marzo 01, 2014

No permita que su gato salga de su hogar


Irene Joyce Blank Hamer
Blank Hamer, I. J.
Resumen
Se describe una propuesta para evitar que los gatos escapen de sus casas y jardines y protegerlos de posibles accidentes o maltratos. Conociendo la agilidad y la curiosidad que por naturaleza tienen los gatos, se diseñó una cerca para que no puedan salir cuando escalan bardas o árboles.



Los gatos son animales muy ágiles, que establecen relaciones entre ellos y con quienes conviven, hay gatos nerviosos y hay gatos seguros y confiados (los primeros suelen ser tímidos e introvertidos, los segundos son activos y juguetones), en general quienes convivimos con gatos sabemos que estos animales son seres que disfrutan estando tranquilos, observando el mundo y curioseando a sus alrededores.
Su curiosidad es innata. Desde pequeños y durante toda su vida un gato se interesa activamente por el mundo que lo rodea y observa con pasión todo lo que ocurre a su alrededor, se apresuran siempre a identificar cualquier novedad de su entorno.
El gato se orienta principalmente por olores y sonidos, y siempre lo hace en dirección al este. En ocasiones no puede orientarse ni por el olfato ni por el oído, por ejemplo si lo transportan en una caja o cuando es abandonado en el bosque. Algunos gatos han tenido que pasar por lugares y recorrer distancias que se antojan casi imposibles, hasta 500 kilómetros.
En 1954 renté una casa que antes fueron las caballerizas de Alvarado; los cuartos y los techos eran enormes, pero lo que me gustó fue que tenía un patio con jardín y otro jardín muy grande.
Me llevé a mis dos gatos siameses, la reina se limitaba a estar en los cuartos y en los jardines, pero el macho de vez en cuando se subía al techo y bajaba pocos minutos después.
Una noche al regresar de mi consultorio de perros y gatos no vi a Tai, el macho y después de buscarlo por toda la casa y los jardines, salí a la calle a preguntar si lo habían visto. Una señora me llevó a ver un bote de basura, ahí estaban las patas y la cabeza de mi gato. Me explicó que como era muy amigable y visitaba las casas por medio de las azoteas, un vecino lo mató y se lo comió ya que le gustaba comer gatos.
¡Fue un choque terrible para mí! Recogí sus patitas y la cabeza y los llevé a incinerar. Después esparcí las cenizas por su jardín favorito.
Juré que ningún gato mío jamás tendría acceso a la calle y desde ese momento a cuanto gato me traían al consultorio les hacía hincapié a sus dueños en que tenían que asegurarse de que no saliera de su casa.
Durante los 25 años que tuvimos el consultorio la Dra. Graciela Gallegos y yo, nos trajeron varios gatos que habían sido atropellados. En un caso por una bicicleta y los otros por coches. Otra ocasión un gato fue apedreado por unos niños y varias veces porque se habían salido a la calle y no habían vuelto a sus casas.
Cuando la Dra. Gallegos y yo nos fuimos a vivir a una casa propia en el Pedregal, en los pequeños jardines y en el jardín más grande había árboles y bardas que nuestros gatos de inmediato querían investigar.
Se me ocurrió poner a los árboles y a la barda una malla de alambre para que se toparan con ella al subir al árbol o a la barda y así tendrían que regresar al jardín.
De esta manera nuestros gatos siempre han tenido acceso al jardín, pero nunca han podido pasar a las bardas o azoteas de nuestros vecinos.
A los gatos les gusta explorar y tener acceso a los jardines, cosa que pueden hacer pero nunca irse.
A través de los años, ya son más de 50, en el Pedregal, hemos encontrado en nuestro jardín a otros animales: se metió al jardín chico un gato que regresamos a sus dueños, una ardilla y dos tlacuaches. Entraron, pero ya no pudieron salir.
Por estas razones he incluido dibujos y explicaciones para que el dueño de algún gato impida que se vaya su gato y no tengan que sufrir.

Descripción general Cercado superior para evitar que en un patio abierto los gatos se escapen Para evitar que los gatos escapen cuando se suban a un muro o cercado, se recomienda un obstáculo hecho con base en una sencilla estructura de perfil tubular recubierta de malla o tela de gallinero que es ligera y económica


La forma de colocarla es ubicarla en la parte alta del muro a una altura de 1.75 m.
En forma perpendicular aproximadamente 0.80 m con un doblez hacia arriba de 0.40 m y paralelo al muro por unos tensores que van sujetos al muro o al cercado



El gato puede subir varios metros en un muro vertical pero no podría hacerlo en cantiléver*, por esto no podrá salir escalando los muros



Planta de conjunto
Ejemplo de un jardín abierto, con dos tipos de barda. Se señala el volado de 0.80 m de la malla que se usa como obstáculo para evitar que se escapen los gatos



Corte indicativo
Descripción gráfica de la forma y medidas de la colocación del obstáculo con malla, estructura y tensores, sobre el muro o cercado



Detalle en perspectiva del obstáculo de malla y estructura con descripción de los materiales y la forma de su construcción


*cantiléver: Cualquier viga, travesaño u otro miembro estructural que se proyecta más allá de su miembro sustentante. También llamado voladizo
Las instalaciones fueron inauguradas por mi gato Burmés U-sett que las utilizó por 17 años.
Actualmente mis gatos viven dentro de la casa y tienen acceso al jardín, se puede dejar la puerta abierta con la seguridad de que no se van a ir.
Se dice que el 98% de los gatos que salen, no regresan. Un gran número de ellos mueren atropellados, envenenados o recorren sitios peligrosos.
En el mercado existe una “valla invisible”; es decir, un cable que rodea el perímetro elegido y crea un campo magnético. El gato lleva un collar, de modo que cuando se acerca al cable a una distancia seleccionada, primero pita; luego, si sigue avanzando, le da una “señal correctora” que podría ser una pequeña descarga eléctrica.


Indoor Happiness

Outdoor Happiness


En mayo de 2008, David Alan Benner y sus colaboradores presentaron en la oficina de patentes el CAT CONFINEMENT FENCE cerca de confinamiento para gatos.
Una valla de confinamiento para limitar al gato y evitar que escape. Incluye una serie de postes separados entre sí y montados en el suelo para definir el área de confinamiento. Cada uno de los postes incluye una sección principal y una sección de pivote. Un primer extremo de cada sección principal está montado en una superficie del suelo y un segundo extremo de cada sección principal está fijada a la sección del pivote.
La sección del pivote puede moverse entre una posición vertical y una posición extendida. La parte superior está montada en y entre los postes y se extiende a través de al menos una porción de la sección principal y al menos una porción de la sección del pivote de cada poste. Un elemento elástico está montado junto al segundo extremo de la sección principal de cada poste y empuja la sección del pivote hacia la posición vertical.








Bibliografìa
Altmann J. 1974. Observational study of behavior: sampling methods, p. 180-217. En: Houck LD & Drickamer LC. Foundations of animal behavior: Clasic papers. Chicago, Chicago Press.
Beaver BV 1992. Feline behavior: A guide for veterinarians. Philadelhpia, Saunders, 275 p.
Blank HIJ 1995. Nuestro gato. México, Trillas 103 p.
Crowell-Davis SL 2004. Social organization in the cat: a modern understanding. Journal of feline medicine and surgery, V 6(1) pp 19-28.
Machado JC, Souza JOT e Andriolo A. 1012. Proceso de habituacao com gatos domésticos em cativerio. Pubvet, Londrina, V 6(6) ed 193, Art. 1296.
Mertens C. 1991. Human-cat interactions in the home setting. Anthrozoos. 4(4) 214-230.
Olson AS 2006. Ética e bem-estar animal. Porto-Portugal, Sociedade de Ética Ambiental, 36 p.


8 comentarios:

Ana Laura Zepeda dijo...

Te agradezco mucho compartir tu experiencia, justo acabo de perder a mi compañera gatuna, y creo que me falto poner mas enfasis en este tema. Te agradezco las medidas y tu experiencia. Hoy mismo me pondre manos a la obra.

Mika Betancourt dijo...

Gracias juto lo que estaba buscando intentare ponerlo en practica

El PrOfE dijo...

Excelente. Gracias por tu aporte

Unknown dijo...

Hay una solución más económica, facil y esteticamente más atractiva que tener malla de gallinero alrededor del jardín.
Los gatos no daltan las cercas, se suben a ellas y luego bajan agilmente.
Hay unos rodillos de madera con forma de estrellas que se pueden instalar sobre las cercas. La forma de estrella asegura que el gato los haga girar con sus uñas quitandole toda forma de agarre; la misma naturaleza cuidadosa del gato y la gravedad se encarga de hacerlo retroceder. Claramente estos rodillos se cortan y articulan para acomodar las necesidades de cada cerca y no sobrepassan las 3 pulgadas de alto, lo que es mucho más atractivo si es que tu casa no tiene cercas altas y se puede ver desde la calle.

Karina Galleguillos dijo...

Sabes el nombre de esos rodillos? Te lo agradecería mucho

Abelanlur dijo...

Buenos días, me gustaría saber más sobre estos rodillos de los que hablas. Acaban de disparar a mi gato dos perdigones y me gustaría evitar que salgan de mi jardín para que no le vuelvan a disparar.
Muchas gracias

Anónimo dijo...

hola, hay alguna protección parecida para que no se pueda trepar al árbol? porque del arbol salta hacia la casa del vecino que tiene perros!! gracias!!

Ana Román dijo...

Agradezco mucho sus comentarios. Todo para proteger a nuestros gatos