septiembre 02, 2013

Mis momentos



Dragoncito
  

Dicen que la felicidad de la vida, es el atesorar los atardeceres de nuestras vidas en la memoria, en ellos uno guarda tristezas, alegrías, felicidad, nostalgia y confusión; quizá porque en cada día que se marcha uno va dejando pasar las palabras que no dijo, los deseos que no pidió o simplemente los suspiros que negó.

Y siendo una cosa u otra, hoy quiero regalarles algunos momentos que en imagen dirán más que mil palabras y que quienes las vean, si me acompañan entenderán el sentido de cada suspiro, de cada lágrima o de cada risa.

Con amor, cariño y respeto a todas y cada una de las personas que me acompañan en mi vuelo y mi odisea llamada vida.



















No hay comentarios: