mayo 24, 2013

Crónica de una mala digestión anunciada. (cuento didáctico)



Cervantes Sánchez, Juan Manuel
Departamento de Nutrición Animal y Bioquímica
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
Universidad Nacional Autónoma de México
Contacto: jmcs19@yahoo.com
Resumen
Los cuentos didácticos son una pieza básica en la consecución de los objetivos educativos, son, así mismo, complemento a las diferentes actividades educativas. Tiene como finalidad introducir al estudiante en un área muy bien definida del conocimiento, en un corto tiempo. En esta ocasión este recurso didáctico es utilizado para mostrar a una alumna la importancia del funcionamiento de los sistemas nerviosos simpático y parasimpático y su efecto sobre la digestión. 

PALABRAS CLAVES: digestión, parasimpático, cuento.

Abstract
The didactic stories are a basic piece in the attainment of the educative objectives, are also, complement to the different educative activities. It has as purpose introduces to the student in very a well defined area of the knowledge, in a short time. In this occasion This didactic resource is used to show a student the importance of operation of the sympathetic and parasympathetic nervous systems and their effect on digestion.

KEY WORDS: digestion, parasympathetic, tale.

Recursos: Imaginación, interés, atención, curiosidad, duda, impaciencia, corazonada, expectativa, imaginación, memoria, simpatía, antipatía, temor, contradicción, travesura, satisfacción, placer, sorpresa, etc.

Crónica de una mala digestión anunciada (cuento didáctico)
Eran como las cuatro de la tarde cuando una diminuta figura se acercó al Departamento de Nutrición Animal y Bioquímica, se dirigió hacia la recepción y dijo: Buenas tardes señorita.
Gisel: Buenas tardes, ¿en qué puedo servirle?
Ambrosia: Mi nombre es Ambrosia Gordillo, busco al profesor Azoé, necesito consultarle algo.
Gisel: Permítame un momento, Hola Dr. Azoé, lo busca la alumna Ambrosia Gordillo, ¿la puede atender en este momento? Bien. Adelante…
Dr. Azoé: Hola Ambrosia, ¿cómo estás?
Ambrosia: Bien profesor ¿y usted?
Dr. Azoé: Muy bien, dime ¿qué te trae por aquí?
Ambrosia: ¿Se acuerda? fui su alumna hace algunos semestres en la materia de nutrición animal.
Dr. Azoé: Si, también me acuerdo de tus dos amigas, por cierto muy inquietas.
Ambrosia: Pues a una de ellas el embarazo le quitó lo inquieto.
Dr. Azoé: Siento oír eso, ojalá y no se complique mucho su vida.
Ambrosia: Se casó con su novio de toda la vida y viven en Querétaro.
Dr. Azoé: Pues que bueno, cuando te comuniques con ella me la saludas.
Ambrosia: Bien profesor le hare llegar sus saludos.
Dr. Azoé: Y dime ¿qué puedo hacer por ti?
Ambrosia: Ahí profesor, estoy muy estresada, ya se me vinieron encima todos los trabajos que no hice en el semestre, los seminarios que tengo que presentar y sobre todo los exámenes departamentales. ¡Ya no siento lo duro, sino lo tupido!
Dr. Azoé: Son las cuatro de la tarde ¿Ya comiste?
Ambrosia: No profesor, con todo lo que tengo no he tenido tiempo.
Dr. Azoé: Veo que además de los nervios que traes tienes mucha hambre. Te invito a la cafetería de la escuela y ahí seguimos platicando.
Ya en la cafetería…
Ambrosia: yo quiero una megahamburguesa y a usted que le pido?
Dr. Azoé: A mí una hamburguesa sencilla, por favor.
Ambrosia: me dicen que en unos 10 minutos están, ¿está bien?
Dr. Azoé: Toma Ambrosia, es una palanqueta de amaranto, come un poco mientras están las hamburguesas. Pero antes desinféctate las manos con gel antibacteriano.
Ambrosia: ¿No me quitará el hambre?
Dr. Azoé: Si te la comes toda obviamente, pero nada más come un poco para que se te quite la ansiedad. Cuando una persona va a comer debe de entrar en un estado de ligera relajación, estar tranquilo, de preferencia sentado y olvidarse temporalmente de los problemas cotidianos.
Ambrosia: ¿Y cómo logro llegar a ese estado?
Dr. Azoé: Pues dándole un poco de energía a tu cuerpo, porque si no tienes un mínimo de tranquilidad seguramente vas a tener una mala digestión.
Ambrosia: ¿Y cuál es la relación entre intranquilidad y mala digestión?
Mientras que el Dr. Azoé y Ambrosia platicaban un estudiante que escuchaba la plática a corta distancia y pensaba: Este pseudointelectual se está choriando a esta morra, ¡qué mala onda! Mas la plática continuó.
Dr. Azoé: La digestión está relacionada con el Sistema Nervioso Periférico. Este regula las funciones involuntarias e inconscientes por medio de dos sistemas que tienen funciones en su mayoría antagónicas, estos el S.N. Simpático y el S. N. Parasimpático.
Ambrosia: ¿Y qué hacen cada uno de ellos?
Dr. Azoé: El funcionamiento del S. N. Simpático se observa en el comportamiento de la huida o escape, le da prioridad a la aceleración y la fuerza cardiaca, favorece los mecanismos de activación para la contracción muscular voluntaria, provoca broncodilatación de vías respiratorias, propicia la vasoconstricción para redirigir el riego sanguíneo a músculos, corazón y sistema nervioso. Produce la midriasis para una mejor visión del medio, estimula a las glándulas suprarrenales para que sinteticen y descarguen adrenalina. Sin embargo, inhibe las funciones relacionadas con el reposo como la peristalsis intestinal y la secreción de hormonas y enzimas digestivas.
Ambrosia: ¿Y el parasimpático que hace?
Dr. Azoé: El S.N. Parasimpático actúa activando las funciones peristálticas y secretoras del aparato digestivo y urinario, provoca la broncoconstricción y secreción respiratoria, activa también la vasodilatación para redistribuir el riego sanguíneo hacia las vísceras. A su vez inhibe las funciones del comportamiento de la huida inducida por el S. N. Simpático.
Ambrosia: Profesor ¿podría darme un poco más de detalles?
Dr. Azoé: La secuencia es esta: el sistema parasimpático estimula a la producción de hormonas digestivas gastrina, secretina, colecistoquinina, etc. Estas estimulan la secreción del jugo gástrico, jugo pancreático, jugo intestinal. A su vez estas secreciones contienen enzimas que atacan a los carbohidratos, lípidos y proteínas.
Ambrosia: Ah, ya entiendo, para que las macromoléculas se dividan a su mínima expresión activa son necesarias las enzimas, y para que estas se produzcan necesitan de las hormonas digestivas, a su vez el sistema nervioso parasimpático induce a la producción de estas hormonas.
Dr. Azoé: Muy bien, has hecho una muy buena deducción.
Ambrosia: Entonces en pocas palabras en cuanto a digestión se refiere, el S. N. Parasimpático estimula los movimientos y las secreciones de aparato digestivo, mientras que el S. N. Simpático las inhibe.
Dr. Azoé: ¡Sabes, eres muy lista!
Ambrosia: ¡Cómo no lo había pensado antes!, cuando estoy muy ansiosa o estresada y como, la comida no va a tener una buena digestión.
Dr. Azoé: Mira Ambrosia, creo que ya están las hamburguesas. 
Ambrosia: Ya vio profesor, se ven muy buenas.
Dr. Azoé: Las papas a la francesa también huelen bien, a comer se ha dicho.
Ambrosia: Gracias profesor, provecho.
Dr. Azoé: Pues adelante que se enfrían. Voy por unas bebidas, la salsa cátsup, la mostaza y unos chiles.
Después de la comida…
Dr. Azoé: Mira, hasta el semblante te cambió.
Ambrosia: Gracias por la hamburguesa profesor Azoé, pero más le agradezco que me haya platicado como prevenir una mala digestión. Con todos los apuros que tengo mi digestión ha estado fatal, quizás porque como estresada y de prisa.
Dr. Azoé: me dio gusto verte, pero sobre todo haberte podido ayudar.
Ambrosia: Gracias por todo, lo paso a ver en alguna otra ocasión.
Dr. Azoé: Gracias a ti también Ambrosia, ya sabes dónde encontrarme. Que tengas buen camino.
Ambrosia: Usted también profesor Azoé.
En ese momento el participante anónimo silencioso de esta plática comenzó a experimentar unos cólicos abdominales, y pensó: será que por metiche me cayó la venganza de Moctezuma, o será que es cierto lo que dice este ruco que comí estresado y muy rápido. Hay otro cólico, mejor me voy al baño, a ver si llego. 

No hay comentarios: