marzo 16, 2011

Seguridad Alimentaria o Inocuidad Alimentaria


Bertha Lucila Velázquez Camacho
Ana María Román de Carlos
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
Universidad Nacional Autónoma de México

Del 16 al 18 de febrero de 2011, en Londres, se llevará a cabo la Conferencia Mundial sobre Seguridad Alimentaria, un acontecimiento para que expertos en seguridad alimentaria, así como interesados del sector alimentario se reúnan a discutir sobre el futuro de la alimentación segura del mundo.

Bajo el lema: Creación de una Cultura Global en Seguridad Alimentaria, el evento se centrará en un enfoque holístico de la seguridad alimentaria y en las consecuencias que la falta de inocuidad de los alimentos tiene para las empresas implicadas.

Más de 600 especialistas en seguridad alimentaria de 40 países, pretenden intercambiar conocimientos entre expertos profesionales, así como de las mejores prácticas en seguridad alimentaria; estar en contacto con especialistas en seguridad alimentaria de todo el mundo: además será un foro para realizar intercambios comerciales y negocios.

La Conferencia, organizada por Global Food Safety Initiative (GFSI), está dirigida a profesionales del sector, como directores de seguridad alimentaria, minoristas y proveedores, inspectores, funcionarios de seguridad alimentaria, entre otros. Durante los tres días que durará la conferencia se trataran diversos aspectos para mejorar la gestión de la seguridad alimentaria en un contexto global.

Resalta notar que entre las compañías que promueven la Conferencia, se encuentran: Ajinomoto, Auchan, Bayer Cropscience, Campbell Soup, Carrefour, Coca-Cola, Danone, Ferrero, Heinz, Kerry Foods, Kesko, Kraft Foods, McDonalds, Modelo Continente, Nestlé, Sara Lee, SCV, Tyson Foods, Wal-Mart, Woolworths, entre otros.

Cabe aquí hacer algunas reflexiones. Es digno de considerar el enfoque que la Conferencia parece tener, a ella asistirán principalmente altos ejecutivos de compañías comerciales especializadas en alimentos. El objetivo es “La seguridad alimentaria”, la cual se encuentra últimamente muy mencionada es los titulares de todo el mundo. Cada vez más empresas alimentarias de nuestro ambiente globalizado, orientan su producción y distribución de alimentos enfocándose en la seguridad alimentaria. La seguridad es críticamente importante en las mentes de los consumidores y dirigentes empresariales, para hacer llegar cada día alimentos seguros a los consumidores. Entendiendo como consumidores a aquellos que pueden pagar por los productos alimenticios.

Entonces, veamos otros puntos de vista:
La seguridad alimentaria es la capacidad de un país para producir los alimentos que consume y la solvencia de la población para acceder a ellos. Esta seguridad existe cuando todas las personas tienen en todo momento acceso material y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades y preferencias alimenticias para llevar una vida activa y sana.

Garantizar la seguridad alimentaria es una tarea complicada para los gobiernos ya que están involucrados los agricultores, los pescadores, los silvicultores, poblaciones indígenas y sus comunidades, y todas las personas que intervienen en el sector alimentario.

En 1945 la comunidad internacional consagró la seguridad alimentaria como uno de los derechos humanos fundamentales. A partir de 1973 la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), propuso un compromiso internacional sobre seguridad alimentaria mundial, que se adopto en la Conferencia Mundial de la Alimentación en 1974, por 82 Estados miembros y por la Unión Europea.

El compromiso se impuso a partir de que los principales exportadores de alimentos tomaron la decisión de reducir la superficie cultivada de granos, lo cual provocó la disminución de los inventarios internacionales, esta situación también fue favorecida por las condiciones climáticas y desestabilización de los precios por las compras masivas de la ex Unión Soviética y de los países del bloque socialista.

Por esta situación en 1975 se creó el Sistema Mundial de Información y Alerta sobre Alimentación y Agricultura, el objetivo era “alertar sobre los cambios inminentes de la oferta y demanda mundiales de alimentos y el propósito de fomentar la capacidad de los gobiernos y organizaciones internacionales para adoptar acciones rápidas y apropiadas para enfrentar la escasez.

En 1976 la FAO estableció el Plan de Asistencia para la Seguridad Alimentaria con apoyos financieros de diversos países, complementados con recursos locales de los países en desarrollo y aportaciones multilaterales realizadas a través del Programa Mundial de Alimentos, el Programa de naciones Unidas para el Desarrollo, los Bancos Regionales de Desarrollo y la Comunidad Económica Europea.

En 1977 la FAO aprobó el Programa de Acción para la Prevención de las pérdidas de alimentos. En 1979 se creó un programa que pretendía resolver los problemas más inmediatos de la seguridad alimentaria, particularmente en los países de bajos recurso y condiciones de déficit de alimentación.

Para cumplir con la seguridad alimentaria es necesario:
  • Oferta y disponibilidad de alimentos
  • Estabilidad de la oferta sin fluctuaciones ni escasez en función de la estación del año
  • Acceso a alimentos o la capacidad para adquirirlos
  • Calidad e inocuidad de los alimentos
Riesgos
  • Naturales plagas, sequías, incendios, huracanes
  • De mercado variación en los precios, aumento en las tasas de interés
  • Públicos y estatales reducción de gastos en el área de salud pública, aumento de impuestos, reducción de programas nutricionales
  • Otros desplazamiento de comunidades por conflictos armados
El resguardo de la seguridad alimentaria es responsabilidad del Estado, ya que debe garantizar a la población el acceso a la alimentación.

En México la Ley de Desarrollo Rural Sustentable de 2011 menciona “El Estado establecerá las medidas para procurar el abasto de alimentos básicos y estratégicos a la población, promoviendo su acceso a los grupos sociales menos favorecidos y dando prioridad a la producción nacional”.

Es interesante observar que los organizadores de la conferencia son las grandes empresas que elaboran y venden alimentos Walt-Mart, Coca Coca, MacDonalds. Hay que tener cuidado en no confundir los términos que se utilizan:

Seguridad alimentaria capacidad de un país para producir los alimentos que consume y la solvencia de la población para acceder a ellos.

Inocuidad garantía de que el alimento que se consuma no causara daño.

Las cifras muestran que el número y la proporción de personas subnutridas han disminuido, pero siguen siendo inaceptablemente elevados. El hambre sigue estando más extendida que antes de la crisis mundial, lo que hace que sea más difícil que nunca alcanzar el objetivo de reducción del hambre fijado en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación y el Objetivo de Desarrollo del Milenio.

Los países en crisis prolongada requieren una atención especial. Se caracterizan por crisis duraderas o recurrentes y por una capacidad a menudo limitada o reducida para responder a ellas, lo que agrava los problemas relativos a la inseguridad alimentaria en estos países.

Para mejorar la seguridad alimentaria en crisis prolongadas es necesario ir más allá de las respuestas a corto plazo con el fin de proteger y fomentar los medios de subsistencia de la población a largo plazo. Las personas que viven en crisis prolongadas a menudo se ven forzadas a realizar ajustes más radicales en su modo de vida, que requieren respuestas a más largo plazo.

El respaldo a las instituciones es fundamental para abordar las crisis prolongadas. Las crisis prolongadas, bien provocadas por el ser humano, bien resultantes de repetidas catástrofes naturales, suelen perjudicar a las instituciones necesarias para contener la crisis y fomentar la recuperación.

La agricultura y la economía rural son sectores cruciales para respaldar los medios de subsistencia en crisis prolongadas, pero no se reflejan adecuadamente en los flujos de ayuda. Los medios de subsistencia agrícolas y rurales son claves para los grupos más afectados por las crisis prolongadas.

Es necesario modificar la arquitectura actual de la ayuda para abordar mejor tanto las necesidades inmediatas como las causas estructurales de las crisis prolongadas. Los ámbitos de intervención importantes en crisis prolongadas, como la protección social y la reducción del riesgo, suelen estar financiados deficientemente.

La asistencia alimentaria contribuye a construir la base de la seguridad alimentaria a largo plazo y es especialmente importante en países en crisis prolongada. La asistencia alimentaria humanitaria no solo salva vidas, sino que constituye una inversión en el futuro de un país porque preserva y refuerza los bienes humanos y los medios de subsistencia que conforman los cimientos de la estabilidad y el desarrollo futuros.

Unas medidas de protección social más amplias ayudan a los países a hacer frente a las crisis prolongadas y sientan los cimientos para una recuperación a largo plazo. Las principales intervenciones son la provisión de redes de seguridad, de seguros según corresponda y de servicios como la sanidad y la educación, que sientan las bases para el desarrollo a más largo plazo.

Recomendación 1. Respaldar el análisis y el entendimiento más profundos de los medios de subsistencia y mecanismos de resistencia de la población en crisis prolongadas con vistas a reforzar su resistencia y mejorar la eficacia de los programas de ayuda y asistencia.

Recomendación 2. Respaldar la protección, la promoción y la reconstrucción de los medios de subsistencia, así como las instituciones que apoyan y favorecen los medios de vida, en los países afectados por crisis prolongadas.

Recomendación 3. Revisar la arquitectura de la asistencia externa en crisis prolongadas para adaptarla a las necesidades, los retos y las limitaciones institucionales sobre el terreno.

Al parecer se está hablando de dos cosas, mientras en Londres se van a tratar temas para mejorar los alimentos que llegan al plato de aquellos que los pueden adquirir, las verdaderas necesidades globales son evitar la inseguridad o insuficiencia alimentaria. Lo que nos lleva a deducir que en Londres se habla de inocuidad alimentaria, más que de seguridad; mientras que la verdadera seguridad alimentaria es un término más que utilizan los gobernantes y organismos internacionales. Ellos coinciden en que las inversiones sinérgicas en agricultura, salud, educación, infraestructura, desarrollo de las empresas y conservación del medio ambiente pueden producir mejoras rápidas y considerables en la seguridad alimentaria, la asistencia a la escuela y el rendimiento escolar, la disminución del hambre y la mejora de las condiciones de vida. Los gobiernos y los asociados en el desarrollo deben prestar más atención a esos enfoques holísticos en contextos tanto rurales como urbanos y deben aumentar la escala de las actividades eficaces que ahora están en curso.

Esperemos que en ese tan prestigiado foro encuentren lugar los postulados de los organismos internacionales y se trabaje a favor de los 1300 millones de personas de los países en desarrollo, más de 100 millones de personas de los países industrializados, y 120 millones de Europa Oriental y Asia Central, que viven por debajo de la línea de la pobreza.

¿Se hablará en esos términos en Londres?

Información obtenida en:
Conferencia Mundial sobre Seguridad Alimentaria. Febrero de 2011, Londres. www.tcgffoodsafety.com

El estado de l a inseguridad alimentaria en el mundo 2010.  
 
Torres, Felipe. “La visión teórica de la seguridad alimentaria como componente de la seguridad nacional”, en Felipe Torres, (Coord.), Seguridad alimentaria: seguridad nacional, UNAM-IIE-Plaza y Valdés, 2003

No hay comentarios: