diciembre 03, 2013

Reseña de un libro ( Sinuhé)

Felipe Román López

Título: Sinuhé El Egipcio
Autor: Mika Waltari
Editorial: Grupo Editorial Tomo, S. A. de C. V.
Edición: 1ª.- Mayo 2013-09-26 Páginas: 494

Tema: Relata la vida de Sinuhé, un médico egipcio, en contraste con la del Faraón, que trata de introducir en Egipto, el culto a un Dios único.

El autor Mika Waltari es un escritor Finlandés famoso por sus novelas históricas. Nació en  Finlandia en 1908 y falleció en Helsinki en 1979. Desde 1957 a 1978 fue Miembro de la Academia Finlandesa.

Es una novela escrita en primera persona y relata, desde su origen, como fue enviado en una cesta calafateada con brea, por el Rio Nilo. Recién nacido fue encontrado por Senmut, que era el médico de los pobres de Tebas y fue adoptado por él y su esposa Kipa, registrándolo como hijo suyo.

Se crió asistiendo a las curaciones que hacía el médico y, de él aprendió a preparar las pócimas que ministraban a los enfermos y, como obtener las plantas que se ocupaban en su elaboración. También aprendió las técnicas quirúrgicas que empleaba Senmut.

A los 7 años de edad recibió la investidura de adolescente y fue llevado a una escuela particular, donde un viejo sacerdote, Oneh, le enseñó a leer y escribir.

A los 10 años logró entrar a la Casa de la Vida, apoyado por Ptehor, viejo condiscípulo de Senmut, que era Trepanador Real.

La Casa de la Vida estaba instalada dentro de las murallas del Templo de Amón, dirigida por sacerdotes y, para ascender, tenía que pasar el examen de sacerdote inferior en la Facultad de Teología. Al ordenarse fue afeitado de la cabeza y le dieron ropas especiales.

La enseñanza era vigilada por los médicos reales. Debía aprender la ciencia de los remedios y conocer las plantas, cortarlas en el momento adecuado para preparar sus pócimas.

Aprendió a utilizar las pinzas y cuchillas y aplicar el fuego, sin anestesia, para curar heridas.

Fue tomado como ayudante por Ptehor, el Trepanador Real, y así aprendió a trepanar cráneos, por ser Ptehor el único autorizado para trepanar al Faraón en su lecho de muerte. Se consideraba un éxito si sobrevivían 3 días a la trepanación, pues se hacía cuando los médicos pronosticaban su próximo deceso.

Al terminar sus estudios médicos fue autorizado para ejercer en Tebas, donde compró una casa y tomó como esclavo a Kaptah, que compró barato porque era tuerto.

Un día fue al templo Bastet, dedicado a la diosa cabeza de gato (diosa del amor) y, ahí encontró a la sacerdotisa Nefernefer, que había conocido en el templo de Amón, cuando era estudiante.

Ella lo llevó a su casa pero, para tener sexo con él, le exigió que le cediera su casa y todas sus pertenencias, además de su dinero, lo que Sinuhé aceptó, haciendo que un escriba redactara el documento de transferencia. Después Nefer le exigió que le cediera la casa de sus padres, las tumbas que ellos habían comprado para su reposo cuando fallecieran y el dinero que habían depositado en el templo para su embalsamamiento. Todo lo cedió Sinuhé, ocasionando la muerte de su madre y el suicidio de su padre.

Ya  sin bienes Nefer ordenó a sus esclavos que lo expulsaran de la casa y lo apalearan.

Tuvo que rescatar los cadáveres de sus padres y llevarlos la Casa de la Muerte y, para que los embalsamaran él se ofreció a embalsamar  durante 40 días. Así lo hizo con sus padres y los envolvió en una piel de buey, para sepultarlos clandestinamente, junto a la tumba de un faraón, en la Necropolis.

Para entonces ascendió al trono Amenhotep IV, quien cambió la religión politeísta de Amón, a la del dios único Aton.

Junto con su esclavo se fugaron, viajando en un barco hacia Siria, donde estuvo 2 años aprendiendo el idioma y las técnicas de los médicos de Babilonia.

Participó en la guerra contra los Khabiri, siendo el general egipcio, su amigo Horenher, que le nombró médico del ejército.

Realizó muchas curaciones y trepanaciones, que le dieron fama y dinero.

En el harem conoce a Minea, una esclava raptada y llevada para deleite del Sultán. Ella le pide que la ayude a escapar pues, es virgen y está destinada para casarse con el Dios Minotauro de la Isla de Creta. Sinuhé la adormece y simula que está muerta. Así la saca del harem y se la lleva en una barca a Creta donde la introducen en la mansión del dios Minotauro.

Minea estaba entrenada para bailar desnuda eludiendo las cornadas de los toros de lidia.

Ninguna virgen había regresado de las cavernas o mansión del dios de Creta. Sinuhé entra a la mansión donde descubre que el sacerdote mató a Minea de un lanzazo en la espalda.

Sinuhé decide regresar a Simyra y se embarca, con su esclavo, en un barco de guerra de Creta.

Después de poco tiempo decide regresar a Egipto pues extraña las aguas del Nilo y en Tebas se dedica a curar a los pobres.

Kaptah le compra una taberna llamada “La Cola del Cocodrilo”, que la atiende una mujer Merit, con quien Sinuhé llega a tener un hijo.

El Sultán se cambia nombre a Akhenaton y crea  su ciudad del horizonte de Aton, donde se adora al dios único Aton, se prohíbe la guerra y la esclavitud y se considera a todos los hombres con iguales derechos. Esto ocasiona la liberación de las ciudades que habitaban Egipto y se inicia la decadencia del imperio al sublevarse las tribus de las colonias

Akhenaton designa a Sibuhé como el Trepanador Real y es el único médico autorizado para atender al Emperador.

Ante la decadencia del imperio, los sacerdotes deciden darle muerte al Faraón y convencen a Sinuhé para que lo envenene, lo que hace dándole a beber una copa de vino envenenado.

Ascendió al trono Tutankhamon, siendo niño, quien restituyó a los antiguos dioses, siendo el principal Amón.

Merit y su hijo Thot fueron asesinados por los seguidores de Amón.

Sinuhé se alista en el ejército que comanda Horemheb y se embarca hacia Menfis, para combatir a los hititas que asolaban el Bajo Egipto. Vencieron a los hititas y después siguieron contra Siria a la que también vencieron después de 3 años de guerra.

Al final regresaron vencedores a Egipto, donde ya había muerto el Faraón. Horemheb, el General triunfador fue elegido Emperador pero, la Emperatriz viuda, Nefertiti, no lo acepta, porque ella es descendiente de dioses y envió una carta al Emperador de Hititas pidiéndole que envíe a uno de sus hijos para que se case con ella y juntos gobernarán Egipto, a lo que accedió.

Entonces el Sumo Sacerdote AI y Horemheb, enterados de la próxima llegada del príncipe, le pidieron a Sinuhé que lo interceptara en el camino y lo matara. Sinuhé fue al encuentro de Shubbatu y logró que se enfermara de peste y muriera.

Horemheb se casó con la princesa Baketamon y su hijo Ramsés le siguió en el trono.

Sinuhé es desterrado por Horemheb a la ribera del mar oriental, en Punt, donde le construyen una casa lujosa, donde se dedicó a escribir sus 15 libros, los que iba guardando en cofres de madera negra. Estuvo acompañado por esclavos, guardias y una mujer, Muti, a quien le encomendó colocar sus libros en su tumba.

No hay comentarios: