agosto 23, 2010

Senectud

Ilustración:  Adriana Tejeda

Dr. Felipe Román López


 

SENECTUD = edad senil- vejez. Deriva del latín senectus

SENIL= relativo a los viejos o a la vejez (generalmente después de los 60 años de edad).


 Quiero en este artículo referirme a esta etapa de la vida, que tiene muchas facetas contradictorias por ser vista desde diferentes ángulos: como el final de la vida, como un estorbo para la familia del senecto, como un ser improductivo plagado de males físicos, o peor aún, de males mentales, si presenta demencia senil o en su fase de Altzheimer.
Rara vez son alabados y reconocidos por su sapiencia o sabiduría. Ya no son como en la antigua Roma, los integrantes del Senado, es decir, los sabios que dictan las leyes que rigen a la población pues, actualmente, cualquier ignorante jovenazo llega al Senado, apoyado por su partido político, con una pléyade de asesores de la misma edad.

Ahora, eufemísticamente, se les designa como miembros de la 3ª. Edad o ADULTOS MAYORES, como si esa designación le quitara los años, junto con los tintes para el pelo y las cremas anti-edad.

Yo quiero referirme exclusivamente, a mi manera de ver esta edad, en la que me encuentro. Acabo de cumplir 83 años con 58 de médico, en servicio activo y aún estoy física y mentalmente sano, disfrutando de mi viejentud y de mi 4ª. Edad.

Hace poco, la nieta, de 10 años de edad, de un buen amigo mío, al presentármela, me dijo:-“¿es cierto que tú tienes unas píldoras que sirven para curar la sejuela?”. Me pareció muy gracioso que, a su edad, ya supiera lo que es la sejuela y platicamos muy agradablemente, mientras tomábamos un capuchino en un restaurante (aclaro que ella eligió el café y yo respeté su decisión).

La sejuela tiene muchos síntomas y signos. Relataré algunos por si alguien los ignora: “si un cafecito o un simple express te produce insomnio, si tomarte una cerveza, te manda ipso facto, al pipis room, si diariamente, antes de cenar, te tomas un traguito de Melox. Si ya todo te parece muy caro. Si cada día vez como se van acabando tus ahorros. Si sientes que estorbas en cualquier lado de tu propia casa. Si llegas la edad de los metales: cabellos de plata, dientes de oro, patas de plomo. Si tu úlcera se alborota ante el primer whisky. Si ya prefieres no contemplarte en el espejo. Si levantar una silla te puede herniar. Si una de 25 sería un sueño y una de 40 te parece una mensita. Si te empiezan a decir señor en todas partes o peor, si ya te dicen “don fulanito”. Si todas las mañanas, al levantarte, te duele algo (no necesariamente siempre lo mismo). Si la TV, te da sueño, pero no abandonas el control remoto ni a palos y, sobretodo, si andas siempre con un botiquín de 6 o 7 pastillas o gotitas en los bolsillos, etc. etc… LA SEJUELA está  a punto de enloquecerte. Ni modo, todo indica que estás sejuelado. Pero no te precipites, nos pasa o nos pasará a todos: SE JUE LA JUVENTUD”.

¿Qué puedo sugerirles a los senectos?, ya que estoy en la edad correcta para dar buenos consejos, ya que ya no puedo dar malos ejemplos:

1.- No te amilanes ante la adversidad. No importa cuán grandes sean tus penas, lucha por superarlas.

2.- No te dejes dominar por la apatía: anda siempre pulcramente vestido, bañado, rasurado, con un buen corte de pelo, arregla tu dentadura y, si tienes que usar bastón, hazlo con garbo, sonríe siempre y no te de pena disfrutar de un  buen chiste y cuenta los que te sepas, sin vergüenza. Controla tu salud, vigila tu TA, tu QS, tu antígeno prostático específico, etc., tratando siempre de detectar oportunamente las enfermedades propias de las muchas primaveras vividas.

3.- Mantente actualizado de tu profesión, dedicando muchas horas a leer sobre los últimos adelantos médicos, quirúrgicos, terapéuticos, etc.

4.- Acostúmbrate a leer siempre buenos libros, de los temas que te interesen. Yo leo (aprendí lectura rápida) un promedio de un libro por semana. Tengo una extensa biblioteca y, cuando no tengo libros nuevos releo los antiguos pues, gracias al Alzheimer, me parecerán nuevos, porque ya se me olvidó que los leí hace 20 años o más.

5.- Aprende a manejar computadoras, no para chatear, si no te interesa, sino para escribir tus memorias y cartas a tus amigos y amigas.

6.- Asiste a las reuniones con los compañeros de tu generación (yo asisto a 2 reuniones por mes).

7.- No rehúses trabajar en tu profesión. Yo atiendo mi consultorio particular y, como ya estoy dado de baja en Hacienda, puedo darme el lujo y, además es muy grato, de hacerlo gratuitamente. Además sigo en contacto con diversos especialistas, a quienes les canalizo los pacientes que lo ameritan. Hasta a mi hija MVZ, le envío algunos.

8.-Vigila tu alimentación. Algunos colegas, al ver mis cifras de colesterol, me han dicho: -“quítate la grasa animal” y le he hecho caso pero, no soy vegetariano.

9.-Disfruta de las reuniones con los jóvenes y no te prives de un buen licor, cerveza, tequila, cognac o whisky.

10.- Agrégale todos los etc, etc que quieras…. No dejes de escribir poesía (mi generación 46-51, ha escrito muchos libros de poemas.

Muchos poetas seniles has seguido escribiendo hermosas poesías, a pesar o por su edad. Recordemos algunos versos solamente:

PARA ENTONCES  Manuel Gutiérrez Nájera  Quiero morir cuando decline el día - en alta mar y con la cara al cielo - donde parezca un sueño la agonía - y el alma un ave que remonta el vuelo.

EN PAZ  Amado Nervo  — Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, VIDA - porque nunca me diste ni esperanza fallido - ni trabajos injustos, ni pena inmerecida.--------------Amé, fui amado, el sol acarició mi faz - ¡Vida, nada me debes! - ¡Vida, estamos en paz!

SONETO  Alma fuerte  Pedro B. Palacios ----- No te des por vencido, ni aún vencido - no te sientas esclavo, ni aún esclavo; - trémulo de pavor, piénsate bravo - y arremete feroz, ya mal herido.

LA ORACION DEL PRESO  Salvador Díaz Mirón  ----Señor, tenme piedad, aunque a ti clame - sin fe! Perdona que te niegue o riña - y al ara tienda con bochorno infame!

EL RUEGO  Alfonsina Stormi  -----Que, está la tarde ya sobre mi vida, - y esta pasión ardiente y desmedida — la he perdido, Señor, haciendo versos.

SI TU ME DICES ¡VEN!  Amado Nervo  -----Si tú me dices: ¡Ven!, lo dejo todo. - NO volveré siquiera la mirada - para mirar a la mujer amada.

PUERTA OBSTINADA  Guadalupe (PITA) Amor  ----A veces siento que allí - es donde está tu presencia - porque la extraña insistencia - de no quererte mostrar - es lo que me hace pensar - que solo existe tu ausencia.
CARIÑO  Dr. Jesús García-Luna Cano  -----Estudiando una vez Anatomía, - en cuerpo yerto, de mujer sin nombre, - vi en su mano, un anillo que tenía, - decía “cariño” y solo era de cobre.

MIRA  Dr. David Dávila López  †  (Gen 46-51)  -----Mira que si te vas, vivir no puedo, - Que el sentirte lejana es un tormento, - quiero que estés aquí, no en mi recuerdo, - quiero vivir tu amor, no el sufrimiento.

CALLECITA  Dr. Ildefonso sosa Macías  (Gen, 46-51)  ---Callecita solitaria - callecita silenciosa, - en esta noche brumosa - vengo a contarte mis penas, - tú serás mi confidente, - callecita misteriosa

¡SALUD!  Dr. Ignacio Guzmán Garduño  (Gen 46-51)  ¡Salud! Digamos amigos, - por los años ya vividos, - por los recuerdos queridos - de lo que fuimos testigos.

VEO A DIOS  Dr. David Dávila López  †  (Gen 46-51)  He conocido a Dios y yo lo veo, - lo palpo en mi existir cada momento - lo conozco muy bien, porque en el creo - y está dentro de mí, yo soy su templo.




Cerremos este artículo con: LO QUE PIENSA EL HIJO DEL PADRE:

A LOS SIETE AÑOS: Papá es un sabio, todo lo sabe

ALOS CATORCE AÑOS: Me parece que papá se equivoca en algunas de las cosas que dice

A LOS VEINTE: Papá está un poco atrasado en sus teorías; no es de esta época



A LOS VEINTICINCO: El “viejo” no sabe nada…está chocheando decididamente



A LOS TREINTA Y CINCO: Con mi experiencia mi padre a esta edad hubiera sido millonario



A LOS CUARENTA Y CINCO: No se si ir a consultar con el viejo este asunto. Tal vez pudiera aconsejarme



A LOS CINCUENTA Y CINCO: ¡Qué lástima que se haya muerto el viejo! La verdad es que tenía unas ideas y una clarividencia notables



A LOS SESENTA: ¡Pobre papá! ¡Era un sabio! ¡Qué lástima que yo lo haya comprendido demasiado tarde!


4 comentarios:

Ganso dijo...

Precioso artículo, un verdadero placer leerte abuelo, gracias por seguir compartiendo con el mundo todo tu ser.

Te quiero mucho.
Iván

Ana Román dijo...

Hubo una grave omisión de mi parte, la segunda ilustración de este artículo la realizó Lucía Delgado. Ana María Román de Carlos, editora

Carlos Angeles dijo...

prueba de comentario, para ver si se publica...

Ana Román dijo...

¡Muy interesante y bien escrito este artículo!personalmente modificaría un par de opiniones:
El témino "senil", aún cuando expresado correctamente, tiene en general la asociación con problema mental, personalmente prefiero el de "vejez" al que no le veo nada de equivocado. A mis 72 años lo veo muy correcto.
Un segundo comentario es acerca del mantenimiento de la mente, no considero que lo más interesante pudiera ser ejerciendo la profesión (sea la que sea) creo ser más interesante aprender otra (U otras). Algo diferente que difiera de la vida pasada y presente nuevos retos." Eutimio González Luarca