febrero 21, 2012

SEROEPIDEMIOLOGIA I


Año 12 Vol. 12 No. 1/Febrero 2012
José Alfonso Barajas Rojas, M.V.Z., M.P.V.M. M. Sc., Ph.D
Departamento de Microbiología e Inmunología,
Facultad de Medicina Veterinaria v Zootecnia. UNAM 

Introducción y generalidades sobre seroepidemiologia 


Es sin lugar a dudas el campo de la inmunología el que ha sufrido uno de los avances más notables durante los últimos 10 o 15 años, cada día se reafirman o surgen nuevas teorías sobre inmunología básica y se aplican estas técnicas al estudio de enfermedades de humanos y animales; sin embargo, es necesario el conocimiento y aprovechamiento de la exactitud y rapidez de las pruebas en el campo de la epidemiología, considerándose a la seroepidemiología como la forma de poder detectar los estados de salud o enfermedad en las poblaciones. (Acha, Szyfres, 2002. Schwabe, 1984. Martin, Meek, Willeberg, 1987. Schwabe y col, 1977) 

Seroepidemiología 
Es el estudio o análisis de muestras de sangre o suero de una población definida que sirve para conocer las "huellas digitales" de la enfermedad en investigaciones epidemiológicas. La interfase de la lectora con la computadora, nos permite trabajar un mayor número de sueros para estudios seroepidemiológico . 

Fig. 1 Estudio seroepidemiológico de enfermedades de bovinos en el trópico de México. Diseño de estudio, muestreo de animales, banco de suero e Interface de lectora de ELISA con la computadora, herramienta útil en el procesamiento de muestras clínicas para estudios seroepidemiológicos 


Epidemiología 
Es la ciencia que estudia la distribución de la enfermedad en la población con base en tiempo, geografía y atributos humanos buscando la causa o efecto mediante hipótesis de asociación. Algunos autores como Schwabe, 1984, definen a la epidemiología como el aspecto médico de la ecología. Es conocido de todos que la presentación de las enfermedades depende de la interrelación que existe entre el agente, el huésped y el medio ambiente lo que determina los tipos, distribución en tiempo y espacio, así como otras características específicas de la enfermedad. 

Este conocimiento de las formas de presentación de las enfermedades en la población nos hace descubrir la magnitud del problema y no sólo la punta del “témpano” que es lo generalmente observamos mediante la clínica. 


Fig 2. La asociación entre tiempo, geografía y población animal son básicas para la seroepidemiología 

Antecedentes históricos de la epidemiología serológica. 
Cuando se empezaron a crear los departamentos de salud pública en el siglo pasado, los registros de nacimientos y muertes de personas se realizaban en oficinas de gobierno e iglesias. Pronto se vio que estas estadísticas vitales basadas en el reporte oficial de los eventos ocurridos en la vida de las personas, tenían valor médico; desde ese momento se inician los estudios organizados de epidemiología como lo representa el estudio de brote de cólera en humanos que se presentó en Londres, Inglaterra, estudiado por John Snow quien definió el origen de la enfermedad y dictó las medidas preventivas mediante el análisis de los registros de casos que se tenían en diferentes zonas. Es sorprendente su trabajo si se considera que no fue sino hasta después de 30 años en que Roberto Koch reportó el Vibrio cholerae como causa de la enfermedad. 

Desde entonces se han venido estudiando enfermedades cuarentenables y de reporte oficial a las autoridades, naciendo así el sistema de reporte de incidencia de morbilidad. (Schwabe, 1984, Martin y col. 1987, Martin y Wiggins, 1973. Ingram y col. 1975. Paul y White, 1973). 

En el siglo XIX se crearon los servicios veterinarios en el gobierno de diferentes países. En los E.U.A. y Europa se vio que se carecía de estadísticas vitales de animales, las cuales sólo pueden obtenerse de explotaciones controladas de animales en confinamiento. Dentro de los principales problemas que se presentan está el que los animales son sacrificados con fines de producción y de esta forma se ve truncado su ciclo de vida, generalmente en edad joven en los rastros. 

El sistema de reporte de morbilidad se inició en forma ordenada con los trabajos de Daniel Elmer Salmon en el Departamento de Industria Animal de los E.U.A., para erradicar las enfermedades infecciosas más importantes de los animales, siendo la erradicación de la pleuroneumonía contagiosa bovina un éxito en este país. En forma similar ocurrió en Europa con la peste bovina; tiempo después Bernard Bang en Dinamarca demostró el valor diagnóstico de la prueba de tuberculina en bovinos, la cual fue utilizada en el resto de Europa y en los E.U.A. en gran escala para la realización masiva de la prueba intradérmica de tuberculina para el conocimiento de la prevalencia de la tuberculosis. Estudios semejantes se realizaron para otras enfermedades como, por ejemplo, en el caso de la durina de equinos que fue erradicada de los E.U.A. en 1916 cuando los científicos del Departamento de Agricultura tuvieron éxito en desarrollar pruebas de laboratorio rápidas para trabajar un gran número de muestras de fijación de complemento en un mismo día. Entonces es cuando nace la seroepidemiología como forma de demostrar el valor del muestreo en grupo para la vigilancia de la prevalencia de enfermedades. (Schwabe, 1984) 


De acuerdo con Paul, J.R. y White, C. En su publicación sobre epidemiología serológica (Academic Press, New York) no fue sino hasta 1930 en que los trabajos de seroepidemiología se realizaron en gran escala en medicina humana, teniendo como base en los estudios realizados en medicina veterinaria. Actualmente, la seroepidemiología tiene gran importancia en la vigilancia de las enfermedades y es uno de los grandes “pilares” en los programas de medicina preventiva de control o erradicación de las diferentes enfermedades que afectan al hombre y animales. 


Medidas de prevención y pruebas de laboratorio 

Dentro de las medidas importantes de medicina preventivas se encuentran la cuarentena, el muestreo en grupo, tratamiento en grupo, sacrificio de los animales, higiene, desinfección, control y erradicación, así como los aspectos concernientes a la educación de cada uno de estos puntos. 

Es el muestreo en grupo que sirve para detectar en forma temprana la enfermedad o el estado subclínico de enfermedad en su periodo de incubación el que nos sirve de base epidemiológica para establecer en una población de animales la incidencia y prevalencia de las diferentes enfermedades. Entendiéndose por incidencia como una medida dinámica de nuevos casos de animales enfermos ocurridos en un periodo corto de tiempo y como prevalencia a una estática del número de animales enfermos en una población en un momento determinado y generalmente en un periodo largo de tiempo. Es necesario recordar que se reporta generalmente en las enfermedades crónicas una prevalencia mayor que la incidencia, ocurriendo lo contrario en las enfermedades agudas. 

Fig. 3 Trabajo seroepidemiológico en el laboratorio 

Estas medidas de morbilidad que sirven para establecer el control y erradicación de muchas enfermedades, están íntimamente relacionadas con los resultados de las pruebas serológicas realizadas a muestras de poblaciones de animales escogidos al azar y cuya sensibilidad y especificidad desde el punto de vista inmunológico así como su precisión nos sirve para minimizar los errores de falsos negativos y positivos en el establecimiento de la prevalencia de las enfermedades. 

Una de las grandes ventajas en el establecimiento de la epidemiología serológica son los sistemas de identificación de animales en las campañas de erradicación de enfermedades o control de animales salvajes. 

Por ejemplo, el sistema de identificación que se tiene para los E.U.A. en su campaña contra la brucelosis ha permitido la oportunidad a los epidemiólogos de tener la información necesaria y ordenada para la realización de otras pruebas aplicables a las muestras de sangre y suero que anteriormente se desechaban después de practicarles las pruebas de Brucella establecidas por la campaña. Actualmente se reportan más de 200 tipos de pruebas que se pueden realizar con esas muestras y que pueden servir para identificar las “huellas digitales” de la enfermedad y al mismo tiempo el tratar de explicar el qué, cuál, cuándo, dónde y cómo de los aspectos de enfermedad en los animales. Asimismo, la seroepidemiología ha servido para el conocimiento de los padecimientos no infecciosos, principalmente de tipo genético, metabólico y tóxico que hasta hace tiempo no se realizaba en animales en gran escala. 

Estas son algunas de las pruebas que pueden realizarse a partir de las muestras de sangre y suero obtenidas en campañas epidemiológicas y poder justificar lo costoso del material y personal humano que se requiere para su realización. Asimismo se refieren los estudios de campo realizados en México (Barajas-Rojas, 1993) y textos de apoyo (Barajas-Rojas 2003, 2004, 2005, 2007). 

Pruebas: Todas las pruebas aplicables a estas muestras de microorganismos o enfermedades como, por ejemplo, Brucelosis, Leptospirosis, Tuberculosis, Salmonelosis, Hemofilosis, Micoplasmosis, Fiebre Q, Anaplasmosis, IBR, BVD, Lengua azul, Influenza, Parainfluenza, Estomatitis vesicular y Toxoplasmosis entre otras. 

Fig. 4 La seroepidemiología es una importante
herramienta en el estudio de poblaciones salvajes 

Dentro de las enfermedades no infecciosas se pueden detectar: Anemias, deficiencias nutricionales, vitaminas, minerales, enfermedades metabólicas, enzimas séricas, contaminantes en la sangre, pesticidas en pelo, genotipo de animales, mapeo de marcadores genéticos, hemoglobinas anormales, grupos sanguíneos, tóxicos en general. También se puede practicar pruebas indirectas de factores ambientales como la acción de las radiaciones sobre los animales. Estas muestras pueden servir para el establecimiento de un banco de información para la realización de otro tipo de estudios retrospectivos de la enfermedad.

No hay comentarios: