mayo 22, 2012

Una consulta inesperada sobre mortandad neonatal de cabritos (Cuento didáctico)


Cervantes Sánchez, Juan Manuel
Departamento de Nutrición Animal y Bioquímica. 2º Edificio 2ª piso
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
Universidad Nacional Autónoma de México
Avenida Universidad Nº 3,000, Delegación Coyoacán
C. P. 04510. México, D. F. (MÉXICO)
Contacto: jmcs19@yahoo.com


Resumen
El cuento didáctico es una pieza básica en el logro del los objetivos educativos. Sin embargo, este recurso ha sido utilizado en educación preescolar y primaria. En esta ocasión lo utilizamos con fines didácticos a nivel superior. Esta herramienta didáctica tiene algunas ventajas: se aborda el tema principal, así como su contexto social, circunstancias particulares, etc., de esta forma el objeto de estudio se enriquece y se vuelve real, tangible, con relaciones directas así como inconsistencias. Por otra parte, el cuento didáctico tiene como finalidad introducir al estudiante o al productor en un área concreta muy bien definida del conocimiento, en un corto tiempo, y con pocos recursos. Este recurso didáctico es utilizado en esta ocasión para resolver una consulta de un productor de cabras, quien ha comenzado a tener problemas de mortandad en sus cabritos.

PALABRAS CLAVES: Cabritos, mortandad, perinatal, machos, cuento.

Abstract
The didactic story is a basic element in achieving educational goals. However, this resource has been used in preschool and primary education. This time we use it for teaching purposes at a higher level. This teaching tool has some advantages: it addresses the main theme and its social context, circumstances, etc., So the object of study is enriched and becomes real, tangible, and direct relationships with inconsistencies. Moreover, the didactic story is intended to introduce the student or a producer in a particular area of knowledge very well defined, in a short time, and with few resources. This teaching resource is used this time to resolve a query of a goat producer, who has begun to have mortality problems in their kids.

KEY WORDS: goats, mortality, perinatal, male, tale.

Recursos: La atención, la antipatía, la contradicción, la corazonada, la curiosidad, la duda, la expectativa, la imaginación, la impaciencia, el interés, el juego, la memoria, el placer, la simpatía, la satisfacción, la sorpresa, el temor, la travesura, etc.

Una consulta inesperada sobre mortandad neonatal de cabritos
(cuento didáctico)

Era una tarde de febrero cuando una persona llego a la Facultad de Veterinaria  de la UNAM, y después de preguntar a los demás ubico al Departamento de Nutrición Animal  y Bioquímica ubicado en el segundo piso del segundo edificio.

Productor: Buenas tardes señorita, se encuentra al Dr. Ázoe.
Secretaria: Buenas tardes señor, permítame ver si está el Dr. Ázoe.
Tomando el teléfono hablo: Dr. Ázoe lo busca una persona, ¿lo puede atender?
Dr. Ázoe: Gracias Gisel, tengo tiempo para atenderlo, hágalo pasar.
Productor: Buenas tardes profesor, mi nombre es Juan Hernández, soy productor de cabras, vengo de Cuautla, Mor., necesito su ayuda.
Dr. Ázoe: Bienvenido, ¿En qué le puedo servir?
Productor: Pues verá, desde hace unos 10 años me dedico a la producción de cabras, en los últimos años he tenido problemas con los cabritos, que nacen muy débiles y antes del mes de edad mueren, están como acalambrados, batallan mucho para levantarse, no pueden mamar de la teta, usted sabe, ya no son negocio.
Dr. Ázoe: Y ¿qué le hace pensar que yo pueda ayudarlo?
Productor: Hace algún tiempo me prestaron la revista Acontecer Bovino en la que había un trabajo suyo sobre el síndrome del recién nacido débil. Sus argumentos  me convencieron y aquí estoy solicitándole información.
Dr. Ázoe: Bien, creo que ya nos vamos entendiendo.
Productor: Así es profesor, pero dígame, tiene tiempo para atenderme o vengo otro día, cuando usted me diga.
Dr. Ázoe: No faltaba más, pongamos manos a la obra. Pero necesito más información. ¿Qué le parece si me deja su dirección y yo lo visito el próximo sábado en su corral? y ahí me cuenta el resto de la historia.
Productor: De veras profesor, pero mi casa es muy pobre, no tengo comodidades, no podré atenderlo como usted se merece.
Dr. Ázoe: Oiga Don Juan, yo voy a visitarlo como veterinario, no como inspector de la Secretaría de Desarrollo Social; ni como supervisor del Infonavit o del Fovissste. Mi interés son sus cabras, no su vivienda, ¿Me entiende, estamos en el mismo canal?
Productor: Perdón profesor, no quise molestarlo, sólo quería aclararle que no tengo los recursos como para atender una visita. Sabe la llegada a mi casa está un poco complicada, ¿qué le parece si nos vemos en algún lugar conocido?
Dr. Ázoe: No hay fijón, ¿nos vemos el próximo sábado a las 12 de la mañana en la entrada de la Presidencia Municipal de Cuautla?
Productor: Ahí estaré sin falta.
Unos días más tarde…
Policía: Oiga Don ¿usted es chilango?
Dr. Ázoe: Si señor, ¿y cómo lo supo?
Policía: Esa playera de los pumas me lo sugirió: ¿Busca a alguien en la Presidencia?
Dr. Ázoe: Más bien quede de verme con un amigo, acaso desconfia de mi.
Policía: Pues no, discúlpeme, pero creo que he visto demasiadas películas de acción de los hermanos Almada.
Dr. Ázoe: No se preocupe, yo sé que es su obligación, además los tiempos que vivimos no están para menos.
Productor: Profesor, Profesor, ya llegué, ¿hace mucho que me espera?
Dr. Ázoe: Tengo como 10 minutos platicando aquí con el señor.
Productor: Hola compadre, él es el veterinario del que te platique, es gente de fiar.
Policía: Bien, los dejo, que tengan buena tarde.
Productor: ¿Qué tal el viaje?
Dr. Ázoe: Muy bien, vine con mi esposa, salimos temprano del Distrito Federal para evitar el tráfico, después tomamos la de carretera de Tlayacapan, ya sabe, nos paramos y nos comimos unas quesadillas y un cafecito negro con azúcar mascabada, después de un rato llegamos aquí y pregunte por usted.
Productor: ¿Y su esposa doctor?
Dr. Ázoe: Acaba de irse al Museo Casa de Morelos. Sabe Don Juan no cuento con mucho tiempo, ¿qué le parece si mejor vamos a ver sus cabras?
Productor: Pues vamos mis animales están por el rumbo del Almiar.
Tiempo después en el corral….
Productor: Pues aquí están los animales, ¿cómo los ve doctor?
Dr. Ázoe: Los adultos los veo un poco delgados, pero para las condiciones imperantes en este mes de febrero diria que están normales. A ver, enséñeme los cabritos.
Productor: De un tiempo para acá los cabritos se me están muriendo, y algo muy curioso que he observado es que en su mayoría son machos, tal parece que por alguna razón las hembras estan protegidas.
Dr. Ázoe: Dígame Don Juan, ¿hace cuanto tiempo que observa esta enfermedad en los cabritos?
Productor: Pues verá, es el tercer año consecutivo que veo esta situación. Antes de eso todo era normal. Sin embargo, en el 2010 hubo muchas lluvias, las pajas y los forrajes se pudrieron y los animales se enfermaron con hongos y algunos más murieron.
Dr. Ázoe: A ver dígame, ¿Los animales presentaban problemas en la piel?
Productor: No doctor, presentaban problemas nerviosos, hasta vino un doctor que trabaja ahí mismo donde usted y que dicen que es bien “trinchon para eso de la toxicología.
Dr. Ázoe: Por ahí debería haber comenzado. El Dr. Ener es un gran especialista en toxicología y seguramente se refería a las aflatoxinas, tema que ha estudiado por muchos años, y que efectivamente producen sintomas nerviosos. Pero dígame Don Juan, ¿a partir de ese acontecimiento se murieron muchos animales?
Productor: Si, pero sobre todo machos adultos y cabritos.
Dr. Ázoe: ¿Les dieron algún tratamiento?
Productor: Si, pero deplanamente no les hizo ningún efecto.
Dr. Ázoe: Pero dígame Don Juan, ¿acaso algunas de las hembras que enfermaron en aquella ocasión son ahora las madres de los cabritos que mueren días después del parto?
Productor: ¿Cómo lo supo doctor?
Dr. Ázoe: No sé, solamente lo adivine. Pero dígame, ¿en aquella ocasión ademas de los análisis toxicológicos se hicieron otros examenes?
Productor: Si se hicieron algunos, pero no les puse mucha atención.
Dr. Ázoe: ¿Y cuál fue el diagnóstico?
Productor: Al final me enviaron una carta en la que me informaron que el agente causante fue un Adenovirus. Sin embargo, no logro entender lo que pasó hace tres años y mucho menos lo que está pasando ahora.
Dr. Ázoe: A reserva de hacer algunos análisis complementarios, le puedo adelantar que estos cabritos sufren del síndrome del recién nacido débil.
Productor: A ver doctorcito, ¿explíqueme cómo es eso?
Dr. Ázoe: Bueno, comencemos por el principio. Los animales están formados por millones de células, estás células forman los tejidos, los órganos, los huesos, etc. El funcionamiento de estas células es muy complejo, sin embargo, bajo algunas circunstancias estas células dejan de producir unas sustancias que se llaman enzimas y que tiene como principal función transformar una sustancia en otra, y se comienza a producir la enfermedad.
Productor: Si me da un poco más de información le entenderia mejor doctor.
Dr. Ázoe: A ver, ¡déjeme encontrar un buen ejemplo! Como sabrá el bolillo que los humanos comemos se hace con harina de trigo, para esto las semillas de trigo se muelen después se le agrega agua, sal, azúcar hasta hacer una masa, y más adelante se le añade levadura de cerveza y se mete al horno, y después de algunas horas el bolillo ya está listo como para hacer una torta de huevo con chorizo. Mmnnn, ya hasta se me antojo. ¿Hasta aquí estamos de acuerdo?
Productor: Pues dejando fuera la torta de huevo con chorizo, ya sabe, por aquello del colesterol, en lo demás estoy de acuerdo.
Dr. Ázoe: Pero como sabrá Don Juan, la semilla de trigo esta come cruda, en cambio el bolillo ya está cocido.
Productor: Mmmm, ahora que lo dice, supongo que pasa lo mismo que con el maíz, no se come crudo, sino que tiene que cocinarse en forma de tortilla o de elote, esquite para poderse comer. Pero explíqueme doctor, ¿Qué le pasa al trigo y al maíz durante su cocimiento?
Dr. Ázoe: El trigo y el maíz están conformados por varios nutrientes complejos como los carbohidratos, grasas y proteínas. Estas sustancias para poder ser comestibles tienen que reducidas a su forma activa más simple, esto es glucosa, aminoácidos y triglicéridos.
Productor: Ya entiendo, las grandes sustancias complejas se deben de dividir en sustancias muy sencillas. ¿Y quién hace ese trabajo?
Dr. Ázoe: Otras sustancias llamadas enzimas, en el caso de la elaboración del pan son producidas por la levadura de cerveza. Ahora volviendo al tema de los cabritos, también sucede algo parecido.
Productor: A ver barajeemela más lenta.
Dr. Ázoe: Los animales domésticos para vivir sanos y producir necesitan energía.  La energía proviene del alimento, y como sabrá los animales comen dos o tres veces al día. Y aunque la energía se necesita en todo momento, su suministro es intermitente. Para mantener esa energía en forma constante los animales, en diferentes partes del cuerpo acumulan reservas para utilizarlas en el periodo entre comidas, de esta forma se almacena grasa en el tejido adiposo y glucógeno en el hígado y los músculos. 
Productor: Pero entonces ¿dónde está el problema?
Dr. Ázoe: La energía que los animales necesitan proviene del alimento, este contiene sustancias complicadas: carbohidratos, grasas y proteínas, estos tres tipos de compuestos para ser aprovechados por las células necesitan ser convertidos hasta su mínima forma activa, esto es glucosa, aminoácidos y triglicéridos. Como sabrá los animales comen dos o tres veces al día. Y aunque la energía se necesita en todo momento, su suministro es intermitente. Para mantener esa energía en forma constante los animales, en diferentes partes del cuerpo acumulan reservas para utilizarlas en el periodo entre comidas, de esta forma se almacena grasa en el tejido adiposo y glucógeno en el hígado y los músculos.
Productor: A ver doctor déjeme entender esto. Supongamos que es de mañana. El cabrito hace tiempo que comió, está entre comidas, de pronto tiene hambre, necesita seguir a la cabra y tomar leche de la teta. Pero aunque tiene esa sustancia, el mentado glucógeno, esta no se puede convertir en glucosa, y por lo tanto no hay energía, entonces el cabrito aunque quiera no se puede parar porque no tiene fuerza.
 Dr. Ázoe: Así es Don Juan.
Productor: Dígame doctor, ¿Por qué las estas ¡enzimas! No se producen?
Dr. Ázoe: Las enzimas son producidas por las células, dentro de las células hay unos pequeños órganelos llamados genes, estos son los que dan la orden a la célula para que produzca enzimas, estas últimas transforman el glucógeno a glucosa y esta se manifiesta como energía o fuerza. Sin embargo, algunas sustancias como las aflatoxinas y también los adenovirus lesionan a los genes, estos no producen las enzimas y de esta forma se manifiesta la enfermedad. Cuando el cabrito no puede convertir el glucógeno a glucosa, obtiene energía de una ruta metabólica alterna llamada glucolisis anaerobia. Esta ruta produce ácido láctico en los músculos, también produce calambres, está es la razón por la que el cabrito está engarrotado y sin fuerzas.
Productor: ¿Qué me quiere decir doctor? Que las aflatoxinas fastidiaron a los genes, estos últimos no estimularon a la célula para que produzca enzimas y aunque el cabrito tenía glucógeno, este no se transformó en glucosa, de esta manera no hay energía suficiente para que el cabrito se pare cuando tenga hambre, se queda engarrotado y a lo largo del mes muere de hambre.
Dr. Ázoe: Ha descrito perfectamente el síndrome del becerro débil.
Productor: Pero falta una cosa doctor, ¿Por qué ataca más a los machos que a las hembras?
Dr. Ázoe: Porque esta es una enfermedad asociada al sexo, esto es, en el caso en particular las hembras tienen dos copias de este gene y cuando una copia falla en automático la otra le hace el quite, mientras que en los machos solamente hay una copia y si esta copia del gene se daña ya no hay remedio.
Productor: Oiga doctor, y ¿eso solo pasa en cabritos?
Dr. Ázoe: ¡Qué barbaridad don Juan! su suspicacia me ha sorprendido. Este trastorno afecta a todas las especies incluyendo al hombre. En el ambiente existen muchos factores que pueden lesionar a los genes y a su vez a la producción de enzimas y como consecuencia se presenta este síndrome incluso en peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. Por cierto en algunos trabajos científicos se ha reportado al adenovirus como un agente que también daña al gene que regula la producción de enzimas relacionadas con el glucógeno.
Productor: Oiga doctor, pues antes esta enfermedad se había tardado en aparecer.
Dr. Ázoe: Yo tengo la impresión que ya tiene tiempo entre nosotros, pero que no hemos tenido el cuidado de encontrarla y la hemos ignorado.
Productor: ¿Y cómo puedo prevenirla y evitarla?
Dr. Ázoe: Se puede prevenir desechando a las cabras que tengan cabritos con esta enfermedad, además se pueden hacer algunos estudios, déjeme investigar porque creo que seguiremos en contacto, ¿o no?
Productor: Bueno Dr. Ázoe, llego la hora de la comida. No se donde invitarlo.
Dr. Ázoe: No se preocupe Don Juan, traigo viáticos de un proyecto de la Universidad y si usted me lo permite lo invito a comer, que le parece si pactamos una tregua bilateral con el colesterol y los triglicéridos y nos comemos una cecina de Yecapixtla, yo lo invito. Pero antes déjeme hablar al celular de mi esposa.
Productor: Esta bien doctor, ¿qué le parece si comemos en el restaurant de la esquina? es de la cadena BBB.
Dr. Ázoe: Disculpe mi ignorancia Don Juan, que es eso de la cadena BBB.
Productor: BBB significa bueno, bonito y barato.
Dr. Ázoe: A que Don Juan ahora sí que me chamaqueo, déjeme llamar a mi esposa.
Hola Barbie, nos vemos en quince minutos aquí en la calle Virginia Hernández sin número, toma un taxi y le dices al chofer que te traiga al Almiar, oye, te encargo por ahí si ves algunos dulces de pipian, sale.

No hay comentarios: