agosto 29, 2012

En busca de los héroes desconocidos


 MVZ Silvia Estela Rivera Melo
(DRAGONCITO)

La medicina veterinaria es un universo infinito de posibilidades para trabajar, hace maravillas por la humanidad, la nación, los estados y nuestra propia casa. Detrás de cada mesa, de cada prenda de piel, un rico y delicioso vaso de leche, o el más simple desayuno; se encuentra un médico veterinario.

Atrás de cada medicamento, vacuna o bacterina que se usa para tratar a las personas, se encuentra el trabajo arduo de médicos veterinarios dedicados a la investigación biomédica. Atrás de cada aula donde se forman las siguientes generaciones de médicos veterinarios, existe un grupo de médicos veterinarios dejando su vida tras un pizarrón.

Detrás de muchos logotipos de dependencias estatales, paraestatales y federales, hay un grupo extenso de médicos veterinarios que van quedando en el anonimato, y que jamás se les da el reconocimiento a su arduo trabajo, a las horas de desvelo y la ausencia en su casa, para tener nuestros hogares protegidos.

A todos esos héroes anónimos, felicidades en este día del veterinario y gracias por todo su esfuerzo por tener un país libre de enfermedades que afecten a los animales, también por cuidar la salud pública y la economía de un sinfín de personas que siguen creyendo en el campo, la ganadería y el comercio agropecuario.

Hoy quiero dar un pequeño homenaje a un MVZ que ha quedado en el anonimato, pero que de no ser por él, muchas cosas que hoy son una realidad, no hubieran podido ser tangibles.


Mi héroe desconocido

Nacido en Veracruz, siendo un hombre con visión y metas personales bien definidas desde muy corta edad, el MV Clemente Ortega Rivera inicia su camino por las áreas profesionales, médico cirujano por convicción, pero como a muchos les pasa, por límite de lugares opta por ingresar en la universidad veracruzana a su segunda opción: la medicina veterinaria. A medio semestre le informan que podía hacer ya el cambio a medicina, pero toma la decisión de seguir en la noble carrera que lo ha llevado a ser lo que es hoy.


 
Cuando cursaba la mitad de la carrera, situaciones familiares lo obligan a detener su camino en las aulas e ir a la capital a buscar trabajo, cosa que lo hizo experimentar esa necesidad que todo ser con una meta en la vida, vive en algún momento; hace falta el papelito y la experiencia para recorrer el camino laboral. Ayudado por su persistencia y el apoyo que consigue por mérito propio le es dada una carta de recomendación para trabajar en la marina y con ello poder terminar su carrera.

El 16 de Septiembre de 1973 llega al estado de Campeche, sustentando el puesto de extensionista pecuario en el municipio de Dzibalchen, con la campaña de vacunación en aves y cerdos. El año de 1974 es enviado a Ciudad del Carmen, Campeche donde toma la misión de fomentar la medicina preventiva en la ganadería, y el cuidado y manejo de los animales para poder producir mejor. Ahí permanece hasta 1978.

En 1978 es designado Jefe de unidad en Kalacmul, Candelaria, Palizada y Escárcega. Organizando a los productores y mostrándoles cómo sacar los mejores beneficio de los créditos que se daban en Banrural y cómo manejar los periodos de siembra, principalmente a quienes estaban en el área cercana a Tabasco, donde se modifica el tiempo para sembrar; apoya para que se les respete eso y no pierdan su inversión, al no sembrar en las mismas fechas que en los demás municipios del estado.

Para 1979 es llevado al puerto para convertirse en Jefe la Unidad Pecuaria a nivel estatal, teniendo a todos los médicos y técnicos pecuarios del estado a su cargo, lo que hace que inicie una labor muy importante en el estado de Campeche, llevándolo a ser el emblema que es hoy a nivel nacional en cuestión de medicina preventiva y manejo de NOM en enfermedades de campaña.

Entre 1982 y 1983, se vuelve el jefe de la unidad de Ganadería, y aprovecha eso, para apoyar a los ganaderos y poder introducir nuevas tecnologías en el estado. Es reasignado como jefe de unidad de salud animal, teniendo en sus manos el cuidado del aeropuerto, puertos, casetas de movilización y farmacias veterinarias.

De 1984 a 1985 es asignado como jefe estatal de la campaña contra la garrapata, a la par de la jefatura de ganadería; Bajo su mando se logra llevar al estado de Campeche a un estatus de Estado libre en SA, FPC, lo que nos lleva a ver su capacidad como líder y su eficiencia profesional. A finales de 1985 y hasta 1989 se le da la Jefatura de servicios especializados (Farmacias, banco de semen y Cotecoca).

En 1989 se convierte en el jefe de salud animal del estado de Campeche perdurando en su labor hasta 2003. De 2003 a 2004 es designado como gestor de exportación y a la par en 2004 inicia la cruzada contra el derriengue o rabia paralitica bovina en la zona norte del estado, evitando así mayores pérdidas en la ganadería por esta enfermedad. 

De 2005 a 2011 estuvo a cargo del programa de SINIIGA en el estado, y a partir de este año se convirtió en prestador de servicios en SAGARPA; lo que le ha dado la pauta para seguir en este camino interminable de la carrera que lo vio nacer y sigue siendo la razón de su existir en el ámbito laboral. Su trayectoria por si sola nos muestra un ser humano dedicado y comprometido consigo mismo y la sociedad a quien juro servir.

Más aun se pueden ver aspectos que hacen que el Médico Clemente sea apreciado y respetado, pues su compañerismo y apoyo a cada médico veterinario de la región son reflejados en las expresiones que los mismo colegas tienen hacia su persona, así mismo cada uno de los colaboradores que ha tenido en su trayecto laboral, mencionan la gran calidez humana y la entereza que porta.

Sencillo, siempre con una sonrisa en los labios, satisfacción y paz, comentó en la plática; suspirando por los viejos tiempos -En los inicios de mi carrera profesional, me volví como un Robín Hood, el extensionismo me dio la oportunidad de ayudar a los pobres a crecer, mediante el capital del gobierno, logrando así, beneficiar a los personas que confiaban en mí y mi trabajo.-

Algo que me dejo maravillada y en parte me dio la pauta para emprender un nuevo capítulo en mi vida, fue su siguiente frase -Jamás hay que decir no puedo, o no sé, los retos de la vida, tanto profesional como personales se deben de tomar con la sonrisa en el rostro y la entereza en el alma.-

-Durante mi paso por la carrera he visto crecer a muchos médicos, he podido hacerme rico, pero tome la decisión de no volverme millonario, el dinero se va como agua en las manos, mientras que los amigos, son lo que nos llenan de grandes riquezas espirituales, así que en lugar de atesorar dinero he atesorado amigos, no hay lugar en el estado donde me pare y no tenga un amigo con quien platicar.-

Así mismo, sin celo alguno y con gran fervor expresó que todo logro se ha conseguido gracias al apoyo de su equipo de trabajo en cada uno de sus cargos, a su compañero de equipo e inseparable colaborador MVZ Enrique J. Sánchez Gómez. Y como en cada cuento de hadas, que no es perfecto pero si real, al apoyo, paciencia y amor de su esposa, pues como él lo dijo -No es fácil ser la esposa de un MVZ-, por los grandes momentos de ausencia y las jornadas de trabajo que sabemos a qué hora inician, pero no sabemos a qué hora terminaran.

Quisiera con gran ahínco poder poner los nombres de cada uno de los Médicos Veterinarios, Ingenieros Agrónomos Zootecnistas y Técnicos Agropecuarios a los que les estamos agradecidos, pero sé que al momento en que él vea este pequeño homenaje, le vendrán a la memoria cada uno de esos nombres, por lo cual los incluyo en una sola frase "Gracias por todo el apoyo, por hacernos crecer, por darnos una parte del conocimiento que los años le han dado, y la calidez de su amistad.

No hay comentarios: