noviembre 25, 2010

ABORTOS BOVINOS ASOCIADOS CON OXALOSIS RENAL

ABORTO BOVINO ASOCIADO CON OXALOSIS RENAL Y AC. OXALICO EN EL FORRAJE DE SOTO LA MARINA TAMPS.

 Rene Rosiles M., Aline S. de Aluja, Patricia Adame,
Leopoldo H. Paasch M. y Jorge Avila G.
Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia
Departamento de Nutrición. Departamento de Patología
Universidad Nacional Autónoma de México
México, D. F. C. P. 04510

 Las fuentes de oxalatos externos para el ganado son las plantas de los géneros: Oxalis, Beta, Halogeton, Sarcobatos, Amarantos, Rumex, entre otros. Son plantas que llegan a contener entre 3 y 30 % de ac. oxálico en base seca. Además de una gran variedad de zacates y que son palatables para el ganado. Así como el sustrato del crecimiento de algunas especies de hongos del género Aspergillus (níger y flavus).

La oxalosis renal ha sido encontrada en fetos de bovinos abortados en varias partes del mundo como Canadá, EUA, Turquía, Malasia, e  Inglaterra. La información presentada por Schiefer (1) describe la asociación de la nefrosis oxálica en fetos bovinos abortados, además de artrogrifosis, alteraciones cardiacas, paladar hendido, hidrocefalia, transposición de aorta, aplasia segmental intestinal. En otros casos se encontraron: líquido seroso-sanguinolento en cavidades corporales y hemorragias perirrenales. En 545 casos de riñones de casos de abortos, los cristales amarillentos en forma de rosetas con simetría radial se observaron en 257 cuando se usó la luz ordinaria, los cristales no se identificaron fácilmente pero cuando se uso la luz polarizada esto si fue fácilmente identificable al observar la birrefringencia de los cristales. En 27 riñones de becerros recién nacidos de 121 analizados se identificaron los cristales iguales a los de los abortos. Tales depósitos se observaron primariamente en animales más jóvenes. Tradicionalmente se describe que el daño por la oxalosis es debido a la obstrucción por los oxalatos. Estudios recientes sugieren que el ion oxalato no es responsable del daño renal. El ac. oxálico causa desmineralización interna y muerte celular que resulta en una nefropatía. Además los oxalatos inhiben competitivamente la enzima oxidativa del lactato que interfiere no competitivamente con la reducción de piruvato e inhibe la deshidrogenasa. Por lo tanto la demostración de los cristales de oxalatos y las lesiones asociadas es un indicador de la existencia de la toxicosis. En estos casos donde el feto tiene los oxalatos se considera que el acido oxálico a pasado la barrera placentaria. Los signos clínicos que aparecen en la intoxicación por oxalatos son: depresión, anorexia, caída de la cabeza, animales apartados del rebaño, debilidad, incoordinación, intentos de micción, levantarse y acostarse, espuma nasal sanguinolenta, orina café y heces negruzcas.

Las lesiones macroscópicas a la necropsia del feto (Beef-Master) abortado revelaron consistencia friable y color pálido del riñón. Histológicamente la nefrosis oxálica se localizó en los tubos convolutados proximales del nefrón. Los oxalatos se identificaron microscópicamente con tinción de hematoxilina y eosina y por birrefringencia de la luz polarizada. Una vez identificado el problema histológicamente en la necropsia de un feto. Se llevo a cabo el análisis del contenido de oxalatos en las plantas y forraje colectados en los agostaderos del ganado. Este análisis se lleva a cabo por aislamiento del ac. oxálico, para después en condiciones apropiadas unir un átomo de calcio por cada molécula de ac. oxálico y posteriormente medir la cantidad de calcio quelado por cada molécula de ac. oxálico por medio espectrometría de absorción atómica.

En este caso se encontraron plantas y heno con cantidades de hasta 7 % de ac. oxalico. Dato que coincide con nefrosis oxálica en fetos abortados previamente notificados en la literatura universal.

En los estudio bioquímicos sanguíneos se observa hipocalcemia 5.1 mg/100 ml, el BUN se incrementa 28 mg de urea /100 ml/ plasma

Los riñones a la inspección macroscópica son pálidos edematoso y agrandados. La capsula se desprende fácilmente y fluye un liquido color paja. Los cristales birrefringentes se observan en el raspado de la superficie de corte de la corteza renal. Así como reacciones inflamatorias en su alrededor. En otros órganos como el bazo, la glándula adrenal, el corazón y la pared el rúmen se observan hemorragias, cristales de oxalatos y edema en las subserosas.

No hay comentarios: