febrero 21, 2012

Resumen de un libro: INQUEBRANTABLE


Año 12 Vol. 12 No. 1/Febrero 2012


Felipe Román López


Título: INQUEBRANTABLE
Editorial: AGUILAR
Autor: LAURA HILLEBRAND
Título original: UNBROKEN
Edición: 1ª. OCTUBRE de 2011
Número de páginas: 583

 TEMA: Una historia de supervivencia, fortaleza y redención durante la 2ª. Guerra Mundial.


Se trata de la historia de Louie Silvie Zamperini, hijo de inmigrantes italianos, nacido en Oleon Nueva York, el 26 de enero de 1917, pesando 5.2 Kgms. Sus padres Anthony y Louise le llamaban Tours

Desde que logró caminar se volvió indomable, siempre se escapaba del corralito donde lo metían y corría y saltaba sin reposo.

A los 5 años de edad se comía todo lo que encontraba en su casa o en las casas vecinas, donde se metía, abriendo las puertas con ganzúas que hacía con un rollo de alambre que siempre cargaba.

Las historias de su infancia siempre terminaban con un: “y entonces me eché a correr como loco”.

Tenía 3 hermanos: Pete, Silvia y Virginia que lo protegían y admiraban.

A los 14 años de edad, Pete vio que era muy rápido corriendo y lo convenció de que entrenara en la pista de la escuela.

Cursaba el 9º grado escolar, en 1932, cuando fue elegido para participar en las actividades atléticas escolares, donde obtuvo sus primeros triunfos.

Después de una fuga en tren, que fue de pesadilla, regresó con ímpetu de correr en la pista, pues su ídolo era el corredor Glenn Cunninghan que era entonces el mejor corredor de la milla en la historia de los Estados Unidos.

En 1933, ya en el 10º grado escolar batió varios records en carreras de 800 mts y en la milla y, en la de 2 millas ganó por más de 400 mts.

En 1924 impuso el récord de 4,21 en la milla, superando el récord mundial.

En 1936 ganó el derecho de asistir a la Olimpiada en Berlín, donde llegó en 7º lugar en la final de los 5000 mts y fue felicitado por Hitler, por haber recorrido la última vuelta en 56 segundos, ya que nadie había logrado recorrerla en menos de 1 minuto.

Al regresar a USA, Louie ingresó a la Universidad del Sur de California, donde continuó superando sus records en distancias cortas, con miras a asistir a la Olimpiada de Tokio, en 1940, la que se suspendió por el estado de guerra.

El 29 de septiembre de 1940 se incorporó al ejército, en la Escuela de Aeronáutica, donde aprendió a volar aviones y, en 1941 se incorporó a la ARMY AIR CORPS y lo asignaron a volar en bombarderos. Se especializó en el uso del VISOR NORDEN, que controlaba la dirección de las bombas.

En 1942 Louie fue comisionado como subteniente, a volar en un B-24, de 4 motores, bautizado como SUPERMAN, destinado al campo Hickman, en Oahu, Hawai

Participó en varios ataque aéreos de bombardeos exitosos, logrando siempre volver a su base, a veces con múltiples perforaciones en el fuselaje del B-24 (594 agujeros en una ocasión).

El 27 de mayo de 1943, por haberse extraviado uno del B-24, que se dirigía a Cantón, le ordenaron a la tripulación de Louie volar en un avión denominado el Avispón Verde, en muy malas condiciones, para sobrevolar la ruta sobre el Atlántico, que llevaba el B-24 perdido.

A 360 Kmts. Del sitio de despegue, en el área de búsqueda sin resultado, el Avispón falló y se precipitó en espiral hasta chocar en el mar.

Solo sobrevivieron al choque; Phil, el piloto (Russel Allen Phillips), Mac, el artillero de cola y Louie, quienes lograron subirse a una de las balsas de salvamento que llevaba el avión.

En esa balsa flotaron a lo largo de 3200 Kmts, en un lapso de 50 dias. Mac murió antes de llegar a las islas ocupadas por tropas japonesas, las que los aprehendieron.

El 16 de julio de 1943 los transfirieron a la isla de Makin, en las islas Marshall.

En los campos de concentración, donde estuvieron recluidos los prisioneros estadunidenses, había reglas estrictas, como: levantarse a las 6 a. m., prohibido hablar, dirigir la mirada al piso, contar en japonés para pasar el “tenko” (tipo de inspección). Para usar el “benjo” (letrina) debían pedir permiso en japonés “benjo kudesai”, haciendo una reverencia.

La menor violación acarrearía una golpiza hasta dejarlos inconscientes. Si se atrevían a defenderse o protestar era la muerte.

La mayor parte del cautiverio, Louie lo pasó en el campo de concentración .

Les daban 3 comidas al día consistentes en: un plato de caldo con verduras podridas y medio plato de arroz podrido, mezclado con cebada La comida estaba llena de excrementos de rata, gusanos y arena (500 Calorías al día).

Las enfermedades eran cotidianas como; desnutrición, anemia, diarrea, disentería y beri-beri.

Todos los hombres eran abofeteados, pateados, golpeados, humillados y sometidos a la rutina de trabajos forzados y ejercicios forzados.

El cabo Mutsuhiro Watanabe (El Ave) reconoció a Louie y se dedicó a golpearlo y humillarlo diariamente, en forma obsesiva, hasta dejarlo inconsciente.

El 6 de agosto de 1945, un B-24 lanzó la primera bomba atómica sobre Hiroshima y, el 19de agosto Nagasaki desapareció.

Había orden de “matar todos” el 22 de agosto pero, el 20 de agosto se declaró el fin de la guerra y Japón firmó la rendición formal el 2 de septiembre de 1945.

El 5 de septiembre salieron los prisioneros de las barracas, en tren, rumbo a Yokohama para ser repatriados.

Louie estuvo 2 años y medio cautivo (del 27 de marzo de 43 al 2 de septiembre 45), estuvo en Okinawa hospitalizado para tratarle de desnutrición y disentería (hasta 20 evacuaciones por día).

El 18 de septiembre Louie voló en un B-24 a Filipinas. Estuvo hospitalizado en Honolulu.

En Octubre se reunió con su familia. Su historia fue difundida en muchas estaciones de radio y periódicos. Todos querían que él la contara. El Departamento de Guerra lo contrató para hacer una gira de conferencias. Mientras tanto, los japoneses considerados “asesinos”, eran juzgados por una corte marcial y condenados a muerte por ahorcamiento.

Watanabe logró escaparse disfrazado de campesino y nunca fue aprehendido, sobreviviendo muchos años.

En marzo de 1946 Louie conoció a Cynthia Applewhite, joven de 20 años de edad, de familia rica. Logró conquistarla y se casó con ella el 25 de mayo, a pesar de la oposición de su familia.

El se dedicó a correr, con miras a volver a competir en alguna Olimpiada. Sin embargo, estaba deprimido y obsesionado con “el Ave”: de día lo veía y en las noches tenía pesadillas en las que el sargento lo agredía, humillándolo y golpeándolo. Esto lo llevó a volver a fumar y a beber en exceso, hasta quedar inconsciente pues decía que así olvidaba la guerra.

Se volvió irascible y peleaba con todos sin motivo aparente y, a veces creía oír el “keirei”(reverencia) japonés, que les obligaban a acatar en el campo de concentración.

Pensaba que se podría curar si volvía a Japón en busca de “el ave” y lo mataba.

Su esposa lo abandonó (ya tenía una bebé) en 1948, cuando él, en su delirio, intentó estrangularla pensando que era Watanabe.

En septiembre de 1949, Billy Graham, dirigía un centro de enseñanza bíblica, que tuvo mucho éxito. A él acudió Cynthia y quedó convencida. Trató de llevar a Louie a ese centro y cuando lo consiguió, también este se convenció y dejó la bebida y se convirtió en conferenciante cristiano, relatando su historia a toda América.

En 1954 realizó su proyecto: El Campo Victoria para adolescentes, para tratar de reubicar a jóvenes ingobernables. Los llevaba a nadar, montar a caballo, acampar e inclusive a esquiar en invierno. Los muchachos que llegaban a Campo Victoria siendo rufianes, solían salir renovados y reformados.

Watanabe murió en abril de 2003.

El 22 de enero de 1998 a Zamperini se le entregó la antorcha olímpica (a sus 81 años de edad) en Japón, en el área que fuera conocida como NAOESTU y corrió llevado la antorcha, siendo aclamado por el público japonés.

Sobrevivió a sus padres, hermanos y a su esposa, vivió más de 90 años y tuvo 2 hijos: Cissy y Luke.

Llevó la antorcha olímpica en 5 juegos olímpicos y recibió múltiples reconocimientos mundiales, considerado como el máximo corredor de su tiempo.
A sus 90 años seguía corriendo.

No hay comentarios: