noviembre 25, 2010

RESUMEN DE UN LIBRO

Felipe Román López


Título: EL SANADOR DE CABALLOS
Autor: Gonzalo Giner Rodríguez
Editor: Ediciones Planeta Madrid, S. A.
www.temasdehoy.es
Sexta Impresión: Septiembre 2010-10-20
Número de Páginas: 798

 TEMA: En el año de 1195 Castilla sufre ante el avance del invasor musulmán. El Sanador de Caballos, es una novela histórica y de aventuras. Es la historia de un joven de 14 años, llamado Diego de Malagón, hijo del regente de una modesta posada, que pagaba renta a los monjes de Calatrava, como contrato de vasallaje, que era, además: pastor, herrador, jornalero y campesino. La madre de Diego había muerto 3 años antes y el padre estaba imposibilitado, en cama, por estar enfermo de fiebres.

Los sarracenos llegan a la posada y matan al padre, sus tres hermanas tratan de huir en una carreta pero, para pararlas, matan a la hermana mayor, que la conducía y secuestran a los 2 hermanas: Blanca y Estela, de 13 y 16 años de edad para llevarlas como esclavas. Diego logra huir montado en su yegua árabe, SABBA (en árabe significa VIENTO DEL ESTE) y llega a Toledo, junto con un numeroso grupo de fugitivos y encuentran las puertas cerradas de la ciudad, porque ya son demasiados los que se han refugiado en ella. Obligado a permanecer fuera de la ciudad, junto con muchos peregrinos, carente de dinero, pasa días sin comer y cuando logra que una viejita le dé del guiso que tenía en su cocina, le ocasiona una grave intoxicación alimentaria, con fiebre, vómito y diarrea (después se entera que la señora guisó un gato), lo que aprovechan otros viajeros para robarle su yegua.

Cuando se recupera logra entrar a Toledo y se entera de que a su yegua la vendieron al albéitar Galib (de origen mahometano). La hija de un vendedor de caballos (Kabirma) llamada Fátima se conduele de su aspecto andrajoso y le ayuda a llegar a la casa del Albéitar y, después de muchos días de esperar a que le abran la puerta, Galib lo acepta como mozo de cuadras. Con el paso de los años, viendo su capacidad para entender a los caballos, decide enseñarle la profesión de Albéitar y hace que su esposa Benazir (muy bella mujer, hija del embajador de Persia), le enseñe el idioma árabe para que pueda leer los libros que, para llegar a ser profesional, debe dominar en ese idioma. Galib era MUDAYAN O MUDEJAR, es decir, musulmán libre, admitido para vivir, rezar y trabajar en tierras castellanas.

Cuando Diego de Malagón tenía 16 años, incendian las caballerizas de Galib y no pudieron salvar todos los caballos de las cuadras. 5 de los caballos que murieron estaban en ellas porque los tenía el albeitar en tratamiento. Los dueños le exigieron el pago de los animales sin que el pudiera pagar el costo total. Para solucionar su problema económico Kabirma le sugiere a Galib, ir a las marismas a atrapar caballos árabes para cubrir las deudas (la yeguada árabe de las marismas estaba resguardada por imesebelen (fanáticos asesinos que protegían al califa). Organizan la expedición a las marismas (cerca de Sevilla, donde los caballos vivían libres), Kabima, Galib y Diego, deciden llevar a las 2 mujeres: Benazir y Fátima.

Tardan 3 días para llegar a las marismas, evadiendo a los sarracenos. Con su dominio de los caballos logran reunir a 5 ejemplares que podían conducir cada uno del grupo y regresan a Toledo pero, en un pinar un imesebelen descubrió a Fátima y la mata de una estocada en el pecho.

Regresan a Toledo lamentando la muerte de Fátima y con los caballos saldan las deudas de Galib.

A Diego le faltaban 2 años más de estudios y preparación para ser considerado Albéitar, cuando Benazir, que se había enamorado de él, trató de seducirlo pero, lamentablemente, Galib lo descubrió con ella, casi sin ropa. Diego para proteger a la mujer se echó la culpa y tuvo que abandonar la casa de Galib, llevando solamente su yegua Sabba, 2 libros y una bolsa con 300 sueldos que había ahorrado.

Diego se dirige a Burgos pero, la intensa nevada hace que casi se le congelen los dedos de las manos y es atacado por una manada de lobos, que muerden a su yegua y a él en las piernas. Tratando de huir pierde los libros y la bolsa de los sueldos. Gracias a la velocidad de la yegua escapan de los lobos y llegan a una posada donde les dan asilo.

Al otro día parten hacia el monasterio de Fitero, cerca de la frontera con Navarra, donde le han dicho que mor Fray Servando, de la Orden de Císter, es un Sanador de Caballos afamado (no acepta el título árabe de albéitar). En el camino se le une un jovenzuelo hambriento que va huyendo de un militar, al que agredió porque golpeó a su madre. Juntos llegan al monasterio donde consiguen asilo, siendo asignado Diego a las caballerizas y Marcos a la cocina como ayudante de Fray Jesús. Marcos descubre que a la biblioteca solo permiten la entrada a los monjes profesados, pero se ingenió para convencer al bibliotecario para que le facilitara libros que llevaba a Diego, destinado por Fray Servando a limpiar las caballerizas y las letrinas de los monjes.

Permanecen en el monasterio 3 años soportando el maltrato de Fray Servando, con tal de seguir estudiando los libros que se agencia Marcos (estiércol de caballos, excrementos humanos, sudor y ciencia son los ingredientes que caracterizan la vida de Diego en el monasterio). Asiste a un torneo y salva la vida de un corcel herido en el cuello durante la justa, en contra de la opinión del sanador de caballos. Diego es aclamado pero su situación con el monje, empeora.

Durante la procesión previa a la justa, conoce (de lejos) a una hermosa dama llamada Mencía, hija de nobles de Santa María de Albarracín, que se enamora de él y está dispuesta a huir con su amado pero, su madre, Doña Teresa, no está dispuesta a dejarla ir con un plebeyo y la obliga a casarse con Fabián Pardo, diciéndole que si no accede enviará a Diego al frente de la infantería, lo que significaría su muerte. Mientras ella contrae matrimonio a Diego lo envían con el ejército que va a luchar contra los sarracenos, solicitado por Don Diego López de Haro y Alan Zayd.

Debido al abuso constante de Fray Servando, Diego no aguanta más y lo golpea, ocasionando con ello que tengan que abandonar el monasterio, dirigiéndose a la villa de Cuéllar donde, desesperado por el matrimonio de Mencía se dedica a emborracharse durante los primeros 5 meses de su arribo a Cuéllar, hasta que un parto pone en peligro la vida de Sabba, porque él está borracho y no logra salvar al potrillo y casi muere la yegua, es que decide alejarse de la taberna y tratar de ser albéitar.

En Cuéllar salva a una mujer llamada Sancha de Laredo, de la golpiza que le propina su marido y, como decide protegerla, hace que el marido se aleje pero, en una noche regresa borracho y empieza a golpearla. Su hija, de 13 años, llamada María lo apuñala por la espalda, matándolo. Al llegar Diego deciden sepultar el cadáver en el piso de la caballeriza.

Diego conoce a un judío (Efraím) que tiene fama de mago y hace curaciones mágicas con excrementos y animales muertos ya putrefactos, lo trata amigablemente pretendiendo aprender sus métodos de curación basados en la cábala.

En Cuéllar se presenta una epidemia de gentes que mueren (Más de 100), sin causa aparente, con alucinaciones, fiebre, convulsiones, temblores, nauseas y abortos de embarazadas y gangrena de las extremidades inferiores que finalmente terminan en la muerte. Diego decide investigar la causa de la enfermedad y descubre que es el cornezuelo de centeno que ha contaminado el grano con que hacen el pan. Decide comprobarlo ingiriendo una solución leve del cornezuelo, lo que le ocasiona que desarrolle el mal. Como está diciendo en voz alta, que sabe como producir la enfermedad, lo escucha su sirvienta, Veturia, y ella decide ir a confesarse, porque tiene miedo. El confesor que la oye en confesión, denuncia a Diego ante el tribunal de la Villa y lo aprenden, acusándolo de ser el causante de las muertes, junto con el judío Efraím. El tribunal los condena a muerte en la horca, lo que tendrá efecto al día siguiente.

En la cárcel comparte celda con un noble: Bruno de Oriarte, que fue aprehendido por escandalizar en estado de embriaguez. Caballero de Calatraba o Salvatierra, se pone de acuerdo con otro caballero de Calatrava para sustituir al verdugo y, además otro que simule ser sacerdote que le dará la bendición a Diego al pié de la horca, colocándole un peto que tiene una protección especial para el cuello, con lo que logran simular su ahorcamiento y rescatan al aparente cadáver, llevándolo al panteón, donde sepultan un costal lleno de tierra en la fosa destinada a Diego.

Los caballeros lo llevan a la fortaleza de Salvatierra, donde lo adiestran para ser espía del Rey, aprovechando su conocimiento del árabe y su memoria fotográfica, para que aprenda las claves especiales y disfrazado de mahometano trate de apoderarse del libro del Corán, del califa Muhammad al-Nasir, donde anota sus proyectos de campaña.

Un año duró su preparación para ser espía y lo envían a Sevilla para tratar de apoderarse del libro, lo que no consiguió, pero, logra interceptar a un mensajero, al que mata y le quita un pergamino con la lista de los espías mahometanos infiltrados en el ejército español.

Mencía tuvo 2 embarazos que terminaron en abortos espontáneos y, al poco tiempo, murió su esposo Fabián Pardo, Caballero Aragonés y Justicia Mayor del Rey, al caerse de un caballo. Entonces al saberse viuda, libre y rica, decide irse a caballo a recorrer los lugares donde había vivido en busca de su amado Diego de Malagón. En Burgos encontró a Marcos quien la acompaña en el recorrido de varios lugares.

La siguiente misión que le asignan a Diego es ir a Sevilla, donde entra por las alcantarillas pero es descubierto y al huir llega a la casa de la embajada de Persia, donde encuentra a Benazir (esposa repudiada por Galib e hija del Embajador) y ella le ayuda a esconderse y tratar de penetrar al palacio del califa pero, son descubiertos por los sarracenos quienes los persiguen al interior de la embajada Persa. Diego se mete por el drenaje y Benazir rehusa seguirlo, diciendo que tratará de detenerlos, lo que hace a Diego mirar como la asesinan.

Diego logra escapar por las alcantarillas y, cuando llega a Salvatierra descubre que ya fue tomada por las tropas sarracenas y han matado a sus moradores y convertidos a las mujeres en esclavas o concubinas del serrallo.

El orbe cristiano fue convocado para acudir en cruzada a Toledo el 20 de mayo de 1212. Acuden caravanas de ultramontanos de Gascuña, Provenza, Languedoc, Pomerania, Bohemia y Germania, que acampan a orillas del Tajo: más de 3000 caballeros, 10000 jinetes y 50 000 hombres entre peones, escuderos y mujeres de unos y otros.

En la cruzada se unen los reyes Alfonso VIII de Castilla, el Arzobispo de Toledo, Don Rodrigo Ximenez de Rada, el adalid Diego López de Haro, el Rey Pedro II de Aragón y el rey Sancho de Navarra. Para luchar contra las huestes del Califa Muhammad al-Nasir, quienes han decretado la YIHAD (guerra santa). Su ejército se calculó en 20 000 jinetes y 60 000 soldados, 80 000 hombres en total, dispuestos a emular al gran Saladino, que conquistó Jerusalén.

Para equipar a los soldados deciden comisionar a Diego, para que al frente de un grupo de caballeros vayan a las marismas por caballos, lo cual logran después de varias escaramuzas contra los sarracenos, regresando con cerca de 1000 caballos.

Después comisionan a Diego, al frente de 100 caballeros y soldados, para que finjan ser desertores y se presenten en el cuartel mahometano, ante el califa, quien ha ofrecido 1000 sueldos a todo el español que deserte y se una a sus fuerzas pero, el califa ordena torturarlos para que digan la verdad y, si no se retractan los decapiten, lo que sucede con muchos de los desertores.

En el campamento de los sarracenos, Diego encuentra a su hermana Estela que se ha convertido en la concubina favorita de el califa al-Nasir (a su otro hermana Blanca la decapitaron porque intentó huir del serrallo) quien lo ayuda a contactar a los mahometanos que están inconformes con la decapitación de su adalid, ordenada por el califa por haber perdido una batalla. Logra convencerlos y en la batalla final, se alejan, separándose de las huestes mahometanas, lo que favorece a las tropas españolas.

En las Navas de Tolosa tiene lugar la batalla final, donde son derrotadas las tropas mahometanas. El califa al-Nasir logra escapar pero muere envenenado un año después.

Finalmente Diego rescata a su hermana Estela y se encuentra a Mencía, su gran amor.

Los Reyes Alfonso VIII de Castilla, Sancho VII de Navarra y Pedro II de Aragón lo nombran Caballero y, como él dice que no desea tener las obligaciones inherentes al cargo, deciden nombrarlo como CABALLERO ALBEITAR DE LOS TRES REINOS.
Delante de todos, Diego de Malagón se pone en pié, alzó la vista al cielo y exclamó:

-PADRE, TODO SEA POR VOS … OS LO DEBO!-

Esta es una historia novelada basada en hechos y personajes reales, históricos, acompañados de ficción del autor.

Señalemos algunos de los hechos y personajes históricos:

Abu Zay= último gobernante árabe de Valencia.
Alfonso IX= rey de León entre 1188 y 1230.
Alfonso VIII= rey de Castilla, Toledo, Extremadura y Asturias, entre 1158 y 1214.
Alvaro Nuñez de Lara=  alférez de Alfonso VIII.
Diego López de Haro= señor de Vizcaya y alférez de Alfonso VIII.
Ibn Qadis= caíd andalusí y último alcaide de la fortaleza de Salvatierra.
Muhammad al-Nasir= hijo de Al-Mansur y también califa. Perdió la batalla de las Navas de Tolosa.
Muhammad Ben Mardanis= Rigió Valencia y cedió Albarracín a los Azagra en 1170.
Pedro II= rey de la corona de Aragón en 1196.
Rodrigo Ximenez de Rada= arzobispo de Toledo.
Sancho VII= rey de Navarra desde 1194.
Yusuf al-Mansur= califa almohade vencedor de la batalla de Alarcos en 1195.

POBLACIONES
Albarracín= pequeño reino de Taifa, dirigido por una familia bereber.
Castillo Fortaleza de Salvatierra= la gobernó la Orden Militar de Calatrava, hasta que fue conquistada por las tropas del califa almohade al-Nasir a finales de 1211.
Cuéllar= Alfonso VI la declaró villa libre tras vencer a los sarracenos.
Titero= ahí se levantó el primer monasterio del Císter en España. Durante el siglo XI.
Marrakech= capital del imperio almohade (en árabe significa: “ciudad de Dios”).
Navas de Tolosa= ahí se celebró la batalla más crucial de la España medieval. Se llama Nava a una planicie húmeda, muchas veces pantanosa.
Marismas= la yeguada de las marismas existió tal como se refiere en la historia.

No hay comentarios: