre otros.









Los ojos de la muñeca reina


(A Sofía, porque no existen las casualidades)

MVZ David Silva Olvera

Todo era como en un cuento de hadas, no era una fantasía, nunca imaginé conocerla, tenía que ser muy cauteloso al acercarme a ella. La había oído mencionar, solo eso, supe que le iban a hacer una fiesta, de hecho me invitaron, no fui, no sé porque, tal vez porque estaba ocupado, tal vez porque no me interesó, tal vez porque me ganó la apatía o simplemente porque lo pase por alto.

El tiempo pasa y en el momento menos imaginado nos acerca a personas que nunca pensamos encontrar o si no el mismo tiempo nos aleja de las personas que podemos querer y frecuentar.

Muchas veces tuve la oportunidad de verla, acercarme, tocarla, cargarla y besarla pero nunca lo hice, nunca la busque a tal grado que me encerraba en mi casa entreteniéndome en cualquier cosa, a ver películas, fútbol soccer, a leer libros de Fernando Savater, Pedro Ángel Palau, Francisco Martín Moreno, Xavier Velasco, Dan Brown, Carlos Fuentes o al ejemplar escritor Alejandro Dumas y algunos artículos científicos.

A primera instancia observé una fotografía, era hermosa, ojos profundos, en los que encerraba todas las etapas de la vida, de todas las personas que estaban cerca de ella; por cierto en una de las fotos que vi, no me pareció estéticamente perfecta, supuse que influyó el ángulo de la cámara porque la hacía ver de forma extraña.

Era domingo a medio día, el sol brillaba, hacía mucho calor, empuje la puerta, me dirigí al ascensor, aunque me gusta caminar, no quise subir escalón por escalón las escaleras, traté de ahorrar tiempo y esfuerzo, las puertas del elevador se abrieron, baje y caminé hasta que llegue al departamento 301, había llegado antes de la hora indicada, un poco inoportuno pero con la plena conciencia de que tenía que verla, no podía perder esa oportunidad, ese era el momento preciso, no había vuelta atrás.

Nunca había llegado tan temprano a una cita, será por la ansiedad, el ímpetu o el inconsciente me traicionaba al querer resistirme a un compromiso que ya había confirmado o tal vez la buscó mi fe en la soledad si saber por qué.

Toqué, abrieron la puerta y ahí la vi, se acababa de despertar, se acurrucaba, estaba vestida muy bonita, por cierto, recuerdo que le gustaba mucho salir a la calle, aunque no acostumbraba a fiar de la buena voluntad de las personas, se sabía adulada y querida.

Salimos por comida, estando en el mercado le compré una paleta de nuez yo me compré una paleta de fresa, le di a probar de la mía, le gusto hasta que me dijo “... no”, ya no quería.

Fuimos al banco tenía que sacar dinero del cajero, digito mi clave, posteriormente fuimos a un establecimiento de comida rápida y luego nos dirigimos al departamento y allí comimos.

Que podría decir, era una niña hecha a mano, me preguntaron:

- La conoces?

Voltee y les contesté:

- Que niña, es una muñeca angelical.

No era una simple exhibición para los ojos, desde pequeñita le enseñaron a distinguir lo bueno de lo malo, y desde ese día la llamé “la muñeca reina”.

Su nombre, Emilia, Regina, Renata, Ximena, Natalia, Valentina… eso era lo de menos, en sus ojos se veía bello el mar y se conocía la verdad, la vida y la esperanza, sus ojos que encerraron mi existir y no me dejaron ir, porque ponía mi mente en blanco y en mis ojos su mirada.

Una noche, estaba sentado en un bar, no estaba tomando solo escuchaba música y me divertía, conversando con amigos; por cierto, en aquella ocasión encontré por casualidad a Salvador y a Federico - dos ex compañeros del deportivo en el que nadaba - recuerdo fuimos siete amigos, cada uno con su pareja, excepto yo, entramos el sábado a las 10:00 p.m. y salimos a las 3:00 a.m. del domingo en horario de verano, cuando de repente cruzó por mi mente el recuerdo de la muñeca reina, en ese momento sentí muchas ganas de tomar... no... yo mismo me forjé la meta de no tomar alcohol jamás, no sé porque sentí tantas ganas de embriagarme hasta perder el sentido con cerveza y tequila o cualquier otra bebida anestesiante de mis sentidos, pero faltaría a mi palabra.

Su recuerdo no sé, aun sentía que no la conocía... ... jamás la volví a ver.

Una y otra vez me pregunté: ¿Faltaron ganas de amar? ¿Carecí de suerte? O simplemente ¿Me faltó tiempo para demostrarlo? El tiempo explica muchas cosas y también sana heridas

Era un sentimiento extraño, como si estuviera cumpliendo un pequeño ciclo en mi vida, me sentía solo pero aun se dibujaba su mirada y sabía que su compañía me hacía muy feliz, me quería, sin saberlo me lo había demostrado, de alguna manera era ese sentimiento reciproco que el golpe del destino nos dio a los dos, llámese suerte, casualidad, circunstancia fortuita en fin, por alguna razón nos habíamos encontrado.

Ahora su recuerdo me revivía muchas experiencias que había pasado con ella, el tiempo pasó, ya no era lo mismo, ella creció y yo aunque sigo viviendo en el mismo lugar, laboraba muy retirado de donde esa princesa vivía y salía a jugar.

Una mañana fresca sin planearlo la fui a buscar, no la encontré, volví en otra ocasión a medio día y me dijeron que había salido fuera de la ciudad, que regresaría el fin de semana, quise seguirla buscando, la sensación de tan solo verla me consumía cada vez más, no era curiosidad, era ese recuerdo que no me lo podía quitar de la cabeza.

Un día decidí visitar a la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, mi Alma mater, caminé por el pasillo central, vi la tienda del “Piti”, , posgrado, al museo donde se encuentran piezas anatómicas plastinadas, al quijote, al hospital de pequeñas especies, a los quirófanos, al departamento de aves, Medicina Preventiva y Salud Pública, pasé por algunos otros departamentos la Facultad, mi facultad y la de tantos colegas que nos formó, esa facultad que ocupa el primer lugar en Latinoamérica y es reconocida a nivel mundial, la facultad que nos ha dado tanto, la facultad que siempre llevaré en mi corazón, esa gran facultad que...

Después de tanto tiempo quería saludar a algunos profesores y de paso fui a ver a Antonio mi compañero y amigo de generación, así que entré a la biblioteca, pasé por la Hemeroteca y me dirigí al fondo del pasillo, le di un fuerte abrazo, no nos veíamos desde que hice mi examen profesional de licenciatura, platicamos, me comentó de su esposa, de su niño y conversamos de lo que pasaba de nuestras vidas hasta ese momento.

Sin embargo el recuerdo me traicionó y le hablé todo de ella, que la quería ver, el recuerdo me hizo de nuevo buscarla, y le dije a mi amigo que me acompañara, de hecho trabaja cerca de donde vivía ella.

Durante el transcurso le iba platicando de la niña maravillosa que un día conocí, jamás me había visto tan entusiasmado, no soy un predicador pero llevaba la verdad en mi boca, sabía lo que le estaba diciendo, era una niña muy linda, llena de vida, tiene como todos una misión en la vida, es muy especial, despertó en mi una ilusión, ella…

Seguimos nuestro camino, cruzamos avenida Insurgentes y también la Avenida Revolución, solo quería entregarle un escrito donde plasmé palabras que brotaron de mi corazón, en el le expresé que solo quería que me quisiera como yo a ella, pero mi decepción fue mayor, tanto que se consumió en una profunda tristeza, al llegar a la reja para tocar el timbre donde está la caseta de vigilancia Antonio me dijo:

-¿Estás seguro que quieres hacer esto?

A lo que respondí que sí.

Luego escuché una voz fría que me paralizó de pies a cabeza:

-Si realmente la quieres es mejor que la dejes de ver, ya no la busques, ella tiene una vida diferente a la tuya, déjala que la viva y has la tuya.

No sabía si tenía razón, sea cual sea no quería ser un agregado más a ella, solo quería ser su complemento en la vida, no quería tapar huecos en su corazón, sino ganarme un espacio dentro de él, cuantas veces quise decírselo, pero también reflexioné que no podía hacer el papel ni jugar el rol que jamás me correspondía, tarde aprendí que nunca podría tener una mujer, esposa o procrear una hija como ella, esa tarde se nubló, se avecinaba una fuerte lluvia, empezó a chispear, luego se vino un aguacero, que terminó en tormenta, como la que vivía por dentro, el escrito cayó sobre mis pies, me incliné a levantarlo, pero al recogerlo también me di cuenta que sobre mi mejilla rodó una lágrima.

Platicando con el recuerdo


DRAGONCITO
MVZ Silvia Estela Rivera Melo




Con todo el amor que dejaste en tu partida y que para mal o para bien ha seguido vivo sin importar el camino, el tiempo, el dolor de tu ausencia y las vivencias de mi vuelo, para ti, mi dragón vivo en mi imaginación aunque en la vida y carne hayas fallecido.

Aunque muchas personas lo nieguen, todos y cada uno de nosotros vivimos encadenados a recuerdos efímeros y a su vez eternos de nuestro caminar, caminamos muy a pesar de las ausencias, de las dolencias y de la tempestad; compartimos sueños nuevos que forjamos con quien nos acompaña en el momento, pero aun así, a nuestros muertos jamás los dejamos descansar.

Volamos, caminamos y agradecemos a quienes comparten con nosotros su existencia, pero muy en el fondo cada noche, nos cobijamos con el recuerdo para compartir el día, para comentar cómo va el sueño llamado realidad.

Mientras el recuerdo inicia, y la malicia del mundo me hace recurrir y volver al pasado para poder sobrevivir. Mientras mi mundo se tambalea en mil maneras, y mi razón no encuentra la paz que tanto ha buscado desde tu partida. Dime vida mía, ¿cómo puedo continuar sin que duela tanto tu ausencia? Los años se han marchado, la vida ha continuado, los sueños prometidos en gran parte se han logrado, a bien, alguien camina a mi lado y me hace fuerte; pero aun así, algo en mí me hace seguir buscando en las noches tu recuerdo para cobijar mis sueños, mis miedos y mi dolor.

Dime vida mía, ¿cómo hago para no sufrir más tu partida? ¿Cómo le digo a mi vida, que aun con tu ausencia debo continuar y dejar el pasado atrás? Duele en cierta forma el poder lastimar a alguien más mientras duermo, mientras me encuentro cubierta por tus brazos aunque sea en mi imaginación; duele el pensar que en mi más profundo rem pueda mencionar tu nombre, mientras me aferro a otra piel.

Ya no entiendo cuál es la cordura, si el seguir buscando algo etéreo o ver la realidad de los demás, tan difusa, tan nublada y tan bizarra en muchas ocasiones, para mi verdad. Y mientras intento entender que debo hacer, el tiempo se me va, los años se han marchitado, mi piel se ve más vieja y mi realidad tan real, en cambio tú, sigues intacto en mis sueños, en mi mundo mágico creado para no enloquecer.

Dicen que la madurez y sensatez llega con los años, con el tiempo y la experiencia, con lo cotidiano y lo real; pero ¿qué tan cierto es que uno pueda verdaderamente entender el concepto? cuando veo el tiempo que se va y me deja trunca en la inestabilidad de un sueño que jamás será. En el instante que ha dejado la mella, el camino truncado y la ausencia como compañera de camino, de parranda, de delirio y en cierta forma de felicidad.

Y mientras respiro una vez más para poder tomar aliento y continuar, te vuelvo a preguntar. Dime vida mía ¿cómo te dejo en el recuerdo y puedo de nuevo iniciar mi mundo mágico de cristal? Dime vida mía.

¿Trabajas o te empleas?

Ing. Roger Aguilar Pantoja


 “¡El trabajo es tan malo que pagan por hacerlo!”

Esta expresión suele ser mencionada constantemente, algunas veces, a modo de broma y otras, no tanto, ya que refleja el nivel de aceptación que la persona tiene hacia la actividad productiva que realiza (o debe realizar) y por la cual recibe una remuneración.

Existen factores que intervienen cotidianamente en el estado de ánimo de las personas que realizan una actividad laboral, estos influyen de manera directa en su productividad y en la interrelación social de su entorno y donde la familia no se escapa.

Estos factores son diversos, pudiéndose, entre otros, encontrar: el giro laboral de la empresa donde se acepta colaborar, el tipo o clase de empleo asignado, el ambiente social con superiores y compañeros, las políticas administrativas, financieras y técnico operativas de la empresa, el equipo y herramientas disponibles, las instalaciones, el lugar geográfico y el sueldo.

Mucho depende de nosotros como empleados el aceptar, permitir y/o controlar su efecto en nuestra vida diaria.

Podemos tomar como inicio de todo esto, el momento mismo en que aceptamos tomar un empleo, no es aventurado el decir “aceptamos” porque es lo que en realidad hacemos, la empresa solo convoca, entrevista, examina y decide contratar, pero finalmente, la decisión de aceptar o no el empleo está en cada uno de nosotros, hay que recordar que en él nos pasamos casi la mitad de nuestras horas activas del día; por lo tanto debemos también analizar cada uno de los factores con los que a diario vamos a toparnos, si estos cumplen medianamente con nuestras expectativas mínimas de VIDA, ¡adelante! Si no, mejor dar las gracias y no cometer el error de aceptar algo que de antemano sabemos no será sano para nosotros, nuestra familia ni la empresa.

Una decisión errónea sería similar a aceptar casarse con alguien que no conocemos o sabemos que no es compatible tan solo por la necesidad de tener a alguien con quien vivir o porque “se nos va el tren.”

Así mismo, es necesario conceptualizar que, lo que a diario realizamos en la empresa es una actividad laboral  digna y nosotros somos colaboradores y como tal, podemos aportar lo mejor, opinando, sugiriendo, mejorando, siendo creativos, en fin, podemos libremente dar el plus poniendo a disposición y en práctica nuestras capacidades y habilidades lo cual, invariablemente, provoca una sensación de satisfacción espiritual con todo lo que hacemos, logrando, en el mejor de los casos, convertirlo en un juego, un verdadero juego de niños (los niños juegan en serio) experimentando de esta manera, el pleno goce de nuestra actividad laboral y el placer de disfrutar totalmente de la vida.

Por el contrario, si pensamos que lo que hacemos es trabajo y nosotros somos los trabajadores, de entrada e inconscientemente, estamos edificando una barrera de rechazo a lo que realizamos. Los síntomas más notorios son: falta de compromiso más allá de lo necesario, el día se nos hace largo y tedioso, anhelar la hora de salida así como soñar con los días de descanso y vacaciones es un hobbie.

Y por último, hay que estar conscientes que los factores que con los que aceptamos convivir no son eternos pueden ir evolucionando y nosotros con ellos pero si la evolución nos deja atrás o hay cambios bruscos y/o generalizados a tal grado que empecemos a sentirnos relegados, inservibles, inseguros o lo que es peor, humillados, Alerta, es el momento de comprender que nuestro ciclo en esa empresa ha concluido y ya es hora de recoger nuestras canicas e irnos a jugar a otro parque.

¡Por favor! no pierdan sus valores en aras de continuar con una aparente estabilidad económica o estatus.

Lo más valioso que tenemos es La Libertad, La Dignidad y El Espíritu y no podemos permitir que estos valores sean amenazados o vulnerados al empecinarnos a permanecer más tiempo en un lugar donde no hay razón de continuar y que no atrevemos a dar el siguiente paso por un solo sentimiento, TEMOR, MIEDO, miedo a la incertidumbre, a lo que hay más allá. Por eso argumentamos  una y otra vez, como justificación, el pretexto de: “los años laborados que se perderán”, el aguinaldo que viene en unos meses (aunque aún estemos en febrero), la jubilación (aunque falten 20 años) la dificultad de hallar un nuevo empleo etc.

Cuando se esté cayendo en esta situación, hay que recordar, algo similar sucede con aquellas mujeres abnegadas, sumisas maltratadas sin dignidad que por temor a morir de hambre o dejar a sus hijos sin padre continúan “viviendo “con el marido golpeador o soportan todo por los años de matrimonio que llevan o lo que el pueblo puede decir.

Sin ruborizarse pero tampoco anquilosarse, hay que aceptar que este es un sentimiento natural  y se presenta con mayor intensidad en aquellas personas de edad laboral avanzada, en aquellas que han permanecido mucho tiempo en un solo empleo, en aquellas que la empresa ha sido el centro de su vida, o en los que de alguna manera han estado protegidos (becados) dentro de la empresa.  No importa cuál sea la situación, solo se requieren 15 minutos de valor, coraje y decisión para superarlo.

Solo es cuestión de preguntarse ¿vale más este estatus y sueldo? ¿O yo?

Cuando al fin logremos vencer el miedo nos daremos cuenta que hay más opciones donde colaborar, que hay ojos que sin darnos cuenta han visto nuestro desempeño y están dispuestos a recomendarnos o solicitar nuestros servicios, que hay puertas abiertas tan solo porque la experiencia y ética lo avalan sin importar la edad, que hay nuevos horizontes para llenar nuestras expectativas los cuales no habíamos tenido oportunidad de advertir, y sobre todo, para sorpresa,  nos daremos cuenta que hay nuevos proyectos y renovados bríos para llevarlos a cabo.

Para entonces habremos cambiado la frase por la que una mítica amiga me dijo y adopte:

“¡Es tan hermosa y divertida nuestra profesión que nos pagan por jugar con ella!
DRAGONCITO


Animales sagrados en el antiguo Egipto


Andrea Alanís Sánchez

Este articulo tiene como finalidad mostrar la importancia religiosa que tuvieron los animales en el antiguo Egipto y como eran venerados.

En los inicios de la historia egipcia sólo algunos animales con características especiales fueron considerados sagrados, siendo ellos la reminiscencia del animal sagrado de cada localidad en la prehistoria. En el Reino Nuevo (aproximadamente del 1500 al 1000 a.C) el culto a un animal específico se establece plenamente, resultando que en el período de la decadencia todos los animales de esa especie fueron considerados sagrados. Es en la Época Saíta (año 664 a 525 a. C) y después de ella, que la veneración masiva de los animales se generalizó, aún a pesar de que con anterioridad o en algunas épocas, ocuparon un lugar opaco dentro de la religión oficial. Sin embargo el pueblo se identificó de tal manera con ellos que finalmente los animales más importantes tuvieron un lugar predominante en el ceremonial oficial. En este culto, del cual quedan antiguos testimonios, los dirigentes del rito se volcaban sobre un solo individuo de la especie, al cual escogían, con sumo cuidado de acuerdo a normas perfectamente establecidas.

De los animales sagrados, además de los predominantes toros, contamos con una larga lista. Colocados más o menos en orden de importancia tenemos en primer lugar:

El Carnero, símbolo de poder y fertilidad. Se le adoró en Mendes, Heracleópolis, Tebas, Esna y en Elefantina. Representó al dios Amón y en otras ocasiones a Jnum.

La Vaca, animal sagrado de Hathor y de Isis. Hubo varias vacas sagradas, como las de Hathor que eran llamadas vacas Zentel y la vaca Hesat. La vaca salvaje era considerada la madre del faraón, ya que él era comparado con el toro salvaje. La vaca estuvo conectada con el cielo y con el otro mundo, siendo símbolo de la esperanza en la otra vida, incluso las camas en donde se colocaban los muertos y los sarcófagos mismos, tenían formas o pinturas con representación bovina, lo que significaba que el muerto podría renacer de la matriz de la vaca. Su lugar de culto y entierro fue especialmente Dendera, pero también se encontraron tumbas de vacas divinas, madres de los toros divinos, cerca de las tumbas de sus hijos.

El cocodrilo, animal representante del dios Sobek. Adorado en Kom-Ombo, en Tebas y en el Faiyum en donde incluso la ciudad llevó el nombre de Crocodilópolis, ciudad sagrada. Morir en sus fauces era considerado un honor. Se le alimentaba con miel y carne, la cual se le ponía directamente en las fauces. En Tebas se le adornaba con aretes en los orificios auditivos y argollas de oro en las patas. Sin embargo en otras regiones como Elefantina, no sólo no era sagrado, sino que se le cazaba y se le consumía como alimento. Se han encontrado dos importantes cementerios de cocodrilos, el Sucheión en donde se enterraban los cocodrilos sagrados que vivían en el templo y otro en Tebtinis, al sur del Faiyum. En este sitio no se han encontrado ni estelas ni tumbas elaboradas, simplemente una cavidad en la arena; sin embargo los cocodrilos están momificados de manera muy elaborada y están dispuestos por familias, en cada hoyo hay un padre, una madre y alrededor de seis hijos, también hay huevos.

El ibis fue una de las aves más sagradas para los egipcios, sin embargo debía tener características especiales como el cuello sin plumas y de color negro opaco, las patas grises con matices azulados y el cuerpo blanco, con plumas negro-azul en la cola. Estaba consagrado a Thot y al morir se le momificaba con todo cuidado y se introducía en cántaros de barro. De todo Egipto llevaban los ibis muertos para colocarlos en los lugares sagrados, como la importante necrópolis de Saqqara y la de Hermópolis, en donde se descubrió un laberinto subterráneo cavado en la roca, a 34 metros de profundidad, en el cual se contaron cuatro mil urnas para los ibis, además de la sala para el embalsamamiento y un altar, en donde se encontraron tres esculturas de madera dorada de dos ibis y un babuino, además de infinidad de estatuillas pequeñas.

El halcón, un animal importantísimo desde épocas prehistóricas, estuvo ligado al dios Horus. Se le adoró especialmente en Edfú y Hieraconópolis, en donde incluso se le coronaba en ceremonias especiales, las cuales se llevaban a cabo una vez al año. Lo colocaban, al morir, en cajas de bronce rectangulares o en forma de halcón y en tinajas de las cuales se han encontrado gran cantidad. Sin embargo Horus fue siempre y esencialmente un animal real, íntimamente ligado a la realeza.

El Chacal asociado con Anubis, el dios del embalsamamiento y momificación, que se representa como un chacal de color negro o un hombre con cabeza de chacal. Uno de los cuatro hijos de Horus, Duamutef, fue un dios chacal que protegía el vaso canopo que contenía el estómago. Otro dios chacal es Upuaut, el que abre los caminos, encargado en realizar la apertura de la ceremonia en la boca faraón. La variedad doméstica, los perros, estuvieron presentes en Egipto desde la antigüedad y a veces fueron enterrados con sus amos.

La cobra y las serpientes en general fueron símbolos de resurrección y de nueva vida y estaban ligadas a los mitos solares del tránsito del sol por el cielo y el inframundo. La más importante fue sin duda, la cobra, símbolo del ureo, emblema y protector de la realeza. También fue protectora del Bajo Egipto. Se le adoraba especialmente en Buto y se le ponía, ya muerta, en cajas de bronce o madera, trabajadas con relieves representando a la serpiente, a veces con cabeza humana con la doble corona y el ureo.

El gato fue un animal sumamente popular, cuya fama ha trascendido y llegado incluso hasta la época actual. Era muy apreciado por el pueblo pues el gato tenía gran importancia económica ya que eliminaba ratones o cualquier animal que se pudiera comer el alimento. Representó a la diosa Bastet, quien simbolizaba el benéfico calor del sol, la fertilidad y sobre todo la felicidad. Si alguien infringía algún daño a uno de estos animales lo pagaba caro, también cabe mencionar que si un gato moría el dueño de este , tenía que guardar luto durante determinado tiempo.

Una gran necrópolis fue encontrada en Saqqara, aunque su centro de culto más importante fue Bubastis, en el delta. A esta ciudad acudían gran cantidad de egipcios cada año, en una gran peregrinación, para rendirle homenaje a Bastet. En Egipto se le llamaba Miu. En los templos dedicados a la diosa Bastet , había un ritual particular, cuando nacía un niño (a) , se le quitaban los primeros cabellos que les salían, ya que se consideraba que ese pelo tenía un gran valor, y se lo ofrendaban a la diosa, en ese lapso, si uno de los gatos del templo maullaba o hacía algún movimiento o ruido , era considerado como una profecía para la vida del niño.

El babuino fue teofanía, lo mismo que el ibis, de Thot. Estos animales fueron considerados sagrados pues suponían que sus gritos al amanecer, eran un homenaje a la salida del sol, Ra. Se han descubierto muchos ejemplares momificados cerca de Tebas, en Saqqara y en la necrópolis de Tuna el Gebel en donde se encontró un sarcófago de babuino de la época de Darío I, el rey persa (año 521 al 486 a. C.).

Los peces, a los cuales se les momificó en gran cantidad, fueron colocados en cajas de madera o de bronce. Sobresalió el pez oxirinco el cual, en su centro de culto, Oxirinco en el delta, fue ampliamente venerado. Se le consideraba relicario viviente, ya que este pez, según la leyenda, se había comido el miembro viril del dios Osiris. Sin embargo en otros sitios era denigrado, precisamente por el mismo hecho.

El león fue teofanía o divina manifestación de Ra, de Horus y de Aker. Era popular como guardián del paso del sol y garante del orden cósmico. Se le admiró por su fuerza, energía y coraje. Sus centros de culto fueron Leontópolis y sobre todo Xois, ambos en el delta. En el primero, sede del dios Aker, un león vivo era mostrado a los extranjeros en los salones del palacio como símbolo de la fuerza del faraón

Varios dioses tenían forma de león, como Sejmet y Tefnut. Se le representó sobre todo en las esfinges, las cuales eran leones echados que cuando tenían cabeza humana representaban al faraón como el sol o a Harmajis, Sol del Horizonte; pero cuando tenían cabeza de carnero eran la imagen de Amón-Ra. Se colocaban generalmente flanqueando los dromos que iban hacia los templos o frente a las tumbas, ya que se afirmaba que con su mirada penetrante vigilaban sin cesar, el día y la noche. Había también esfinges votivas con la cabeza del rey o de alguna princesa y se colocaban en los santuarios. Eran, como la de Guiza, el rey difunto vigilando en las tinieblas, aguardando el nacimiento de Harmajis, el sol de la mañana.

Otros animales, también sagrados, pero de menor importancia o tal vez de menor reconocimiento general son los siguientes:

El Buitre que fue la teofanía de Nejbet, guardián y protector del Alto Egipto y que a pesar de no ser adorado en templos específicos, permaneció, al igual que el ureo, como símbolo de la realeza y de una de las dos partes integrantes de Egipto. También representó a la diosa Mut.

La garza fue identificada con el pájaro legendario Bennu, relacionado algunas veces en la actualidad, con el ave Fénix. Fue la encarnación del sol y vivía en el árbol sagrado Persea en Heliópolis.

El ganso fue el animal sagrado de Amón y de Geb. Raramente se le divinizó.

El avestruz, cuyos huevos sin romper, se conservaban en los templos y en las tumbas de la historia temprana de Egipto, significaban el nacimiento del mundo. Eran bellamente decorados con motivos simbólicos. Las plumas de avestruz eran símbolo de justicia y equidad, pues al tener todas el mismo tamaño no daban pie a diferencias. Maat, diosa de la Justicia, las lleva en la cabeza y se hacían mosqueadores con ellas para el rey y los altos funcionarios.

El icneumón o mangosta que fue adorado en los templos como teofanía de Atum. Se le enterraba también en cajas de bronce con su forma.

La rana fue símbolo de fertilidad y resurrección, además de miembro importante de la Ogdóada de Hermópolis. Se le colocaba en cajas de bronce.

El escorpión, es muy raro encontrarlo momificado, sin embargo hay algunos ejemplares colocados en cajas rectangulares que tienen el nombre de Isis-Serket, diosa en cuya cabeza se representó este animal y que ayudaba a Isis en sus funciones.

La abeja también fue símbolo del Alto Egipto y su nombre formaba parte del nombre del rey, junto con el de Nejbet el buitre. La abeja tenía una importancia religiosa. En unión con la juncia, planta que simboliza el alto Egipto, se convirtió en uno de los nombres del faraón, significando Señor del Bajo y del Alto Egipto. Además era importante por la miel que fue reverenciada en Egipto, y ocupó un lugar prominente como comestible y como elemento de rituales religiosos. Fue empleada en platos dulces, panes horneados o hervida con la carne de los melones y otras frutas, para producir las deliciosas confituras que aun hoy se pueden degustar en Alejandría. Debido a sus propiedades y cualidades como preservante, a la miel se la consideró un elixir particularmente poderoso y las abejas fueron mantenidas en los templos para alimentar a los animales sagrados, hacer ofrendas a los dioses y para la producción de medicamentos y ungüentos. Los cadáveres se podían conservar en miel, mientras que la cera virgen y la miel se incluían en muchos preparados cosméticos. En los rituales de magia se creaban figuras con cera de abejas ligadas a los hechizos y conjuros mágicos. Dichas figuras eran destruidas en un acto simbólico por la fuerza del fuego, se eligió la cera para este fin por su capacidad de arder fácilmente y no dejar rastro alguno tras de sí. Los papiros de Smith y de Ebers describen tratamientos que incluyen el uso de la miel, la cual, después del agua, era el ingrediente medicinal más común y se debe haber pensado que era terapéuticamente activa en muchas recetas. También era práctica habitual las aplicaciones de miel a las heridas abiertas. De igual modo en el año 1500 a. C. el propóleo, la cera negra, son mencionados en un papiro junto con otros ingredientes activos, en la secreta metodología de la momificación de los faraones. Aquí procedían de forma similar a las propias abejas, las cuales, si un ratón o cualquier otro "enemigo" de tamaño considerable se introducen en la colmena, después de matarlo lo embalsaman con propóleo para evitar su descomposición. Solamente por esta aplicación del propóleo en los embalsamamientos (la cera también puede haberse usado en dicho proceso) podríamos afirmar que las abejas eran una cuestión de Estado en Egipto y que los sacerdotes se dedicaron a su estudio y cuidado.

"El Dios Ra lloró y sus lágrimas cayeron en la tierra y se volvieron abejas. Las abejas comenzaron a construir y fueron activas con todas las flores del reino vegetal. De esta manera llegó a existir la cera, así la miel fue creada de las lágrimas del Dios Ra".

La cera de abejas no solo se usó como base para medicinas, también en la construcción de barcos y embarcaciones menores, en la fabricación de pinturas y en el fundido de metales.

El escarabajo, llamado Jepri, fue la teofanía de Ra, en su advocación de sol naciente, el sol del amanecer. Son raros los ejemplares momificados, pero los que hay se colocaban en cajitas de madera o piedra, alguno con un pequeño relieve de escarabajo en la tapa.

El hipopótamo cuya ambivalencia es curiosa, pues por un lado, como manifestación de Set, fue denigrado; lo mismo que como el terrorífico animal del inframundo, combinación de cocodrilo, hipopótamo y león y encargado de destruir a los hombres que no pasaban la prueba Del Pesado del Corazón , en el juicio después de la muerte. Pero por otro lado, fue adorado como teofanía de la diosa Tauret, ya que era una de las diosas, que a nivel popular, tuvo mucho arraigo por ser protectora del hogar y de las parturientas.

De mucha menor importancia fueron la liebre, el cerdo y el oryx, aunque si ocuparon un lugar como animales reconocidos como sagrados. En cambio el asno, la tortuga, el murciélago y en algunos casos el cerdo, eran símbolo de la oscuridad y del mal, eran intocables.

En los palacios y templos los animales fueron representados como parte substancial de la vida diaria, como en el Ramesseum, templo funerario de Ramses II, de la Dinastía XIX (1295 a 1186 a. C.), en donde vemos, en una sala importante adosada a la biblioteca, las pinturas que representan al dios Amón y a la diosa Mut y a su alrededor, en innumerables recintos, pinturas con magníficas imágenes de todos los animales vivientes adorados en Egipto. Los animales y los objetos fueron parte integrante de la vida terrenal y espiritual de los egipcios. Los acompañaron y protegieron en la vida y los acompañaron y protegieron en la muerte. El hombre, con ellos, formó un todo inseparable y en total concordancia y armonía con la naturaleza.


Bibliografía

· TALLET P. La cocina en el antiguo Egipto. ed.3.Editorial Folio.Barcelona.2006

· DAMIANO M. Arte egipcio. “El esplendor del arte de los faraones.” ed.3.Editorial Folio.Barcelona.2006

· DAMIANO M. Guía arqueológica de Egipto y Nubia. ed.3.Editorial Folio.Barcelona.2006

· SANMARTIN J. SERRANO J.M. Historia antigua del próximo oriente: Mesopotamia y Egipto. Ediciones AKAL1998 .PDF


Anexo

Localización de los sitios donde eran venerados y enterrados.

Rojo: Sitios en los que vivió y fue enterrado el toro Apis: Menfis, Saqqara, Alejandría, Sais y Athribis.

Azul: Sitios en los que vivió y fue enterrado Bujis: Hermonthis y desierto de Armant.

Verde: Sitios en los que vivió y fue enterrado Mnevis: Heliópolis, Arab-el Tamil, Ajetatón, Horbeit y Zagazig.

Morado: Sitios de culto y entierro de otros toros: Badari: toros, Nag El-Malamud: Toro de Madamud, Jemnis y Coptos: Min.

Rosa: Cementerios de otros animales sagrados: Busiris: Animales en general, Mendes: Carneros, Hermópolis Parva: Ibis, Busbastis: Gatos, Saqqara: Gatos e Ibis, Tuna el-Gebel: Babuinos, Abidos: Chacales, ibis y halcones, Dendera: Vacas, Hiw: Perros, ibis y halcones.

Amarillo: Sitios principales en los que se rindió culto a los dioses íntimamente relacionados con Apis.