septiembre 02, 2013

Editorial



Les saludo afectuosamente desde este muy nutrido número de agosto.

Como siempre pasa, ha habido de todo: motivos para celebrar; Desde el 12 de agosto iniciamos los festejos por los 160 años de creada la Escuela de Medicina Veterinaria.

Hubo una mesa redonda sobre el origen de la medicina veterinaria, una mesa sobre las primeras mujeres médicas veterinarias y las premiadas con el reconocimiento Juana de Asbaje; así como reuniones para reflexionar acerca de la producción animal, una retrospectiva sobre la zootecnia en México, el bienestar animal y la certificación de la Facultad. ¡Enhorabuena!

El contraste ocurrió el 13 de agosto, sentimos mucho el sensible fallecimiento del Dr. Jorge Ávila García, académico notable y hombre ejemplar.

Ana María Román de Carlos

No hay comentarios: