marzo 01, 2014

Inmunización de los cerdos



Antonio Morilla González
Morilla, G.A. Inmunización de los cerdos
INIFAP. México, 2011


Primera parte
Inmunidad e inmunización


CONCEPTOS SOBRE INMUNIDAD
La inmunología estudia los mecanismos que utiliza el organismo para defenderse de infecciones externas y mantener el orden celular interno y eliminando cualquier célula que esté alterada por infección intracelular, cáncer, etc. que atenten contra la integridad del organismo.
El sistema inmune se puede clasificar en innato o inespecífico y adaptativo, adquirido o específico.
Inmunidad inespecífica
El sistema inmune innato o inespecífico lo poseen todos los animales, es responsable de más del 95% de la resistencia a las infecciones y no depende de un contacto previo con el germen agresor. En la figura 1 se presenta esquemáticamente a un animal y sus defensas innatas.
El animal está en contacto con el exterior por medio de la piel e invaginaciones cubiertas de mucosa que utiliza para el intercambio de gases (aparato respiratorio), de genes y para exxcrtar desechos (aparato reproductivo y genito-urinario) y un tubo que lo atraviesa para la alimentación (aparato digestivo). La piel y las mucosas evitan la invasión por gérmenes externos debido a que no permiten físicamente su entrada y están cubiertos por una capa de gérmenes o flora normal que impide que se establezcan gérmenes patógenos por competencia y un ambiente químico hostil. En caso que penetren gérmenes por la piel o las mucosas, la parte interna del animal está protegida por células fagocitarias que los eliminan, auxiliadas por substancias humorales que aglutinan, neutralizan, inhiben su crecimiento o lisan a los gérmenes. Si estos mecanismos inespecíficos no logran eliminar a los  humoral y celular ordenada que detecta al agente, lo elimina y promueve la recuperación de los tejidos afectados.
Inmunidad específica
En caso que el sistema inmune inespecífico no haya controlado la infección, el organismo posee mecanismos específicos para controlar y eliminar al el germen de manera más eficiente. Esta respuesta se denomina inmunidad adaptativa o específica y depende del contacto previo al antígeno del germen. Este tipo de inmunidad es la base de la vacunación contra los gérmenes patógenos, pues es inducible, específica, tiene memoria y se puede transferir. De esta manera en una segunda ocasión en que el organismo se enfrente al germen patógeno la respuesta de los mecanismos humorales y celulares sea inmediata, específica y potente.
Se ha dividido tradicionalmente en inmunidad humoral y celular por cierto grado de especialización, pero actúan de manera conjunta.



Figura 1. Defensas inespecíficas del animal.
Inmunidad humoral
Se basa en la presencia de anticuerpos circulantes (IgG) o de las mucosas (IgAS), que ayudan a eliminar los gérmenes y sus toxinas. Las vacunas o bacterinas que contienen gérmenes atenuados, inactivados, sus fracciones y sus toxinas administradas por vía intramuscular, subcutánea o intradérmica inducen IgG que es fácilmente cuantificable en el suero. Las vacunas o bacterinas que contienen gérmenes vivos atenuados que son administradas por vía de las mucosas oral - nasal inducen la producción de la inmunoglobulina A de tipo secretorio (IgAS) que protege a las mucosas y en ocasiones IgG que no protege las mucosas (figura 2).
Inmunidad celular
Es la parte del sistema inmune especializada en la eliminación de las células del cerdo que estén alteradas o infectadas con gérmenes intracelulares como virus, algunas bacterias, etc. Las células infectadas intracelularmente insertan antígenos del germen en el complejo principal de histocompatibilidad en su membrana externa para que sean reconocidas por las células del sistema inmune, que las matan junto con el germen intracelular (figura 3). La inmunidad celular sólo se estimula con vacunas de gérmenes vivos atenuados administrados por vía intramuscular, subcutánea u oral.
En la figura 3 se presenta un esquema de los diversos mecanismos que utiliza el sistema inmune celular, junto con el humoral, para eliminar a las células infectadas.


¿Qué tipo de inmunidad es la más importante?
La inespecífica es la más importante pues protege a los animales en más del 95% de las veces de ser invadidos por gérmenes. Puede ser estimulada manteniendo a los animales sanos, con bajo estrés, ambientes limpios, protegiendo la flora normal y no dando antimicrobianos.
La específica protege contra el 5% restante de los gérmenes patógenos y es estimulada cuando se infectan o por medio de vacunas y bacterinas. Esta es la más popular porque se puede manipular.


Figura 2. La vacunación intramuscular, subcutánea o intradérmica con gérmenes y sus antígenos inactivados inducen IgG circulante que llega a toda la parte interna del animal pero no a las mucosas; en la glándula mamaria la IgG se acumula y por medio del calostro pasa a la circulación del lechón. La vacunación oral con gérmenes vivos atenuados induce IgAS en las mucosas, la que es distribuida a otras mucosas a través de linfocitos sensibilizados, llegan a la glándula mamaria donde sintetizan IgAS que a través del calostro y la leche, protegen las mucosas del lechón.


Conclusión
El sistema inmune mantiene la homeostasis del animal ya que evita que sea invadido externamente por gérmenes patógenos y que se conserve íntegro internamente, para que el animal esté sano. La vacunación estimulan las defensas para que funcionen de manera más eficiente.



Figura 3. Esquema de la inducción de la respuesta inmune celular. Empieza por el reconocimiento de una célula infectada con un germen intracelular, la multiplicación de los linfocitos que la reconocieron y de la fase efectora en la que diversas células del sistema inmune, algunas ayudadas por anticuerpos, eliminan las células infectadas. Se desarrollan linfocitos citotóxicos y cooperadores con capacidad de eliminar a la célula infectada, pero también colaboran los anticuerpos pues marcan a la célula alterada la cual es eliminada a través de linfocitos K (citotóxicos naturales) y macrófagos que reconocen a los anticuerpos sobre las células.

No hay comentarios: