mayo 15, 2011

"Las primeras mujeres Médicas Veterinarias Zootecnistas en México" Trabajo de ingreso a la Sociedad mexicana de Historia de la Medicina Veterinaria y Zootecnia A.C. Segunda sesión del ciclo 2011-2012. 15 de marzo de 2011


MVZ María de Jesús Tron Fierros
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
Universidad Nacional Autónoma de México
México, D. F. C. P. 04510



 En 1939 la entonces Escuela de Nacional de Veterinaria cambió su nombre al de Escuela Nacional de Medicina Veterinaria y Zootecnia, y es en éste periodo de su historia en que la profesión ve el ingreso de las primeras mujeres estudiantes.

Guadalupe Suárez Michel
Aurora Velázquez Echegaray
África Medina Navascues
Ángeles Medina Navascues
Aline Schuenamnn Hoffner
Santaella Cruz Natalia
Guerrero Díaz Irma
Yolanda de León Zarzosa
Irene Joyce Blank Hamer
Gallegos Gómez Graciela
Ana María Frías Godoy
María Inés Izaguirre Romero
Elena Ametller Raventos
Hilda Angélica Díaz González Villarreal

La primera mujer Médico Veterinario en titularse fue África Medina Navascues, con la tesis: Breves observaciones para fijar las constantes hemáticas del perro en el Distrito Federal, en 1944, sin embargo por haber iniciado los estudios en España y sólo llegar a concluirlos en México, pocos autores le dan el crédito.
Por el contrario a Guadalupe Suárez Michel, se le reconoce como la primera mujer MVZ mexicana, quien realizó los estudios totalmente en la Escuela Nacional de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional Autónoma de México, en la que adquirió el título de Médico Veterinario, en 1945,  con la tesis: Algunas consideraciones sobre triquinosis. Cabe señalar que la Dra. Suárez Michel realizó primero estudios de Químico Farmacéutico Biólogo en la Facultad de Química de la misma Universidad en donde se tituló en 1934, con la tesis Escritos falsos, su importancia desde el punto de vista de la química forense.

La Dra. Suárez Michel fue hermana mayor del Dr. José Suárez Michel a quien muchos recordamos en su clase de inmunología, o como secretario general de la facultad. La Dra. Suárez Michel fue esposa también de un MVZ y fundadora de una empresa productora de biológicos veterinarios para aves principalmente. 


La Dra. Aurora Velázquez Echegaray, fue la segunda mexicana en titularse como Médico Veterinario, con la tesis: Observaciones sobre tricomoniasis genital bovina, en 1946. La Dra. Velázquez trabajo en el entonces Instituto de Investigaciones Pecuarias y continuó como todos los profesores de ésa época, trabajando en el Instituto y en la ahora Escuela Nacional de Medicina Veterinaria y Zootecnia, en la que laboraba desde 1942, siendo estudiante como ayudante de profesor.


Como profesora de virología e inmunología, en la entonces Escuela Nacional de Medicina Veterinaria y Zootecnia, fue la fundadora del Departamento de Virología e Inmunología. Entre el alumnado cundió la fama de “satánica”, porque “aunque te dijera que estabas reprobado, siempre te lo decía con una sonrisa”, decían los estudiantes. La verdad es que siempre fue una mujer fuerte y emprendedora, formadora de muchos de nosotros, como académicos de la mejor facultad de medicina veterinaria y zootecnia del país y de muchos otros funcionarios de empresas públicas y privadas, de innumerables profesionales del aparato gubernamental y de tantos otros puestos pequeños y grandes ocupados por MVZ, tanto nacionales como extranjeros.

Una mujer con un gran corazón, pero que lo guardaba para algunos cuantos, que no lo compartía si no era con sus “sataniquitos”, que con su ejemplo y su tesón nos dio fortaleza en momentos difíciles, nos infundió confianza cuando ella percibía que lo necesitábamos o nos exigía y nos acicateaba cuando nos veía flaquear, ya sea profesional o personalmente. La verdad es que fue una de las precursoras, sin proponérselo, de lo que ahora se llama una formación integral.

Sus pasos por el pasillo central de la facultad de medicina veterinaria y zootecnia de la UNAM, para ir a firmar todos los días a la mitad de la mañana se extrañan, así como sus comentarios mordaces la mayor parte de las veces, con ese sabor a sarcasmo que sólo ella podía tener.

En 1947 se tituló la otra española, la Dra. Ángeles Medina Navascues, con la tesis: Variaciones al método Kjendahl y fue la primera mujer con el título de Médico Veterinario Zootecnista. La Dra. Angelita trabajó en lo que fue el precursor del Departamento de Histología, que actualmente forma parte del Departamento de Morfología.

En ese año se tituló también Natalia Santaella Cruz, con la tesis: Organización y funcionamiento que deben tener las actuales escuelas practicas de agricultura en el aspecto pecuario. Desafortunadamente no encontré más datos de ella, salvo la tesis en el catálogo de la UNAM. 


Aline Schunemann de Aluja, se tituló en 1949, con la tesis: Contribución al estudio de las lesiones histológicas producidas por el virus de la fiebre aftosa en algunos órganos de cuyo. Posteriormente realizó estudios de maestría en la Universidad de Pensilvania, alumna y ayudante del Dr. Manuel H. Sarvide y después formadora de generaciones de patólogos veterinarios. 

Siempre vestida de blanco, con ese firme paso rumbo a la sala de necropsias, después preocupada por sus burritos y por la bioética y por la cisticercosis y la teniasis, MVZ reconocida por sus investigaciones por la profesión de enfrente, por los médicos cirujanos, formadora de generaciones y generaciones de patólogos, incansable, que llueva, truene o relampagueé, está al pie del cañón en la facultad. Cuantos años manejando su “Renault”, porque sólo necesitaba un coche para llegar a la facultad, y ése le daba un muy buen servicio, ¿por qué cambiarlo?

Con la lucidez que tienen sólo las mentes brillantes, las mentes pensantes que siempre están preocupadas por hacer de éste un mejor país.

¡Que Dios nos la conserve mucho, pero mucho tiempo! Porque es usted ejemplo para muchos de nosotros y para las nuevas generaciones.

El catálogo de tesis de la UNAM presenta dos tesis de Médicos Veterinarios Zootecnistas mujeres que se clasifican en 1949. Irma Guerrero Díaz, hermana de otro MVZ con la tesis La férula de Stander en pequeñas especies, dirigida por el Dr. Alfonso Alexander Hernández. La Dra. Guerrero abrió una clínica veterinaria en la Plaza de Portales en la que trabajó por muchos años1 y Yolanda de León Zarzosa, con la tesis Proyecto de un rastro tipo para aves, dirigida por el Dr. Mario Appendini Dagasso. La Dra. De León se casó con el Dr. Silva, quien fue su compañero de grupo y después de vida.

Joyce Blank Hammer, titulada en 1953, con la tesis: Contribución al estudio de la etiología de la encefalitis canina en el D.F., asesorada por el Dr. Manuel Ramírez Valenzuela.

Amante de los gatos, porque gracias a ellos no tuvo que regresar a Puebla y convertirse en “señorita de sociedad”, porque al terminar la carrera hizo un trato con su papá y si en un año no lograba vivir de la medicina veterinaria se regresaría a la casa paterna, como en ése tiempo los varones no querían atender gatos, a los dueños de éstos no les quedó más remedio que aceptar los servicios de la “veterinaria”, la convirtieron en la mejor MVZ en gatos y ella los ama, porque la hicieron independiente, económica y personalmente.

Sus libros son íconos en el área de pequeñas especies, “el maravilloso mundo de los perros”, “el maravilloso mundo de los gatos”, “la enciclopedia de los perros”, “nuestro gato” y el más reciente “los perros prehispánicos”. Siga fuerte doctora, siga prodigando sus enseñanzas, es un gran ejemplo.

Graciela Gallegos Gómez, se tituló en 1954, con la tesis: Coeficiente de digestibilidad de la harina de carne y hueso y de la cebada en la gallina del Distrito Federal, asesorada por el Dr. Salomón Molerés Álvarez.

Por muchos años impartió la asignatura de bioquímica, donde el alumnado le generó una fama de ¡uy, que miedo!, con Gallegos, ¡que susto¡ pero años y años y los alumnos pasamos por sus aulas. Y sufrimos, pero aprendimos.

Amaba los gatos igual que su amiga y socia, yo no conocí a nadie que supiera tanto de gatos como ellas. Les gustaba la ópera y el trabajo en su clínica, sus últimos años los dedicó a escribir sus notas de bioquímica, que dejó como legado para las nuevas generaciones.


Otra de las pioneras fue la Dra. Ana María Frías Godoy, quien obtuvo el título en 1957, con la tesis: Continuación del estudio de la infestación experimental producida en ratones por la babesia rodhaini. Formadora de muchos de los médicos veterinarios dedicados actualmente al estudio de la histología y de la histopatología. Pasó gran parte de su vida en la UNAM en el actual departamento de Morfología.



La Dra. María Inés Izaguirre Romero, se tituló en 1957 también, con la tesis: Predisposiciones anatómicas para el cólico de los equinos, a la anatomía fue a lo que dedicó su vida, jefa del departamento por muchos años, profesora de tiempo completo, gran maestra no sólo de anatomía, sino de la vida.


Para finalizar la década de 1950, en 1959 se titularon dos mujeres más:

Díaz González Villarreal, Hilda Angélica Relaciones entre la dosis infectante y el curso de la enfermedad inducida en ratones por babesia rodhaini.

Ametller Raventos, Elena Contribución al estudio de cirugía en tórax con resección de lóbulo pulmonar.

9 comentarios:

MVZ Arturo dijo...

Muy buen resumen de las primeras mujeres MVZ de México, siempre serán un ejemplo para las nuevas generaciones de estudiantes de la facultad de MVZ. Y su legado siempre vivira en el espiritu de la facultad.

MVZ Rege Kuttothara dijo...

Excelente semblanzas, me dio mucho gusto leer y recordar a las Maestras, Mujeres MVZ muy valiosas..

MVZ Carlos Moctezuma Albíztegui dijo...

Recuerdo mucho a la Dra Joyce en su clase de zootecnia canina y felina con su muy particular estilo y sobre todo su pasión por los gatos y sus teorías sobre su aparición en la tierra. Como olvidarla!

MVZ, MC Héctor Gabriel Ramos Rodríguez dijo...

Algunas de ellas mis profesoras. Excelentes académicas. Un abrazo cariñoso donde se encuentren.

Juan Ignacio García Zalvidea dijo...

Muchas de ellas nos dieron clases. Que gran honor y privilegio haberlas conocido. Agradecimiento.

Enriqueta Olvera. dijo...

Soy hija de Guadalupe Suárez Michel y siempre ha sido un orgullo para mi haber tenido una madre como ella.

Mvz. Ricardo Avalos Mora dijo...

Que buen trabajo y buen recuerdo de colegas mujer.

Anónimo dijo...

Andrés de la Concha-Bermejillo

Grandes recuerdos de la Facultad, Soy generación 70-74 y realicé estudios de Maestría y Doctorado en Patología en la Universidad de California, Davis. Por varios años trabaje en el Departamento de Patología bajo la tutela de la Dra. Aline, un gran ejemplo. Por los últimos 26 años he sido profesor e investigador en la Universidad de Texas A&M en College Station, Texas. Tome histología con la Dra. Frías y de allí mi gusto por ver los tejidos bajo el microscopio. Mi esposa, Sonia Magnus, es generación 75-79 y trabajo con la Dra. Velázquez.

Saludos.

Iridia Espinosa dijo...

Muy interesante, me interesaria conocer sus trabajos de bovinos