mayo 22, 2012

MADRE. 10 de mayo


Felipe Román López

MADRE, un poema de amor y de ternura,
acude a mi mente al evocarte,
pues llena está mi mente de añoranzas
que quisiera revivir al recordarte.

La distancia y el tiempo nos separan,
mas nada logrará que yo te olvide.
Hoy te miro en los ojos de las madres
que aguardan a sus hijos, anhelantes,
en las madres que afectuosas amamantan,
en las que vigilan expectantes
y son faros de luz en sus tinieblas.
En las que lloran cuando enferman,
En las que alaban al Creador, agradecidas,
por la recuperación del hijo bienamado,
y, son refugio y calor para el que sufre
y dan amparo y valor al derrotado.

Hoy te miro en la alegría,
en el llanto, en el dolor,
en el afecto, en el amor,
en la tristeza que porfía
en volver a mirar la faz amada,
del hijo que volverá algún día.

Hoy y siempre y mientras tenga vida,
llenarás mi corazón con tu recuerdo,
serás la inspiración que no se olvida
y permanece fiel a su pasado,
para lograr el reencuentro no lejano
que nos una hasta el fin en el arcano.

No hay comentarios: